Mujeres están más expuestas a pacientes con covid-19 y presentan mayor vulnerabilidad en la crisis

Un informe realizado por la Universidad de Chile y el Colegio Médico da cuenta de la brecha de género en la pandemia y propone una serie de políticas públicas para mejorar el escenario.

24 de Junio de 2020 | 08:08 | Por Bárbara Osses, Emol
El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- Mayor contacto con pacientes con covid-19; menores consultas médicas cuando presentan sospechas de haberse contagiado de la enfermedad y peores expectativas sobre la situación económica y laboral en medio de la crisis sanitaria, son parte de los efectos de la pandemia de coronavirus en las mujeres, de acuerdo a un informe realizado por la Universidad de Chile y el Colegio Médico, que dio cuenta de le brecha de género que existe en la materia.

El estudio, cuyo objetivo era analizar la situación de las mujeres y trabajadoras de la salud en medio de la crisis sanitaria, determinó que en todos los aspectos evaluados, la situación de las entrevistadas es "considerablemente peor que la de los hombres", de acuerdo a 45.499 respuestas del sondeo.

Se trata de cifras y respuestas recopiladas por el Monitoreo Nacional de Síntomas y Prácticas Covid-19 (Movid-19), una iniciativa de la Universidad de Chile y el Colegio Médico -presentada a la Mesa Social covid-19- que tiene como objetivo "contribuir con datos valiosos que informen las decisiones del Gobierno".

Asimismo, el resultado se logró con aportes de la Universidad Diego Portales, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Academia de Humanismo Cristiano, entre otras. A su vez, en esta edición se ocuparon datos de la encuesta Termómetro Social, trabajo realizado por el Centro Microdatos (CMD) de la Universidad de Chile, el Núcleo Milenio en Desarrollo Social (DESOC) y el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

"Nos preguntamos sobre los efectos negativos que la crisis sanitaria ha tenido para mujeres y trabajadoras de la salud y planteamos la necesidad de tener un enfoque transversal de género al momento de definir políticas públicas, para que logren dar cuenta de las necesidades particulares que tienen las mujeres como uno de los grupos más expuestos durante la crisis", indicó Mónica Gerber, investigadora del equipo Movid-19, de la Universidad Diego Portales y del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

Por su parte, la doctora Francisca Crispi, parte también del equipo de investigadores, presidenta del Departamento de Género y Salud del Colegio Médico y académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, aseguró que la situación "ha provocado una crisis a nivel social y económico importante, en especial en un grupo vulnerable como es el de las mujeres. Esto afecta porque tienen trabajos precarios, informales que se han comprometido en la pandemia. El cierre de colegios y salas cunas ha aumentado cuidados para niños y niñas, siendo una mayor carga para las mujeres y la cuarentena ha aumentado los casos de violencia de genero y dificultades para el acceso a derechos sexuales y reproductivos".

Uno de los principales resultados del informe es que, en todos los rangos etarios, las mujeres buscan menos atención médica que los hombres cuando tienen síntomas compatibles con covid-19, esto, en especial entre personas sobre 65 años (14,6%), mientras que ellos lo hacen en un 18%. En tanto, entre los 18 y 39 años, solo el 11,4%,de las mujeres busca ayuda sanitaria, con respecto al 13,1% de los hombres y, finalmente, entre los 40 y 64 años, la diferencia se reduce a 12,7% contra 13,8%.

Otro de los puntos relevantes de la investigación fue la salud mental. En este ítem, según datos del Termómetro Social, un 55,8% de las encuestadas indicó que su estado de ánimo ha empeorado en medio de la crisis sanitaria, el 35% ha tenido problemas para dormir, el 26,5% ha sentido sensación de depresión y el 34% ha presentado síntomas de ansiedad o nerviosismo. Ante las mismas respuestas, los consultados indicaron un 42,8%, un 23,4%, un 11,5% y un 14%, respectivamente.

Por otra parte, otro de los indicadores recogidos desde la información del Termómetro Social respecto a las expectativas laborales y económicas. En ese sentido, son las mujeres con educación media incompleta las que presentan la mayor sensación de vulnerabilidad descrita en el estudio.

En detalle, el 49,2% de estas mujeres estima que es totalmente o muy probable que la empresa donde trabajan quiebre en los próximos tres meses, mientras que solo el 25,8% de los hombres del mismo rango educacional opina lo mismo. En tanto, el 61,7% de las consultadas estima que las deudas de su hogar aumentarán.

Brecha en trabajadores de la salud


Finalmente, el análisis centra un apartado en la situación de las trabajadoras de la salud, considerando el contexto sanitario. En ese sentido, los resultados muestran que ellas tienen más contacto con personas diagnosticadas con covid-19, en comparación con los hombres profesionales del área.

En detalle, las trabajadoras de la salud han tenido un 11,9% de contacto con pacientes enfermos, lo que significa una cifra significativamente mayor al entregado por sus pares, la que llega al 6,9%. La diferencia se mantiene para quienes no son parte del área sanitaria: 5% mujeres y 3% hombres.

Así, las trabajadoras en salud presentaron una exposición mayor en un 72,5% a los hombres trabajadores en salud y mayor en un 138% a la exposición de mujeres no trabajadoras en salud. "Estas cifras resaltan la necesidad de asegurar elementos de protección personal para el equipo de salud completo, y manifiestan la relevancia de considerar las distintas necesidades y circunstancias de distintos grupos de mujeres", señala el documento.

En esa línea, el informe culmina planteando una serie de propuestas para disminuir la brecha de género, entre las que destacan como una de las más importantes el asegurar la disponibilidad de elementos de protección personal para todo el personal de salud, y una política de apoyo a los cuidados de los hijo/as del personal de salud que incluya adaptación de horarios y ayuda económica para el cuidado.

"Por otro lado, la alta demanda de cuidados en el hogar puede ser especialmente importante para las trabajadoras de la salud, ya que deben mantener su trabajo presencial en un contexto de cierre de establecimientos educacionales, salas cunas y protección de personas mayores (que habitualmente cuidan a nieto/as). Es por esto que se sugiere un apoyo integral al cuidado de hijo/as de personal de salud, que incluya adaptación de horarios y apoyo económico para el cuidado de sus hijos/as", agrega el texto.

Asimismo, proponen un política de protección del empleo y generar mecanismos legales para apoyo en ingresos; introducir el postnatal de emergencia; el aumento del apoyo psicosocial y potenciar corresponsabilidad en el hogar.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores