A cuatro meses de la COP25: Argumentos para rebatir a los escépticos del cambio climático

La evidencia científica que demuestra los efectos del fenómeno es abundante. Aún así, hay personas -incluso grandes líderes mundiales- que se niegan a aceptar que la Tierra está siendo fuertemente afectada por los actos del ser humano. Aquí, el cómo se pueden persuadir según diversas personalidades.

02 de Agosto de 2019 | 08:06 | Por Equipo Actualidad y Multimedia, Emol
JM Vilches, Emol
SANTIAGO.- Durante el mes de julio recién pasado solo se registraron 8,4 milímetros de agua caída en la zona central del país. Este dato, de acuerdo a la Dirección Meteorológica, lo convirtió en el cuarto más seco desde 1973 y, según precisaron desde la Oficina de Servicios Climatológicos, es un fenómeno que viene ocurriendo desde el invierno de 2010.

"Europa es un horno", titularon algunos medios del viejo continente al anunciar que 12 países estaban en alerta roja por las altas temperaturas del verano del hemisferio norte, donde los termómetros no bajaron de los 40°C y en algunos casos alcanzaron cifras récord. Por otro lado, la prensa norteamericana informó en enero de este año de una ola de frío ártico y nieve en varios de sus estados.

Pese a estos extremos en diversos rincones del planeta, hay personalidades que evitan creer que son parte de un mismo fenómeno. El Presidente de EE.UU., Donald Trump, ha manifestado sus dudas de que realmente todo sea atribuible al cambio climático y, tras llegar a la Casa Blanca, una de sus primeras medidas fue retirar a su país del Acuerdo de París, que impone medidas para la reducción de gases de efecto invernadero, y que fue firmado por 195 países.

"El concepto del calentamiento global fue creado por y para los chinos, para hacer que la manufactura estadounidense sea menos competitiva", dijo el Mandatario. "Está muy cara la patraña del calentamiento global, tiene que parar", fue otra de sus declaraciones.

En América Latina, el Presidente Jair Bolsonaro, decidió retirar la oferta de Brasil para ser sede de la Cumbre del Clima 2019 (COP25). Tras esto, Chile ofreció ser el anfitrión y el evento más importante en esta materia se realizará en Santiago en diciembre.

El Presidente Sebastián Piñera ha manifestado una opinión absolutamente distinta a esos dos mandatarios. De hecho ayer, en medio de la celebración del Día del Campesino, señaló que "estamos enfrentando un fenómeno de cambio climático, de calentamiento global que está cambiando el clima, y Chile es un país que está entre los más afectados por el cambio climático de acuerdo a todos los estudios internacionales".

"Por eso, queremos hacernos cargo para que el cambio climático no nos pase por encima, quiero que seamos capaces de anticiparnos, de mitigar ese cambio climático, de adaptarnos a ese cambio climático y vamos a tener una tremenda oportunidad cuando tengamos la COP25 en diciembre en nuestro país de hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo", recalcó.

Sin embargo, así como Trump y Bolsonaro hay otros que aún se declaran escépticos de que efectivamente el cambio climático exista por la acción humana y argumentan que los cambios de temperatura se deben a oscilaciones naturales del ciclo de la Tierra. Emol consultó a políticos, empresarios y científicos, a los que se les preguntó qué le dirían a ellos. A cuatro meses de la trascendental cumbre que se realizará en el Parque Bicentenario de Cerrillos, revisa aquí sus respuestas y análisis.

¿Qué mensaje le daría a un escéptico del cambio climático?
Se puede ser escéptico de una hipótesis, pero no ante una evidencia. El cambio climático es una realidad hoy. La ciencia, a través del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), nos entregó un informe que demuestra la gravedad del aumento de temperatura global y la necesidad de actuar con urgencia.

Hoy se registran las más altas concentraciones de gases de efecto invernadero en la historia. La intensidad y frecuencia de los eventos climáticos extremos se ha intensificado, especialmente hacia los Polos: Sequías extremas y prolongadas, fuertes olas de calor, aluviones, derretimiento de hielos, fuertes incendios forestales, entre muchos impactos. Por eso hemos sido enfáticos en la necesidad de actuar hoy y de manera responsable y global.
Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente
A un escéptico del cambio climático lo invitaría a leer los informes técnicos que han producido cientos de científicos y científicas alrededor del mundo respecto a distintos temas que tienen que ver con esta realidad, en ámbitos como ecosistemas terrestres, océanos y Antártica, por nombrar algunos. Los invitaría a revisar la contundencia de los datos que existen respecto a cómo está cambiando nuestro ambiente producto de la acción humana, cómo ha aumentado la temperatura, cómo se han acidificado los océanos y cómo ha aumentado el nivel de mar. Los invitaría a prestar, además, mucha atención a cuáles son los escenarios futuros y darse cuenta que incluso aquellos escenarios optimistas son en extremo preocupantes. Los invitaría, entonces, tomando esa información, esa evidencia contundente, a pensar en cómo podemos -en conjunto- encontrar soluciones para detener estos cambios y, por otro lado, para adaptarnos frente a las consecuencias que ellos están provocando. Los invitaría a sumarse a un desafío planetario que es urgente e ineludible.
Andrés Couve, ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación
Les diría que yo no conozco a ningún escéptico. La evidencia del cambio climático hace rato que no está en los papers científicos y en el entendimiento científico que generamos, sino que está en la experiencia día a día de la población de un sinnúmero de países, condiciones y rincones del mundo. Pensemos en las tres olas de calor gigantescas que hubo en Europa, los incendios forestales ahora en Siberia o la sequía de casi ya 10 años que llevamos en el centrosur del país. Es difícil no verlo, de no sentirlo... por lo tanto hay una necesidad muy urgente a tomar acción y en eso estamos en esta recta final de 4 meses que nos quedan para movilizar al mundo y sobretodo Chile: que entiendan qué significa y qué significa enfrentarlo, porque requiere un compromiso de cada una y cada uno de nosotros.
Maisa Rojas, climatóloga y coordinadora del grupo científico en COP25
Para James Hansen, uno de mis mentores, el negacionista climático no sólo es el que no cree en el cambio climático, sino también el que dice que es un problema grave, pero no acompaña eso de una respuesta contundente de cómo abordarlo. Los dos meses pasados han sido los más cálidos de la historia registrada. La escasez hídrica es un problema en cada vez más países. Los alimentos están subiendo sus costos. Esta evidencia ha causado a los pocos científicos escépticos que conocía en Chile a cambiar de parecer. Quien a pesar de la evidencia no cambia de parecer, es porque se aferra a la ideología. De la misma forma que hay terraplanistas, también hay negacionistas al cambio climático, que se aferran a algunas páginas de dudosa calidad científica, videos de YouTube, para reafirmar sus ideas sin tener la honestidad intelectual de un debate con evidencia.
Marcelo Mena, ex ministro del Medio Ambiente del Gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet
La ciencia es absolutamente contundente en constatar cambios en el clima del planeta, como aumentos de temperaturas promedio y nivel del mar, o variaciones en las precipitaciones. Se ha observado una relación con la frecuencia y severidad de eventos extremos como olas de calor alcanzando nuevos máximos, aluviones, inundaciones y sequías. Los científicos además han establecido vínculos entre estos cambios en el clima con las emisiones de gases de efecto invernadero como el CO2, producido por la quema de combustibles fósiles, alcanzando niveles y a una velocidad nunca antes vistos en la historia del planeta. Para dimensionar el impacto basta considerar como analogía los efectos del aumento de 37º a 38,5º C en el cuerpo humano.
Claudio Seebach, presidente Ejecutivo Generadoras de Chile
Los escépticos del Cambio Climático no aceptan la consensual e irrefutable evidencia científica de que es el mayor desafío que ha enfrentado la humanidad, porque priorizan utilidades y privilegios por sobre los riesgos de extinción masiva que implica el calentamiento global. Ellos no van a cambiar su mezquina actitud, porque el egoísmo individualista es parte de su (auto) destructiva naturaleza. El llamado es a todos los otros seres humanos a redoblar esfuerzos y ser sujetos cotidianamente activos en forjar una relación con el medio ambiente, que permita -pese a los negacionistas- la continuidad evolutiva en este mismo planeta.
Senador Guido Girardi (PPD), presidente de la comisión Desafíos del Futuro del Senado
El 66% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo está concentrada en apenas 10 países, entre los que se cuentan China, Estados Unidos, India, Rusia y Japón. Chile, por su parte, apenas contribuye con el 0.24% de las cuestionadas emisiones. Sin embargo, somos los organizadores de la COP25. Un evento donde vienen miles de científicos y activistas de la burocracia ambiental mundial a discutir sobre cómo países en vías de desarrollo, tienen que hacerse cargo de los problemas de los grandes emisores del mundo.

Yo no niego que todos tenemos que hacer esfuerzos por contribuir a cuidar nuestro medioambiente, pero es injusto que países como Chile tengan que gastar millones de dólares en financiar estos eventos que sirven de poco y nada. Debemos atender las urgencias más importantes de Chile como la salud, la vivienda o la educación. Cuidar nuestro medioambiente y contribuir a un mundo mejor, no puede ser a costa del bienestar de los chilenos. Que una activista venga en bote y no en avión, no va a salvar al mundo ni va a contrastar las miles de personas que viajarán en avión a Chile, dejando una "huella" imborrable en el medioambiente..
José Antonio Kast, ex candidato presidencial y líder del Partido Republicano
El mensaje que ha dado la ciencia es inequívoco y no hay duda que el calentamiento climático es causado por la actividad que ejercen los hombres sobre este planeta. Hay mucha evidencia científica de todo tipo de interdisciplinas, pero si no creen en la ciencia —que ese es el punto— les diría que piensen en las consecuencias que ya estamos observando y les pediría que nos den soluciones pensando en el futuro de la humanidad, en sus hijos y en sus nietos. Porque en la historia geológica del planeta no han habido cambios tan acelerados como los que estamos observando, y si los hubo no ha estado el homo sapiens en el planeta para contarlo. Todos tenemos que ser proactivos y entregar soluciones al aumento del nivel del mar, a la sequía, al cambio de uso de suelo, a la licitación del océano, a los eventos extremos y todo este tipo de fenómenos que tienen una mayor aparición y que afectan a las poblaciones. Sin ir más lejos, a los chilenos.
Laura Farías, Doctora en Oceanografía de la Universidad de Concepción
Los que aún no quieren creer en el cambio climático y sus efectos, o peor aún, aquellos que sabiendo que este proceso está ocurriendo en nuestro planeta y lo niegan, realmente o no tienen hijos o no les importan. Acá estamos hablando del futuro planeta que le dejaremos a nuestros descendientes. Los efectos están a la vista, no sólo en temas meteorológicos, en la sequía que esta avanzando en forma alarmante en varias regiones de nuestro país, en la drástica disminución de las especies tanto terrestres como en el mar y en el deterioro de los pocos pulmones verdes que le quedan al planeta. Crecer por crecer sin medir las consecuencias nos va a pasar la cuenta, pero por suerte aún somos más los que tenemos conciencia y queremos proteger el futuro de la tierra, pero debemos hacernos escuchar y silenciar a los escépticos que tiene otras intenciones, mucho menos valorables para la humanidad.
Senador Francisco Chahuán(RN), integrante de la comisión Desafíos del Futuro
Si a alguien no le convence la evidencia científica, lo invitaría a visitar territorios y comunidades en Chile. Ir a Toconao, Petorca, Puchuncaví, Curarrehue o Coyhaique. Que los vecinos y vecinas le cuenten sobre la sequía constante, el aumento de los aluviones, la multiplicación de los incendios, las olas de calor y la pérdida de biodiversidad. Pocas veces la ciencia, el conocimiento local y la experiencia práctica han estado tan alineados.
Manuel Tironi, sociólogo del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres
Yo le diría a los negacionistas y a los escépticos del cambio climático que visiten Putaendo, donde por ejemplo han muerto de sed y de hambre 2.500 cabeza de ganado. Que visiten el sector del Aconcagua donde ya han tenido que perforar pozos con una profundidad inédita porque a 10 metros ya no se encuentra agua. Por la sequía, cientos de hectáreas se han secado, hectáreas de agricultura familiar, campesina, que ha dejado cesantía, que ha dejado en la vulnerabilidad a muchas familias de sectores rurales. Que vengan, que lo vean con sus propios ojos, que el calentamiento global es hoy un factor de preocupación central en el mundo.
Diputado Diego Ibáñez (CS), integrante comisión de Medio Ambiente de la Cámara
No es momento de creer o no creer. Es tiempo de actuar, de involucrarse, de dejar la galería y entrar a la cancha. El BID dijo hace poco que América Latina y el Caribe son altamente vulnerable a los impactos del cambio climático y que sus efectos en el mar, la temperatura y las precipitaciones se traducirían en un costo anual de aproximadamente de 2 a 4% del PIB de la región. Por ello, hay que dejar de esperar que sólo el discurso sea lo que brille y que todo lo haga el Estado: hay que ser parte de la fuerza de cambio de una crisis que amenaza seriamente la protección y el bienestar de todos nosotros, de las futuras generaciones y la vida que hoy conocemos en el planeta.
Michel De L'Herbe, consultor en Gestión de Emergencias
El calentamiento global está afectando a la agricultura e incidiendo en la disminución de la biodiversidad. Ya vemos sus efectos: tenemos menor disponibilidad de agua, mayor erosión y más contaminación, y como consecuencia, podría crecer el riesgo de inseguridad alimentaria en el planeta. Esto amenaza la existencia de la humanidad, por lo que no debe tomarse a la ligera. Necesitamos de acuerdos globales urgentes para que ningún país gestione erróneamente esta crisis.

Desde la SNA, celebramos el liderazgo del gobierno para ofrecer a Chile como sede de la COP25, ya que la ciudadanía podrá interiorizarse mejor esta realidad e involucrarse en su solución. También es una instancia para que entendamos que lo económico y lo medioambiental están íntimamente relacionados: no podemos solucionar problemas medioambientales a costa de la economía, como tampoco viceversa.
Ricardo Ariztía de Castro, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura
Lo que tienen que hacer es revisar los datos objetivos. Es cosa de analizar lo que está pasando y cómo nuestro país ha ido cambiando y variando por una serie de elementos que efectivamente van generando un daño climático, medioambiental profundo. Por ejemplo yo represento la región de Valparaíso y estamos viviendo un problema de sequía sumamente profundo y crónico. Donde vemos que mucha de nuestro agricultura rural campesina está desapareciendo porque efectivamente los pequeños agricultores no tienen agua para poder cultivar sus predios. Y desgraciadamente no tienen cómo llevar el pan a su mesa. O aquellos que se dedican a la ganadería, lo mismo, no hay alimentos, no hay forraje, pero tampoco hay agua. Entonces el que crea que esta situación es por arte de magia, les diría que es una ignorancia tremenda, porque el cambio climático desgraciadamente existe, no solamente en Chile sino que prácticamente en todo el mundo. Es cosa de ver cómo en otros países, mientras nosotros estamos con frío y sequía, en otros hay olas de calor que son francamente terribles, extremas, nunca antes vistas, y eso tiene que ver precisamente con el cambio climático.
Diputada Camila Flores, integrante de la comisión de Recursos Hídricos
El escepticismo frente al cambio climático, incluida la negación de su origen antropogénico no solo implica una mirada errada y que choca de frente con el consenso científico, sino que se instala desde una mirada habitualmente interesada, egoísta e incluso moralmente repudiable. Visto así, es un caso clásico del denominado dilema o drama de los comunes. Es decir, un caso en que una serie de sujetos autointeresados , actuando racionalmente, son capaces de tomar decisiones que culminan agotando un recurso aún cuando saben que al hacerlo todos ellos serán perjudicados en el largo plazo. Y es que es ese elemento, o idea de que el cambio climático es algo que afecta a otros, en otros países, o en un futuro que se ve lejano, es la gran trampa de esta tragedia. La mala noticia para los escépticos es que ese largo plazo, ese futuro, ya está aquí.

Chile al igual que el resto del mundo, enfrenta un nuevo escenario en materia de cambio climático y emergencias relacionadas. Sólo un dato que habla por sí solo: casi la mitad de los desastres naturales relevantes que han azotado al país desde 1960 a la fecha, han ocurrido en los últimos 5 años, según datos del Ministerio del Interior.
Rodrigo Castillo, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas
Ya no existe espacio para escepticismos, las señales son claras en el día a día y también en nuestros ecosistemas. Los organismos acostumbrados por millones de años a un ecosistema muy estable y frío están siendo expuestos a una serie de cambios físicos (ej. mayor temperatura del agua, derretimiento de los hielos). Existe un notable aumento en la variabilidad climática, ya se han registrado temperaturas sobre los tres grados. El calentamiento hará que los hábitats presenten condiciones más benignas para especies invasoras que por millones de años estuvieron ausentes de ellos. Sin duda, esto cambiará para siempre la Antártica como la conocemos hoy.
César Cárdenas, biólogo marino del Instituto Antártico Chileno
El Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) ha alertado sobre las graves consecuencias que tendrá un calentamiento global de 1,5 grados Celsius. Chile, considerado entre los países más vulnerables, ha sufrido recientemente eventos como los incendios forestales de 2017, aluviones, sequía e inundaciones. Es por ello que los chilenos están emprendiendo una serie de acciones para enfrentar estos eventos, no tan sólo a nivel reactivo, sino en forma preventiva.

Hoy estamos discutiendo el contenido de una Ley Marco de Cambio Climático, que esperamos pueda contener directrices para todos los sectores económicos a fin de que impulsen acciones de mitigación y adaptación eficientes.

Como industria, tenemos un compromiso de intensificar acciones como la eficiencia energética e hídrica, la economía circular, la incorporación de energías renovables a la matriz eléctrica. Además, estamos conscientes del riesgo climático y estamos desarrollando mecanismos para evaluarlo y gestionarlo, a fin de abordar la vulnerabilidad de manera integral y de largo plazo.
Diego Hernández, presidente Sociedad Nacional de Minería (Sonami)
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores