Claudio Aldunate: La vida sana del “Dr. TV”

Asegura que intenta dormir 7 horas al día e ir al gimnasio, pero su ajetreado horario -entre su programa en Mega y su consulta médica móvil- lo tiene más que ocupado. Con todo, no se queja, y cree fielmente en que se debe dejar de endiosar la figura del médico, para humanizar la relación entre él y el paciente. “Esto es mi vida y me apasiona”, confiesa.

17 de Agosto de 2011 | 08:32 | Por Ángela Tapia F., Emol
María Ignacia Concha, El Mercurio.
Habla de várices, sudor, insomnio, deposiciones humanas y hasta baila. El doctor Claudio Aldunate llegó hace poco a la pantalla chilena con su programa “Dr. TV” (Mega), a hacer prácticamente todo lo que esté a su alcance para abarcar todos los temas de salud que pueda.

Presentado como “el primer ‘med show’ de Chile” -que se refiere a esos espacios televisivos conducidos por un doctor- es imposible que, para los asiduos al zapping por el tv cable, no se piense en el famoso “Dr. Oz”. Y fue precisamente la licencia de ese programa la que adquirió el canal privado para que Aldunate se transformara en el Oz chileno.

De hecho, hasta viajó a Estados Unidos, estuvo entre el público, se sacó fotos y conversó con la estrella médica norteamericana. Por su parte, aquí en Chile, la idea es básicamente la que el Dr. Aldunate ha venido desarrollando desde que era director de la Facultad de Medicina de la Universidad Finis Terrae: Entregar humanidad a la relación médico paciente, dejar de idealizar a los doctores como los “dios-tores”, y que la medicina deje de ser un bien alejado de las personas.

Es por este motivo que el año 2005, al dejar la universidad, en vez de irse a trabajar a una clínica como traumatólogo, comenzó a idear lo que se transformaría en su “joyita”; el proyecto del Instituto para la Promoción y Desarrollo de la Salud, que con su idea de “Médicos en Terreno”, visita desde hace años, todas las semanas, diferentes ciudades del país en su casa rodante, la que convirtió en dos consultorios médicos móviles.

Y si bien cuenta con la ayuda de otro traumatólogo, el doctor José Villasmil, Aldunate dice que la gente le pide otorrinos, dermatólogos, y varias especialidades que él tiene la esperanza que se vayan uniendo a su “cruzada del alma”, como también la llama.

“Mi sueño es que los médicos podamos tener un banco de tiempo. Que uno de ellos diga ‘yo, el doctor tanto, puedo ir a hacer consultas dos veces al mes’, y nosotros hacemos el traslado. Toda esta actividad es pagada y refresca el alma”, cuenta en su camarín.

-Parece que “Dr. TV” es una arista de esta “cruzada” por llevar la medicina a más personas...
“Sí, es darle esperanza a la gente, que sepa que pueden tener una mejor calidad de vida, una mejor salud. Cuando pensamos que en Chile, todos los días, dos mujeres mueren por cáncer intrauterino, y sabemos que esto se puede prevenir con el Papanicolaou -un examen que no duele y toma cinco minutos- y que además, con las vacunas se puede prevenir, es esperable que ninguna mujer debiera morir por eso. No debería estar permitido. Mi campaña es esa; que bajemos la obesidad, enseñarle a la gente que coma bien, que al final de año, sepa lo que es un omega-3, que su nivel cultural suba y que no tenga miedo a consultar. Ese es el desarrollo en Chile en el que creo yo. Esto es mi vida y me apasiona”.

-¿Qué tan sano es usted?
“Ah, sanísimo”.

-Veamos, ¿trota todos los días o va al gimnasio?
“Trato de ir al gimnasio tres veces a la semana. De repente me pilla la máquina y voy dos, sobre todo ahora que estoy grabando. Pero me alimento muy bien. Mi señora (Paula, traductora castellano-francés) es muy preocupada del tema de la alimentación. Además, me encanta cocinar, y soy muy gourmet en cosas sanas, en hacer buenas ensaladas, vegetales al wok. Una vez en el programa dijimos que no hay que comer más de una vez a la semana carne de animales de cuatro patas”.

-¿Mira la tabla nutricional de los productos?
“No he llegado a tanto. Es que además soy fanático del chocolate y tengo que cuidarme”.

-¿Jamás consume comida chatarra?
“Creo que los jamases no existen. Obviamente, la comida chatarra es perjudicial para la salud, pero de repente, en la casa, hemos confeccionado algunos hot-dogs para los niños y les encanta.

-Confeccionado...
“Sí, un hot-dog party. Pero los excesos son malos. Si nos llenamos de comida chatarra, claramente, le estamos haciendo un daño a la salud. Lo mismo pasa con el vino. Sí, tiene factores antioxidantes tremendamente buenos, pero si te vas a tomar una botella todos los días, claramente que es malo. Hay un tema de equilibrios”.

-¿Bebe alcohol?
“En la semana no tomo nada de alcohol, pero sí acompaño mis almuerzos de los fines de semana con vino, y eventualmente una cerveza en las noches. Es un buen relajante muscular”.

-¿Se ha emborrachado el dr. Aldunate?
“Tengo re buena cabeza. Mis amigos siempre se reían porque era un tipo duro de bajar. Independiente de que me pueda marear o sentir algunas cosillas, mantengo la racionalidad. Recuerdo que las mamás de mis amigos los dejaban salir cuando yo también iba con ellos. Siempre fui el más equilibrado”.

-¿Cada cuánto se realiza chequeos médicos? ¿Se los hace usted mismo?
“Sí, me hago chequeos médicos. Fundamentalmente, exámenes de sangre. Ser médico permite entender qué pasa con el cuerpo de uno. Y si veo algo que necesita más atención, voy a algún amigo experto. Pero claro, me diagnostico y me medico”.

-Con todas sus actividades durante la semana, ¿duerme las 7 horas mínimas que debería un ser humano adulto?
“Yo estoy durmiendo entre 6 y 7 horas. Llego al canal todos los días a las 7.20 y estoy hasta las 8 de la noche. Y para ‘Médicos en Terreno’ estoy saliendo a las 4 de la mañana. Eso sí, los fines de semana son ‘only’ casa, señora, hijos, perros, gatos, cocina. Uno necesita recuperarse”.

-¿Fuma o ha fumado?
“No fumo. Pero por esos tiempos de la adolescencia, lo probé una vez y me dio un asco profundo. Y después que entré a la Facultad de Medicina, y empecé a ver cómo se moría la gente, dije: ‘Gracias a Dios que me dio asco’. Marca mucho ver gente morir por falta de oxígeno, producto de un cáncer por el cigarro”.

-Dr., ¿tiene algún consejo a los chilenos, sobre cómo llevar una vida más sana?
“Ahora estoy sacando un libro -y esto es una primicia- de los cien consejos para vivir mejor. Es un compilado de diecisiete años de médico, y de la experiencia de otros amigos que me apoyan en algunos segmentos. La idea es mezclar en la literatura, la medicina oriental y occidental. Tenemos que hacer que ambas convivan. Aquí no hay salud buena o mala, hay salud para los chilenos”.

-¿Nos puede adelantar algunos de sus consejos?
“Soy un convencido que la actividad física mejora la calidad de vida, y tiene que ser simple. Además, si se compró una bicicleta estática, no cuelgue la ropa ahí, úsela. Con el tema de la alimentación, el omega 3 es un muy buen desinflamatorio del cuerpo. Coma nueces, aceite de oliva, palta... Queremos dar tips de alimentos baratos que hagan a las personas sentir una mejoría”.

-¿Cuál es su vicio privado?
“Manías no tengo, pero soy perfeccionista. Además, me encanta la cocina y colecciono libros de veinte mil cuestiones. También me gusta la pintura. He hecho algunos cuadros y la mayoría de mis amigos son artistas. Me siento muy cercano a ese mundo. La medicina es un arte”.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores