Claudio Moreno: “Con Guru Guru estoy rescatando mi alma de niño”

El actor que desde 1990 interpretó al fiel amigo del Professor Rossa, está de vuelta con su sabio tutor y su amigo Don Carter en un programa que, prometen, será más “pícaro”. Con esto, el creador de “Carlitos Nuñez Nuñez, CNN”, asegura tener la felicidad de poder regresar a su infancia. “Cuando hago el programa es una terapia”, confiesa.

10 de Agosto de 2011 | 08:36 | Por Ángela Tapia F., Emol.
Pantys naranjas, polera negra y unas patas grandes de pájaro. Así espera vestido Claudio Moreno a que llegue su escena. Se ve callado y pendiente de lo que sus eternos colegas, Iván Arenas (el Profesor Rossa) y Juan Alcayaga (Don Carter) actúan en las grabaciones de su nuevo programa.

Después de 10 años de que el clásico “El mundo del Profesor Rossa” saliera de la pantalla, Moreno y Arenas, como dupla, tuvieron algunas apariciones en la TV, pero “nada concreto”, asegura. Mientras, el video que -se rumorea- habría sido uno de los motivos que sacó al sabio profesor, al cartero y al inocente palomo del aire, se seguía reproduciendo sin cansancio en internet, con nostálgicos televidentes que pedían el regreso del trío.

Agosto de 2011 marca ese esperado momento, con “La mansión Rossa”, un programa que parece apegarse fielmente al concepto antiguo (la casa del profesor y guru Guru, videos de animales y la visita del fiel cartero), pero con un toque más pícaro. Dicho en otras palabras, con la libertad de poder reírse sin la presión de “qué dirán los papás”, ya que irá en horario nocturno por Vía X.

“Te lo dije, (Roberto) Nicolini graba rapidito”, bromea Don Carter, mientras él y Claudio -con su traje a medio poner y la cabeza de Guru Guru colgando a un lado- esperan a que el Profesor Rossa termine de fumarse un cigarro afuera, aprovechando un corte de las grabaciones.

Algunas personas de producción piden al público no fotografiar así al también intérprete de “Carlitos Nuñez Nuñez, CNN”, ya que él tiene prohibido que lo retraten en plena transformación. O es Claudio o es Guru Guru, no hay términos medios.

Al rato, Moreno pide que le ayuden a ponerse el traje completo y una vez todo en su sitio, automáticamente, comienza a hablar al estilo guereguere; el personaje está presente, y el público parece haber olvidado que dentro del disfraz está el actor.

Más tranquilo, tras haber satisfecho sus necesidades de nicotina, el profesor regresa para hacer la última escena del capítulo, que tendrá chistes y videos de curiosos animales que le enseñará a Guru Guru, con el bonus de que recordarán la vieja usanza de ver los VHS poniéndolos sobre sus ojos. “Pero ahora estamos más tecnológicos”, dice Rossa, lanzando el video atrás de un plasma, sacando la risa de los presentes.

Al finalizar, Guru Guru desaparecerá cuando Claudio pida que abran el cierre de su traje y asome su cabeza. El sudor que brilla en todo su rostro es un testimonio que su tarea no es tan fácil como parece, pero por alguna razón, aunque lleve desde 1990 haciéndola, no se cansa de las plumas del palomo.

-¿Por qué se demoraron 10 años en regresar a la TV?
“Porque no había un interés real de los canales de televisión abierta para que nosotros volviéramos. Hubo varias tentativas, ofrecimientos, pero nada concreto o que valiera la pena. Casi siempre se trataba de formar parte de una sección en un programa, pero a nosotros no nos interesaba eso”.

-¿Tienes alguna expectativa de lo que sucederá con el programa?
“Estoy seguro que vamos a marcar un quiebre. Será una cosa bien especial, no digo importante, sino que especial. Sobre todo, para los que fueron niños”.

-¿Cómo se toman este regreso?
“Con Iván, independiente de los diez años que tuvimos de receso televisivo, igual seguíamos trabajando, haciendo eventos. Así que cuando partimos grabando el programa, fue como si hubiésemos terminado de grabar el viernes y hubiéramos partido el lunes de nuevo. Entre los tres no pasó el tiempo, no hubo un cambio de nada. La mecánica, el resorte, el ingenio son los mismos”.

-¿Hay alguna diferencia entre el Guru Guru de antes y el de ahora?
“No, Guru Guru es el mismo pícaro. Le gustan las mujeres, es pololo, es inquieto...”.

-¿Recuerdas cuál es su historia?
“Guru Guru llegó porque se necesitaba un cartero. Él era quien, originalmente, llevaba las cartas, porque es un palomo mensajero, y después se fue quedando con el tiempo. Pero al igual que el Profesor Rossa, no tiene edad. Podría tener entre 8 y 9 años”.

-Desde 1990 que haces este personaje. ¿Qué significa Guru Guru para ti?
“Cuando yo hago el programa es una terapia. Me canso, me da calor, es cierto. Pero tener la posibilidad de volver a la infancia, es impagable. Volver a sentir y a pensar como a los 8 o 9 años, es una terapia que, ojalá, todo el mundo pudiera hacer.
“Con esto estoy rescatando mi alma de niño y eso es lo que me pasa cada vez que hago a Guru Guru”.

-¿Te preparas de alguna forma especial cuando lo haces?
“No, me pongo el traje y cambio. Cuando me estoy poniendo las patas, ya estoy transformándome, es automático”.

-En una entrevista que le hicimos a Iván Arenas, confesó que él siempre se considera el Professor Rossa, con o sin peluca, y que espera que eso se mantenga hasta su muerte. ¿Has pensado qué pasará con Guru Guru el día que mueras? ¿Quieres que te entierren con el traje puesto?
“Bueno, la verdad es que si estoy muerto no me va a importar mucho que me entierren con el traje, pero sí me gustaría que estuviese una foto de Guru Guru ahí, el día que yo muera. Me gustaría que esté él presente”.

-Tú que conoces tanto a Guru Guru, ¿cuál es su vicio privado?
“A veces, Guru Guru colecciona rojos en el colegio y anotaciones negativas. También le gusta comer, salir, pasarlo bien; todo lo que sea grato. Además, le gusta aprender, ayudar al profe... Pero no tiene nada muy privado (sonríe)”.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores