¿Macho, pero pelado?

El exceso de hormona masculina puede causar estragos en la melena varonil, lo que ha creado el mito de que mientras más pelado sea el hombre, su nivel de líbido sería sorprendente.

Conoce a los pelados más famosos en este Fotorama.

22 de Mayo de 2009 | 10:29 |
Basta comentar el tema de la calvicie con un hombre que sufre del éxodo de su cabello, para que aparezca la explicación que más contentos o más consuelo les ha dado a quienes deben enfrentar esta realidad: “No, es que mientras más testosterona tenga, más pelado uno es”, mientras se asoma un brillo de orgullo macho en sus ojos, que se disipa cuando observaban con ilusión el comercial de “Herbamatín” en el cable.

Pero, ¿qué hay de cierto en esta teoría calva? ¿Un pelado es un hombre que desborda testosterona y, por ende, un potencial rey sexual?

“Se sabe que hay una relación entre el nivel de testosterona y la calvicie, pero esto no es directo cien por ciento, hay mucho de herencia genética y otros factores”, explica el urólogo de la Clínica Las Condes Rodolfo Rosenfeld.

“No tiene nada que ver que el que tenga más testosterona es más hombre que otro que tiene menos, los valores altos de testosterona no van a hacer variar el comportamiento masculino de una persona, pero al revés sí sucede. El plano sexual sí se ve afectado por tener menos testosterona, pero no por tener más”, continúa.

De hecho, una testosterona baja influye en la vida sexual del hombre, al nivel de provocar una disminución en su líbido y hasta disfunción eréctil, junto con el aumento de la grasa corporal, huesos débiles, fatiga y la pérdida del vello facial y del cuerpo, como lo demuestra un estudio publicado el “InternationalJjournal of Clinical Practice”, en 2006.


Orgullo descabellado

De quinientas mujeres que fueron encuestadas en el Proyecto Para la Evaluación Continuada del Impacto de la Alopecia, en España, apenas un 3% de las encuestadas dijo preferir al hombre calvo antes que al de largas cabelleras.

Además, el estudio reveló que la sensualidad y la dinámica se relacionaron, para la mayoría de las mujeres, con hombres de buen pasar capilar.

Por otro lado, atributos como la amabilidad, fidelidad e inteligencia no se vieron afectados por la carencia o no de una buena melena.

Rosenfeld no puede dejar de mencionar el fármaco finasteride (un antiandrogénico), como una de las soluciones encontradas médicamente para detener la caída del cabello.

“El medicamento se usó, en un principio, para evitar el crecimiento de la próstata, que está relacionada con la testosterona. Así se comprobó que, junto con frenar este asunto, a las personas que tenían principio de calvicie les crecía el pelo. Así nació un tratamiento en base a finasteride en leves dosis”, cuenta Rosenfeld.

Por su parte, Sebastián Ferrer nos revela que “lo que más están usando los hombres que se están quedando pelados es un spray de color, que pinta el casco”.

Sin embargo y a base de su experiencia en la belleza capilar masculina, Ferrer opina que “los pelados tienen que ser dignos y cortarse el pelo corto, aunque se le vean las entradas. Total, no hay pelado mala gente”.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores