Gran Adria, el extraño continente perdido que está enterrado bajo el sur de Europa

Se trata de una formación que se desprendió desde Gondwana hace más de 240 millones de años, para colisionar con lo que actualmente se conoce como Europa hace 120 millones de años y quedar reducida a unas cuantas rocas dispersas en unos 30 países.

09 de Septiembre de 2019 | 10:41 | Redactado por Camila Díaz S., Emol
SpaceIL (Imagen referencial)
Una larga investigación mantuvo por cerca de 10 años a un equipo de científicos analizando rocas en las costas del Mar Mediterráneo para dar un increíble resultado esta semana: bajo el sur de Europa se encuentra un "continente perdido" que hasta hace unos cientos de millones de años existía entre Europa y África, al que han llamado Gran Adria.

Se trata de una estructura de tierra que hace 240 millones de años se separó del continente gigante Gondwana -que actualmente lo componen los territorio de África, América del Sur, Australia y la Antártica- para situarse en medio del Mar Mediterráneo, pero que los movimientos de las placas tectónicas lo dejaron reducido a poco más de unas cuantas rocas en la superficie.

El trabajo, que cuenta con investigadores de las universidad de Utrecht, Oslo y el Instituto de Geofísica ETH, en Zúrich, fue publicado recientemente en la revista Gondwana Research, tras lograr la identificación de rocas calizadas en las cadenas montañosas del sur de Europa.

Debido a la actual distribución de los países en esa zona, su historia, geografía o tamaño original de Gran Adria es muy compleja de deducir con la información que se mantiene hasta la fecha, explican los autores liderado por Douwe van Hinsbergen, de la Universidad de Utrecht, quien además señala que Gran Adria tuvo una existencia "violenta y complicada".

Durante los cerca de 100 años que se mantuvo a flote, esta estructura que -se cree tenía un tamaño similar al de Groenlandia- acumuló lentamente sedimentos marinos hasta crear rocas. Las mismas rocas que, al colisionar con Europa en algún momento hace 100 o 120 millones de años gracias al movimiento de las placas tectónicas, se perdieron bajo esta continente y sólo algunas de ellas llegaron hasta las montañas en la zona.

Actualmente los registros de Gran Adria se encuentran dispersos en más de 30 países que van desde la península ibérica hasta Irán, zonas con las que este antiguo continente colisionó debido a que su movimiento siempre era hacia el norte y contrarreloj, lo que eventualmente resultó en un choque.

Sin embargo, los investigadores detallaron que la colisión se produjo a velocidades de entre tres o cuatro centímetros por años, un ritmo suficiente para destruir por completo su corteza que tenía unos 100 kilómetros de espesor, mientras que el resto se quedó debajo de Europa.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores