Cómo bajar 3 kilos en 5 días

La famosa médico cubana Yaisy Picrin entrega una serie de consejos nutricionales que cualquier persona que sufre con su peso debiera adoptar como "su manual de cortapalos" o "libro de velador".

25 de Agosto de 2005 | 12:20 |
Para aprender y derribar mitos

La fruta: Rompe enzimas que son importantes para degradar el carbohidrato, y por lo tanto al consumirla como postre hace engordar. La fruta chilena tiene un alto contenido glicémico, porque es mucho más dulce que en otros países.

Los carbohidratos: Deben evitarse durante la primera etapa de una dieta. Si se consumen, deben ser integrales en lo posible, y separados de las proteínas. El pan debe comerse sólo dos veces por semana.

Alcohol: Los tragos preparados con levadura o azúcar engordan. Los otros no permiten adelgazar. El vino tinto es antioxidante, pero debe consumirse en cantidad moderada. En realidad, una cucharada de vino con la comida basta para realizar la función antioxidante, precisa Yaisy Picrin.

La sal: Si no sufre de hipertensión, no es necesario reducirla. La doctora recomienda sacar el salero de la mesa, y sólo usarla mientras se cocina.

Aguas de hierbas después de las comidas: No tienen ningún beneficio, pero si te hace feliz, sigue haciéndolo, porque el mejor de los mitos es el que tiene resultados.

Comer sólo tres huevos a la semana: A menos que se tenga una predisposición genética, el huevo no aumenta el colesterol. Yo como 6 huevos revueltos en agua tranquilamente al desayuno, porque no tengo mutación genética que me haga producir colesterol, pero recomienda preferir aquéllos enriquecidos con omega3.

La hora del té: Es una buena idea, porque así uno no llega tan voraz a la cena, pero conviene reemplazar el pan por algunas galletas de agua.

Para mantener el peso:

* Restrinja las carnes rojas a 3 veces a la semana y consúmalas magras.

* Consuma sólo aceite vegetal, y no cocine con él, agréguelo a los alimentos ya preparados.

Cómo bajar 3 kilos en 5 días
Yaisy Picrin nos entregó una dieta que se puede realizar durante cinco días, en la que no se pasa hambre y permite reducir tres kilos y desintoxicar el organismo:

Desayuno:
Té o café. 4 galletas de agua con quesillo o queso fresco y una cucharada de mermelada dietética.

A media mañana:
Un pedazo chico de quesillo. Una cucharada de mermelada dietética.

Almuerzo:
Pollo, pavo, pescado o huevos en la cantidad deseada, acompañados de ensalada verde: acelga, alcachofa, apio, rábano, berros, lechuga, pepino, zapallo italiano y berenjena, también en la cantidad deseada (lo ideal es realizar combinaciones que al final de los cinco días hayan incluido todos los alimentos nombrados).

Onces:
Un yogur o jalea dietéticos. Si se tiene intolerancia a la lactosa, una porción de quesillo.

Cena:
Quesillo, jamón, huevos cocidos o atún, acompañados de tomate, palta y ensalada verde, en la cantidad deseada.

* Incluya en su dieta legumbres y pescados, así como soya y sus derivados.

El cuerpo realiza un cómputo de calorías; es decir, al poco tiempo de iniciar una dieta utiliza sólo la energía que le dan los alimentos del día, y no consume las reservas. La solución es cambiar todas las semanas la dieta, consumiendo las mismas calorías, pero con otros alimentos. Por ejemplo, con carbohidratos que tengan absorción más lenta.

* No sobreconsumir vitaminas.

* Para prevenir el estrés y el cáncer: La dieta proteica (con carnes blancas y legumbres) es la mejor contra el estrés. No tiene ningún tipo de peak, como cuando se come chocolate, en que se satisface por un momento y luego se requiere más azúcar. Pero ojo, las legumbres deben prepararse con verduras.

El cáncer estomacal y de colon se puede prevenir consumiendo en forma abundante verduras verdes, mucha fruta (hasta cinco al día), y moderadamente alimentos que contengan betacaroteno, como zanahorias y sandías.

Algunas de sus máximas

La persona puede llegar a ser tan delgada como se lo proponga.

Cuando uno quiere adelgazar, tiene que hacer gimnasia fuerte, pero que incluya relajación como el yoga.

El azúcar es un relleno barato; hay que evitarlo al máximo, porque además es adictivo.

Así como a la escuela no se pueden llevar cigarrillos, no debieran poder llevarse tampoco galletas de chocolate.

Si el cuerpo te pide un chocolate, vas al refrigerador y comes un pedazo de jamón o de quesillo o un huevo duro. El cerebro no va a entender nada.

El sobrepeso es un problema cultural; habría que abordarlo más desde lo ambiental y menos desde lo médico.

Uno tiene que darle al cuerpo lo que se merece. Si una persona hace mucha actividad física, a lo mejor se merece comer lo sano y lo no sano.

Comer sólo con sal no es de humanos. Pero si usamos ajo, comino y la mayor cantidad de especias - a excepción de la pimienta, que es estimulante del apetito-queda más rico el plato, y la persona, más satisfecha.

Hay que eliminar esa cosa tan chilena de terminar de comer, tomarse el bajativo y estar pelando, hable que hable, arreglando el mundo.

Si agarras quesillo, lo pasas por la juguera y le echas un poco de ajo y de mostaza, y le agregas luego a esa crema ramitas de ciboulette, te comes una lechuga entretenida, lo que yo llamo una lechuga con sentido.

Yo como 6 huevos revueltos en agua tranquilamente al desayuno, porque no tengo mutación genética que me haga producir colesterol.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores