El Gobierno ante marzo: Reformas, orden público, el Plebiscito y un posible cambio de gabinete

Los ministros saben que el mes que comienza será para algunos la prueba de fuego que determinará si continúan o no en el cargo, mientras que otros solicitaron su salida gatillando el ajuste en La Moneda.

28 de Febrero de 2020 | 08:00 | Por Verónica Marín y Natacha Ramírez, Emol
Aton
"El Gobierno se ha preparado para resguardar el orden público e impulsar un marzo de acuerdos", dijo el Presidente Sebastián Piñera demostrando su atención por el mes que comienza el domingo y que ha mantenido en alerta al oficialismo durante todo el verano por eventual recrudecimiento de los hechos de violencia.

En el inicio de este marzo sin duda no es como el de cualquier otro. En este tercer año en La Moneda, el Mandatario y su administración se juegan algo más, en el contexto de la crisis social, con la carga de demandas ciudadanas, para lo cual en el Ejecutivo consideran clave retomar la agenda ya presentada en el Congreso.

Es tan relevante lo que ocurra –algunos incluso temen que de recrudecer la violencia estaría en riesgo el Plebiscito- que no se descarta un cambio de gabinete. Algunos lo dan por hecho, pero la incógnita es más bien la magnitud de este. Es ahí cuando la capacidad negociadora y de liderazgo de los ministros cobra especial importancia.

Los secretarios de Estado arriesgan entonces la continuidad en su cargo según cómo enfrenten estos próximos 31 días. Otros desde ya se mentalizan fuera de sus carteras y lo hacen pensando en el proceso constituyente que enfrenta Chile.

Blumel, entre la seguridad y los acuerdos


Lo ocurrido recientemente en Viña del Mar en el marco del Festival inquietó a La Moneda dado que existió un plan de seguridad que, si bien evitó desordenes en la Quinta Vergara, no logró controlar los desmanes en el resto de la ciudad.

Existe la aprehensión de que hoy se desarrollen nuevos hechos de vandalismo en Santiago y la Ciudad Jardín, considerando la última noche del certamen y regreso de los capitalinos a la región, pero a la vez en La Moneda hay confianza en las coordinaciones que se han realizado entre el Ministerio del Interior y las policías.

Las mismas conversaciones ya han existido ante el domingo 8 y lunes por la conmemoración del día de la Mujer que espera una alta concentración de personas en Plaza Baquedano y otros puntos del país.

En ese contexto el rol del titular de Interior, Gonzalo Blumel y de su subsecretario, Juan Francisco Galli, cobra especial relevancia. El ministro -militante Evópoli- se hizo conocido por su perfil negociador y tono cercano al estar al mando de la Segpres, y asumió esta cartera en el último ajuste tras 18-O generando la sorpresa de muchos.

Hay voces al interior del Gobierno que señalan que no se le ha visto cómodo con los temas de orden público. Además las diferencias con algunos partidos de Chile Vamos y las complicaciones para ordenar a la coalición le han hecho más dura la tarea. Por otro lado, mientras estaba en la Segpres su labor era mantener una buena convivencia con los parlamentarios, lo que incluso fue reconocido por algunos de oposición, pero ahora desde este cargo hasta ha debido incluso cuestionarlos o emplazarlos.

Cubillos ¿convencional?


Una cartera donde los cambios ya estarían acordados es el Ministerio de Educación. Según distintas fuentes de Emol, Marcela Cubillos pidió a La Moneda dejar el cargo y se sumaría a la campaña por el Rechazo en el Plebiscito de abril. Incluso tendría la intención de postularse como convencional en caso de que se imponga la otra opción. Su pareja, el senador Andrés Allamand, es una de las principales figuras políticas de Renovación Nacional y del oficialismo que está por el Rechazo a una nueva Constitución.

La ministra ya habría tomado la decisión hace algunas semanas, y desde hace un tiempo ha mantenido un bajo perfil. Una de sus últimas -y escuetas- intervenciones públicas fue en enero pasado, en medio de los incidentes durante la rendición de la PSU. Previo a eso, en diciembre, apoyó activamente e incluso acompañó al Congreso al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, cuando enfrentó la acusación constitucional.

Esto contrasta con su mediática conducción de la cartera, donde impulsó varios proyectos de ley que generaron controversia, como "Aula Segura", que aumentó las sanciones a quienes cometan hechos de violencia en los colegios, y "Admisión Justa", que pretendía modificar el Sistema de Admisión Escolar (SAE), y que terminó siendo rechazado en el Congreso.

El subsecretario de Educación, Raul Figueroa, podría suceder a Cubillos. (Crédito: El Mercurio)

Su ofensiva contra el SAE –aprobado en la administración de Michelle Bachelet– le valió enfrentar una acusación constitucional, la cual sorteó con éxito. Luego del 18-O anunció una iniciativa legal para endurecer las sanciones contra el "adoctrinamiento político" de alumnos en los colegios, el cual también generó polémica.

Una de las cartas más probables para sucederla en el Ministerio es el actual subsecretario de Educación, Raúl Figueroa. De un perfil más técnico, entre sus gestiones, debió llevar las negociaciones con el Colegio de Profesores, que el año pasado protagonizó uno de los paros más prolongados en la historia de ese gremio.

Las reformas en el Congreso

Felipe Ward salió de Bienes Nacionales a la Segpres el 28 de octubre y desde ese momento ha estado sus manos que las reformas sociales y de seguridad que impulsa el Gobierno sean aprobadas en el Congreso.

No tuvo un comienzo fácil en el Parlamento pese a ser ex diputado. El peso que tenía Blumel y el ex subsecretario de esta cartera, Claudio Alvarado, se hicieron sentir entre los pasillos del edificio de Valparaíso. Además su militancia hizo que no tuviera las puertas abiertas en algunos sectores de la oposición y llegó justo en medio de la tramitación de la acusación constitucional contra Chadwick.

Los ministros Blumel y Ward tendrán un marzo cargado de responsabilidad. (Crédito: La Segunda)

A lo anterior se sumó el protagonismo que alcanzó su par de Hacienda, Ignacio Briones, quien fue el que negoció grandes materias económicas, como el Presupuesto y la reforma tributaria con senadores de la centroizquierda.

Ahora Ward llega con tareas claras: este jueves él mismo anunció que se le pondrá discusión inmediata a la reforma de pensiones que está en el Senado.

El proyecto de Infraestructura Crítica, que permitiría destinar efectivos de las FF.AA. para resguardar puntos estratégicos y así liberar carabineros, es también fundamental para el Presidente en la lógica de recuperar el orden público. La iniciativa ya fue aprobada en el Senado luego de un acuerdo entre Felipe Harboe y el titular de Defensa, Alberto Espina, quien ya inició una ofensiva para encontrar el respaldo en la Cámara.

Ingreso mínimo garantizado -que también está en la Cámara- es otro de los temas con urgencia, pero el haber tenido una compleja tramitación en el Senado anticipa una compleja recepción entre los diputados en su tercer trámite. Otro proyecto con prioridad es la reforma al sistema de Salud, específicamente el que busca mejorar Fonasa y al cual el ministro de la cartera, Jaime Mañalich, le presentó indicaciones antes del receso legislativo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores