Unas en paro, otras abiertas o con clases a distancia: El panorama de las Universidades en medio de la crisis social

Con horarios más cortos, sin exigir asistencia y con evaluaciones más flexibles, muchos planteles están intentando adaptarse a las actuales circunstancias para poder cerrar el semestre.

23 de Noviembre de 2019 | 09:22 | Por Natacha Ramírez, Emol

La tecnología ha sido fundamental para enviar material, hacer evaluaciones e implementar "aulas virtuales".

El Mercurio
SANTIAGO.- Disímiles escenarios enfrentan actualmente las distintas universidades del país, cuyo funcionamiento también se ha visto afectado por el estallido social.

Mientras algunas permanecen sin clases –debido a paros, tomas o por decisión de los directivos–, otras ya han retomado las actividades, muchas de ellas otorgando flexibilidad para que estudiantes y académicos puedan cerrar semestre.

Entre las universidades que se encuentran con paros está la Universidad Católica del Norte, donde los alumnos están movilizados en apoyo a las demandas sociales. Hace unos días revalidaron la medida y votaron por mantener el paro por al menos dos semanas más. Mientras la universidad aún no toma una decisión sobre cómo concluirá el semestre.

Otro plantel que está en la misma situación es la Universidad Católica del Maule, donde los estudiantes, de la sede de Talca, acaban de aprobar mantener la paralización por dos semanas más, hasta el 5 de diciembre, en respaldo a las movilizaciones en el país.


La Universidad de O'Higgins también tiene todas sus carreras en paro, y los estudiantes también votaron hace unos días por mantenerlo otra semana. Hasta el momento, tampoco se ha decidido nada sobre cierre de año. En la Universidad de Aysén los estudiantes también se mantenían en paro (al menos hasta ayer), sumándose a las movilizaciones en el país, y en la tarde de ayer votaban si mantenía o no la medida.

Hay otros planteles que están sin clases, pero por decisión de los órganos universitarios. Es el caso de la Universidad de Talca, donde las clases están suspendidas desde el 21 de octubre, por acuerdo del Consejo Académico.

En la Universidad Federico Santa María las actividades docentes también se mantenían suspendidas esta semana, ya que "no están dadas las condiciones que garanticen que las clases puedan desenvolverse con normalidad", según explica el Director General de Docencia, Gonzalo Fuster. Dice que "la situación es analizada continuamente por las autoridades, en comunicación con las organizaciones estudiantiles" y que "se tomará la decisión de volver a clases cuando estén dadas las condiciones". Allí se han estado realizando jornadas de reflexión y cabildos, para discutir sobre la situación del país.

Parecido es lo que ocurre en la Universidad de Santiago, donde tampoco hay clases y se están realizando jornadas de reflexión. El cierre del semestre se extendería hasta enero.

En la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) también se mantuvieron sin clases esta semana, debido a que "no están dadas las condiciones de acceso fluido al transporte público para una normal asistencia de estudiantes y funcionarios". De todas formas, sus campus permanecen abiertos.

La Universidad Central es otra que está sin actividades académicas, y el Director de Comunicaciones Corporativas, Sergio Escobar, explica que "las distintas facultades están realizando actividades de carácter social y académicas para la comunidad, en las cuales participan académicos, estudiantes y abierto a los vecinos del entorno a la universidad".


La Universidad de Concepción también se ha mantenido con clases suspendidas en todos sus campus por decisión del consejo académico, para "reguardar la seguridad de la comunidad universitaria". Pero el jueves esa entidad, tras evaluar de nuevo la situación, decidió que, a partir de este lunes, se retomarán gradualmente las actividades académicas. Dicen que la idea es que estudiantes y docentes reprogramen en conjunto las actividades para finalizar el semestre, y que habrá "marcha blanca" y "flexibilidad horaria".

En la Universidad de Playa Ancha (UPLA) decidieron reanudar esta semana las actividades administrativas y académicas, no así las clases.

En tanto, en la Universidad de Chile hay diferentes situaciones: Se mantiene tomada la casa central, por un grupo de estudiantes de Filosofía y Humanidades; mientras que la ocupación que había en la Facultad de Derecho se bajó el jueves. El resto de los campus permanecen abiertos, y hay algunas carreras con clases y otras no. En postgrado las actividades son normales.

Horarios más cortos y clases a distancia


Hay otras instituciones que ya están con clases normales, en forma presencial, algunas con un horario más reducido considerando la situación de la ciudad y del transporte.

La Universidad del Desarrollo está con clases normales, aunque más acotadas –hasta las 17:25 horas–, y esperan cerrar el año en las fechas acordadas. En la Universidad Diego Portales también están en clases con un horario más corto –entre las 9:00 y las 16:00 horas–, excepto algunas carreras. Y en la Universidad de Los Andes están en periodo de exámenes, con normalidad.

En la Uniacc los alumnos de programas diurnos están en clases presenciales, hasta las 17:00 horas; y en los vespertinos se modificaron los horarios, debido a que el Metro está cerrando más temprano. En la Universidad SEK las clases también se reanudaron a principios de noviembre, tanto en diurno como vespertino.

La mayoría de las universidades que han retomado sus actividades académicas están implementando fórmulas flexibles para poder cerrar adecuadamente el semestre.


Así lo está haciendo la Universidad Católica, que ha decidido otorgar "máxima flexibilidad en la entrega de los contenidos de los cursos, para que la asistencia, en lo posible, no sea obligatoria". También modificar la forma y fechas de las evaluaciones, dar la posibilidad de retiro adicional de un curso hasta final de semestre y exámenes recuperativos en enero. Los campus están funcionando hasta más temprano y se dispusieron buses de acercamiento.

En la Universidad Católica Silva Henríquez se implementaron "medidas excepcionales" y "ajustes en los módulos" para poder terminar el semestre. Las clases se programaron en horario reducido –entre las 10:00 y las 17:40 horas–, sin clases presenciales en el primer módulo. También se redujo la "presencialidad" de cada módulo, de 80 a 50 minutos, y la diferencia se suplió con el "apoyo de aulas virtuales". También se eliminó el requisito de la asistencia en algunos casos.

La Universidad Andrés Bello, en sus sedes de Santiago, Viña del Mar y Concepción, también ha recurrido a la "flexibilidad" para realizar la actividad docente. Así, se ha levantado la asistencia obligatoria en las asignaturas que lo establecían y aplicado "nuevos formatos de evaluación y entrega de contenidos de manera virtual/online cuando lo amerite".

En tanto, la Universidad Adolfo Ibáñez ha dispuesto que las clases sean "en formato reducido", para "resguardar la seguridad y un tranquilo regreso a los hogares". Además, los profesores podrán hacer cambios en la programación, número y tipo de evaluaciones, y "podrán utilizar tecnología para desarrollar sus clases y evaluaciones a distancia". Este semestre tampoco se exigirá el requisito de asistencia obligatoria en ninguna asignatura, se suspenderán los exámenes reprobatorios y se permitirá eximir a parte de los estudiantes.

En la Universidad Finis Terrae las clases también se están desarrollando con flexibilidad horaria y se modificó el calendario (con clases hasta el 6 de diciembre, exámenes finales entre el 9 y 20 de diciembre, y el cierre de actas finales el 3 de enero). "Ante el actual contexto social que enfrenta el país, todos los equipos académicos han trabajado para buscar alternativas que nos permitan conciliar el bienestar de nuestros estudiantes y funcionarios con el adecuado cierre del año académico", explica el rector, Cristian Nazer.

La Universidad de Los Lagos también se encuentra sin clases presenciales. En la Universidad Alberto Hurtado indican que las actividades formativas se están desarrollando "en diferentes formatos". La Universidad de las Américas está con clases en forma presencial y remota, con horarios y asistencia flexible. Y la Universidad Academia de Humanismo Cristiano está cerrando el semestre con "diferentes dispositivos, atendiendo a la realidad de cada carrera".

La Universidad Santo Tomás –así como el IP y CFT– señala que está otorgando "flexibilidad, tanto de asistencia como de formatos de aprendizaje", con "uso masivo de aulas virtuales, que complementan las clases presenciales", junto con "tutorías de apoyo y exámenes de repetición durante enero". Tampoco habrá reprobaciones de asignaturas por inasistencia.

La Universidad Bolivariana también está aplicando "recursos tecnológicos" para enviar material elaborado por los docentes. Y en la Universidad de Aconcagua están retornando las actividades paulatinamente, siendo "muy flexibles" y esperan terminar el semestre con dos semanas de retraso.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores