EMOLTV

Columna de Astronomía | ¿Chile tendrá todos los telescopios más grandes del mundo?

Protestas públicas y una acción judicial detuvieron la construcción del Thirty Meter Telescope (TMT) en Hawái. Hoy el complejo busca una nueva casa y Chile podría convertirse en ella.

04 de Mayo de 2016 | 09:04 | Por Ezequiel Treister
Por Ezequiel TreisterAcadémico del Instituto de Astrofísica de la U. Católica de Chile

Doctor en Ciencias del programa conjunto de la Universidad de Chile y Yale University. Fue investigadorpostdoctoral en el European Southern Observatory y la Universidad de Hawaii en Estados Unidos. Fue profesor de la Universidad de Concepción y es actualmente profesor asociado en el Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile e investigador del Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA). Es presidente de la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS).

Chile concentra actualmente el 40% de la capacidad de observación astronómica del mundo. De acá a 10 años, será más del 70%. Chile es la capital mundial de la astronomía, los ojos de la humanidad al universo. Si estamos haciendo bien nuestro trabajo nada de lo que he dicho es nuevo para usted, pero lo que si puede ser una novedad es que esta fracción puede llegar a ser alrededor del 90% si el Thirty Meter Telescope (TMT) se termina instalando en el país.

El TMT es uno de los tres telescopios gigantes de nueva generación. planeados para la próxima década, junto al Giant Magellan Telescope (GMT) y el European Extremely Large Telescope (E-ELT ). Ya está confirmado que estos dos últimos se instalarán en Chile, en Cerro Las Campanas y Cerro Armazones, respectivamente, mientras que se eligió Hawái como casa para el TMT.

En el 2009, se decidió que el TMT fuera instalado en la cima del Maunakea y durante el año pasado se comenzaron los primeros trabajos de construcción. Sin embargo, esto gatilló protestas públicas por parte de grupos de nativos hawaianos. Para ellos, Maunakea es considerada una montaña sagrada por lo que la instalación de un nuevo telescopio sería una ofensa. Además, estas demandas se enmarcan dentro de los movimientos independentistas que buscan separarse de Estados Unidos. Por esto, a fines del año pasado, la Corte Suprema de Justicia del Estado de Hawái decidió anular el permiso de construcción al TMT, pero manteniendo la posibilidad de volver a solicitarlo.

Hace algunas semanas durante la reunión de la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS) en Antofagasta, se supo que el consejo directivo del TMT decidió explorar la posibilidad de buscar otros sitios, y la opción de instalarse en Chile suena con fuerza. El país no sólo entrega condiciones atmosféricas inigualables para la observación astronómica, sino que además provee buena infraestructura, una comunidad astronómica preparada, y un ambiente político estable.
Ezequiel Treister:
El consejo directivo del TMT decidió explorar la posibilidad de buscar otros sitios, y la opción de instalarse en Chile suena con fuerza

Sin embargo, no es una carrera ganada. Uno de los argumentos más fuertes contra esta opción es que si esto se concreta, todos los telescopios gigantes estarán en el hemisferio Sur (o ¡mas bien en Chile!). Si bien esto es cierto, en mi opinión, no debiese ser determinante. Por un lado, tanto el centro galáctico como las Nubes de Magallanes, objetivos claves del TMT, se observan mejor o únicamente desde el hemisferio sur. Por otra parte, instalarlo en el sur permitirá una mayor sinergia con otros instrumentos únicos, como ALMA, SKA, LSST, por ejemplo. No hay razones científicas para forzar la instalación de un telescopio gigante en el hemisferio Norte.

Un nuevo telescopio no solo beneficia a los astrónomos, sino a todo el país. En un observatorio del tamaño del TMT trabajan cientos de personas, donde la gran mayoría podría ser chilenos y muchos en puestos claves en ingeniería y ciencia. Además, favorece la participación de la industria nacional en proyectos que involucran tecnologías de punta, ofrece oportunidades únicas en educación, etc.

Para lograr que el TMT llegue a Chile se necesita un último gran esfuerzo. Tenemos toda nuestra confianza en que son varios los cerros en el norte del país que proveen las mejores condiciones para la observación astronómica, con lo que nuestra opción es la más atractiva. Esperemos que así podamos garantizar que Chile es y será definitivamente la capital de la astronomía mundial.

    Columnas anteriores