EMOLTV

"Apruebo para reformar" dio a conocer acuerdo pero sin detallar cambios al sistema político

Documento compromete analizar la propuesta "para lograr mejor equilibrio en el Poder Legislativo, gobierno central y entidades territoriales", pero sin mencionar cuáles serían las eventuales modificaciones, pues la idea de dar mayores atribuciones a la Cámara de las Regiones no gusta en PC y Frente Amplio. El texto sí incluye reponer la iniciativa exclusiva del Presidente y dar pie atrás a la reelección presidencial inmediata.

12 de Agosto de 2022 | 06:53 | Por Alexandra Chechilnitzky, Crónica Constitucional
Aton
Tenía que ser esta semana. A solo 23 días para el plebiscito, los partidos políticos que están por el Apruebo buscan dar vuelta el escenario que desde abril muestran las encuestas, con una clara ventaja para el Rechazo. Con dirigentes, exconvencionales y militantes desplegados por el país haciendo campaña, desde el Socialismo Democrático (PL, PR, PPD, PS) y Apruebo Dignidad (Frente Amplio, Acción Humanista, PC, FRVS), las dos coaliciones que integran el Gobierno, reconocen que esta sería la única "carta bajo la manga" para convencer a indecisos y despejar dudas respecto de la propuesta constitucional.

Fue el Presidente Gabriel Boric, quien el pasado 1 de agosto dijo que el llegar a un acuerdo entre los partidos de gobierno "no solo lo veo posible, sino que lo insto". Desde ese mismo día, estos se pusieron a trabajar para elaborar un documento que planteara reformas a la propuesta constitucional de la Convención si gana el Apruebo.

Si bien desde el Gobierno aseguraban que "no somos parte de esa conversación. Es una conversación que sostienen los partidos", como decía la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, lo cierto es que el Presidente siguió de cerca las tratativas e incluso se reunió durante estas dos semanas con algunos de los dirigentes de partidos como Guillermo Teillier, del Partido Comunista, y Natalia Piergentili, del PPD.

El miércoles en la noche alcanzaron un acuerdo, que fue dado a conocer ayer por el actor Alejandro Goic, con la premisa de que “aclara ciertas dudas e interpretaciones que han buscado confundir y desinformar”, según dice el documento, titulado "Unidas y unidos para aprobar una nueva Constitución" y firmado por todos los timoneles de ambas coaliciones de gobierno.

El escenario escogido para darlo a conocer fue el ex-Congreso, la misma sede donde durante un año la Convención redactó la propuesta sobre la que ahora los partidos, al menos sobre algunos puntos, plantean modificaciones. En concreto, en el texto recogen cinco temas a reformar: plurinacionalidad, derechos sociales, seguridad, sistema político y Poder Judicial.

Sin retorno al Senado


La idea de entregarle más atribuciones a la Cámara de las Regiones, que reemplazaría al Senado, fue lo que más tensionó el acuerdo. Mientras para el Socialismo Democrático era un punto importante, en Apruebo Dignidad no estaban dispuestos a ceder e incluso desde el PC lo marcaban como una línea roja para negociar. "Es una buena propuesta que genera un sistema político adecuado, fortalecido", dijo Tomás Hirsch, diputado y presidente de Acción Humanista.

De hecho, el acuerdo menciona que "nos comprometemos a analizarlo (el Sistema político propuesto) para lograr el mejor equilibrio en el Poder Legislativo, el gobierno central y las entidades territoriales", pero no detalla cuáles podrían ser esas mejoras, como sí lo hace sobre otros puntos.

Este tema tensionó permanentemente la discusión en la Convención. En la comisión de Sistema político, la idea de un Congreso unicameral primó al principio, impulsado justamente por Apruebo Dignidad, pero nunca contó con el apoyo del Colectivo Socialista, INN ni la DC. Y en el entendido de que la idea no tendría los necesarios dos tercios en el pleno, los convencionales de la centroizquierda e izquierda sostuvieron una serie de negociaciones a puertas cerradas, para llegar a un consenso que culminó en la creación de la Cámara de las Regiones y las llamadas leyes de acuerdo regional.

Desde Chile Digno (colectivo que integraba el PC, FRVS e independientes) no estaban de acuerdo con la idea de que esta segunda cámara revisara, por ejemplo, leyes que significaran gasto público y aquellas que implementaran el derecho a la salud, la educación y la vivienda, lo que se vio como un triunfo del Colectivo Socialista en ese momento, ya que ambos puntos fueron integrados a la propuesta.

De ahí que en las negociaciones de esta semana no sorprendió al Socialismo Democrático la férrea defensa de Apruebo Dignidad a la composición que propone el texto constitucional respecto del Poder Legislativo. Eso sí, al interior del PS advierten que la negativa para entregarle más atribuciones a la Cámara de las Regiones sería por la dificultad de Apruebo Dignidad para alcanzar escaños en la segunda cámara. De todas formas, desde ambas coaliciones sostienen que se trata de una discusión más bien "elitista" y que no está dentro de las dudas o inquietudes que la ciudadanía ha manifestado a la hora de realizar campaña. De hecho, acusan que integrar más materias a las leyes de acuerdo regional habría sido una forma de controlar a senadores oficialistas que estarían "abiertamente haciendo campaña por el Rechazo" en sus distritos, dicen fuentes del socialismo.

Sobre el Sistema político, el acuerdo también incluye la eliminación de la reelección inmediata del Presidente y de la iniciativa parlamentaria en materias que irroguen gasto público, para dejarla solo como potestad de la presidencia. El mismo Presidente Boric había señalado la semana pasada que este último debía ser un elemento a corregir.

Plurinacionalidad


"Los temas indígenas son los que generan más dudas en la población", reconocen al interior de las colectividades de gobierno. Por ello, se puso sobre la mesa la idea de reformar el artículo 191 sobre consentimiento indígena y el 309 sobre pluralismo jurídico, lo que nuevamente provocó un choque de posturas entre las dos coaliciones de gobierno.

En particular, reformar la norma sobre consentimiento estaba planteada bajo dos lineamientos: el primero, del Socialismo Democrático y que compartía la DC en su carta publicada este lunes, era modificar el consentimiento a consulta indígena, mientras que el segundo, propuesto por Apruebo Dignidad, era delimitar el consentimiento según lo establecido en el Convenio 169 de la OIT, es decir, para casos de reubicación, eliminación o derrame de desechos peligrosos en sus tierras y "antes de aprobar cualquier proyecto que afecte a sus tierras o territorios y otros recursos". Si bien esto último siempre fue defendido por convencionales del Frente Amplio, sorprendió que el PC se sumara a esto, ya que fue incluso la misma exconvencional Bárbara Sepúlveda, integrante de dichas filas, la primera en levantar las alertas al interior de la Convención al postular que se debía homogeneizar con el artículo de consulta.

Respecto del pluralismo jurídico, desde el Socialismo Democrático apuntaban incluso a su eliminación, pero desde Apruebo Dignidad defendieron la idea de establecer su marco de acción, es decir, que fuera solo "especificar que se trata de las materias civiles y no penales y siempre para miembros de un mismo pueblo", precisa Hirsch.
En el documento dado a conocer ayer, los partidos comprometen establecer "el verdadero sentido y alcance" de la consulta indígena, fijar que el consentimiento se establecerá solo a la regulación de entidades territoriales y no para temas de carácter nacional o reformas constitucionales, y precisar que las autonomías territoriales se desarrollarán en concordancia con los principios de unidad e indivisibilidad del Estado de Chile.

Forma y no fondo


La idea de que el acuerdo alcanzado la noche del miércoles no tocaba el fondo de la propuesta constitucional era repetida una y otra vez entre militantes de partidos de gobierno. "Debemos centrarnos, por lo menos desde Apruebo Dignidad, en aclarar las dudas legítimas de la ciudadanía, cuestiones que hemos recogido en la campaña", dice Marco Velarde, presidente de Comunes.

En ese contexto, la idea de establecer explícitamente la propiedad de la vivienda fue abordada y zanjada de manera "sencilla", según explican, para incluirla en el documento. Además, acordaron añadir reformas respecto de otros tres derechos sociales: sobre pensiones, se comprometen a la creación de un "modelo mixto" con un componente de capitalización individual; en salud establecieron que "la ley asegurará un sistema integrado con participación pública y privada", y en educación apuntaron a que se "respetará la existencia" de la educación subvencionada.

Otro de los temas a los que refiere el acuerdo es a reponer el estado de excepción constitucional de emergencia, que la propuesta de la Convención omite. Confiesan que esto último ha sorprendido porque ha sido planteado por la ciudadanía, más allá de la Región del Biobío o La Araucanía. Quien más se opuso a este punto fue el Partido Comunista, quienes incluso al interior de la Convención eran de la idea de limitar en la menor medida posible los derechos fundamentales en circunstancias de estado de excepción. Igualmente, fue incluido en el acuerdo de ayer.

Un punto de más consenso en el documento fue devolver el nombre del Poder Judicial y asegurar una integración mayoritaria de jueces en el Consejo de la Justicia.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores