EMOLTV

La NASA enviará sonda a un asteroide para estudiar el origen de la vida en el Sistema Solar

Esta es la primera misión de este tipo, el robot a bordo de la nave recolectará polvo estelar que podría dilucidar cómo elementos primordiales para la vida llegaron hasta la Tierra.

22 de Agosto de 2016 | 10:36 | AFP
imagen
ESA
MIAMI.- El próximo 8 de septiembre, un aparato inspirado en un vaso desechable viajará al espacio a bordo de la primera misión robótica de Estados Unidos rumbo a un asteroide con el objetivo de recoger polvo estelar de miles de millones de años.

Esta misión de la NASA, denominada OSIRIS-REx, supone un costo de 800 millones de dólares. La nave espacial no tripulada viajará con destino a un asteroide cercano a la Tierra llamado Bennu, para recolectar polvo espacial que podría revelar cómo material necesario para crear vida -como carbón y hielo- llegaron a nuestro planeta.

"Estamos en busca de muestras que daten del nacimiento de nuestro sistema solar", explicó Dante Lauretta, el principal investigador de OSIRIS-REx junto con la Universidad de Arizona, en Tucson.

La NASA detalló que la nave no aterrizará sobre el asteroide, sino que chocará levemente contra él durante algunos segundos para recoger el polvo que será estudiado en la Tierra cuando regrese la sonda con las muestras en el año 2023.

El mecanismo que utilizará la misión fue creado por el ingeniero Jim Harris hace unos años con un pequeño vaso desechable que utilizó en la puerta su casa. Harris colocó un vaso de plástico boca abajo en el suelo, con agujeros estratégicamente ubicados; luego utilizó un compresor de aire para soplar a través de la base del vaso, logrando que el polvo saliera a través de los hoyos en el vaso y fue recolectado en un contenedor externo.

"En los últimos diez años se ha recorrido un largo camino, desde un vaso plástico en la entrada de una casa a lo que vemos ahora", dijo Rich Kuhns, director del programa OSIRIS-REx, de la Lockheed Martin Space Systems en Denver.

La nave esperan logre recolectar al menos 60 gramos de material espacial. Más que lo logrado por una misión similar llevada a cabo por la agencia espacial japonesa en 2003 que sólo logró regresar con menos de un miligramo de material del asteroide Itokawa en 2010.

La muestra de polvo será tomada recién en julio de 2020 para que la nave tenga tiempo de estudiar de cerca al asteroide y que los científicos elijan la mejor región para la recolección, explica Gordon Johnston, encargado del programa OSIRIS-REx en la sede de la Nasa.

"Nos acercaremos a Bennu, lo mapearemos, lo orbitaremos, lo estudiaremos y elegiremos el lugar más seguro y más interesante científicamente para recoger una muestra antes de ingresar e intentar tomar la muestra", dijo Johnston.