EMOLTV

¿Chile debe seguir en el Pacto de Bogotá? El debate que se reactiva tras el fallo de La Haya

El acuerdo que aboga por la solución pacífica de conflictos tiene partidarios y detractores. Expertos abordan el significado y las implicancias de este acuerdo suscrito en 1948.

02 de Octubre de 2018 | 08:01 | Por Tamara Cerna y Verónica Marín, Emol

El tratado le da jurisprudencia a la CIJ para resolver conflictos entre países.

El Mercurio
SANTIAGO.- Faltaban aún un par de horas para que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazara la demanda de Bolivia y declarara que Chile no tiene la obligación jurídica de negociar una salida soberana al mar, y el debate en torno al Pacto de Bogotá, también conocido como Tratado Americano de Soluciones Pacíficas, se reactivó.

"Cualquiera sea el fallo en La Haya (Que no implicará cesión de territorio), Chile no debe abandonar el Pacto de Bogotá. La resolución pacífica de controversias bajo el derecho internacional, en oposición a la guerra, es un gran avance de la humanidad", decía en la previa el diputado DC Matías Walker.

Ya conocida la resolución, el abogado y cientista político, Ricardo Israel, opinó ayer: "Sufrimos mucho. Por ello, este triunfo nos debiera dar la confianza para solucionar el problema definitivamente, ya que vendrán otros recursos de Bolivia. Es decir, retirarnos del Pacto de Bogotá. Y no hay consecuencia negativa alguna para Chile".


Misma línea adoptaron días antes del fallo el ex embajador en misión especial, Gabriel Gaspar (PS); el general (r) Óscar Izurieta; el profesor titular de Relaciones Internacionales de la Facultad de Derecho de la U. de Chile, José Rodríguez Elizondo y el abogado y diplomático Eduardo Rodríguez Guarachi.

Mientras que ayer el ex embajador Fabio Vio tildó el juicio como "absolutamente innecesario" y afirmó a La Segunda que "nos expone al abuso de países que crean causas artificiales".

"La orientación básica del Pacto de Bogotá es positiva, al obligar a buscar soluciones armoniosas a los conflictos, a través de un tribunal internacional. Sin embargo, nos expone al abuso de países que crean causas artificiales, que fuerzan a Chile a concurrir a un tribunal a defenderse y perder cinco años y recursos económicos", expresó.

Y continuó: "Las relaciones con nuestros vecinos han sido muy complejas históricamente y tener un instrumento que nos obligue a ir a una Corte no es conveniente".

Antes, el senador de Evópoli Felipe Kast, en diálogo con La Tercera, también manifestó su recelo, señalando que el Pacto de Bogotá "ha traído costos para Chile".

"El Pacto de Bogotá tiene ventajas como lo tienen en general los mecanismos que le dan jurisdicción a una Corte que tiene la historia, prestigio y jurisprudencia"

Abogada Paz Zárate

Estos planteamientos, sin embargo, no convencen al ex canciller Ignacio Walker, quien enfatizó en su cuenta de Twitter: "Alguien insistirá en la peregrina idea de que Chile tiene que retirarse del Pacto de Bogotá de 1948??¡¡ (sic)".

El debate, que vuelve cada vez que el país tiene un enfrentamiento con uno de sus vecinos, se reactiva y toma fuerza. Pero ¿qué debería hacer Chile?.

Mecanismo de jusrisdicción


En conversación con Emol, el analista político Guillermo Holzmann, indicó que "esa decisión hay que tomarla el próximo año, porque requiere una estrategia por parte de Chile. Considero que (el Pacto) es un instrumento del siglo XX y que Chile, con todos los acuerdos y tratados de libre comercio que tiene, maneja otras instancias que también le sirven de resolución de conflicto".

Así, añade que un pacto del siglo XXI sería uno que vele por otras instancias antes que la Corte, como lo sería la búsqueda del diálogo o instalación de mesas de trabajo. "El salirse de la CIJ no significa que Chile quede alejado desde el punto de vista jurídico, sino que tiene mayor libertad para cumplir sus intereses".

"Salirse de la CIJ no significa que Chile quede alejado desde el punto de vista jurídico"

Guillermo Holzmann

En tanto, la abogada especialista en Derecho Internacional, Paz Zárate, cuestionó las duras declaraciones que han realizado algunos políticos y juristas sobre el tratado.

"El Pacto de Bogotá tiene ventajas como lo tienen en general los mecanismos que le dan jurisdicción a una Corte que tiene la historia, prestigio y jurisprudencia de la CIJ. Yo no soy favorable a la idea que los arbitrajes ad hoc sean mucho mejores que una instancia estable como esta", expresó a Emol.

Zárate también recalcó que de salirse del Pacto, "siempre van a haber otros mecanismos donde existe el consentimiento de Chile a la jurisdicción de la CIJ. La ventaja del Pacto es que ese consentimiento existe respecto de la región y que nos ha permitido ahora, pese a ser demandados, ponerle un punto final a un problema que se arrastraba con un vecino que muy insistente decía que teníamos una obligación de tipo jurídico".

A su juicio, este hecho "abre una nueva página de relaciones entre Chile y Bolivia", como ocurrió hace un tiempo con Perú.

"La orientación básica del Pacto de Bogotá es positiva, al obligar a buscar soluciones armoniosas a los conflictos, a través de un tribunal internacional. Sin embargo, nos expone al abuso de países que crean causas artificiales"

Ex embajador Fabio Vío

Pero Chile no ha sido el único país que ha puesto en discusión el Pacto. De hecho, Colombia lo hizo en 2012 luego que dicha Corte emitiera un fallo que determinaba quitarle decenas de miles de kilómetros cuadrados a favor de Nicaragua.

El ex Presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró a Reportajes de El Mercurio, en su edición del domingo, que la decisión no tuvo consecuencias "desde el punto de vista de la comunidad internacional".

"Nacionalismo trasnochado"


En tanto, el diputado de Revolución Democrática y presidente de la comisión de RR.EE. de la Cámara, Pablo Vidal defendió la permanencia de Chile en el Pacto de Bogotá.

"Instancias como la CIJ le hacen bien a países pequeños como el nuestro, cuando tiene que enfrentarse a diferencias con otros países", manifestó.

1948año que el Pacto lo suscribieron la mayoría de los países de América latina

Añadió que por esto, "siempre creímos que no era correcto condicionar la permanencia al Pacto de Bogotá a la sentencia" y que esta fue "tan categórica y contundente, que cualquier llamado a salirse no es más que un nacionalismo trasnochado completamente fuera de lugar. Se demostró que instancias multilaterales como la CIJ pueden ser incluso favorables para los intereses de nuestro país, cuando los argumentos son sólidos y contundentes".

De abandonar el pacto, concluyó Holzmann, Chile no sufriría repercusiones, ya que "este depende de la voluntad de los países", sin considerar que además siempre se podrá recurrir a la Corte con sede en La Haya en caso de requerirlo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones Especiales Digitales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores