¿Oxígeno para ser más bellas? Madonna y otras famosas lo usan

En Chile también se pueden encontrar tratamientos que utilizan el elemento para mejorar la calidad de la piel.

07 de Agosto de 2012 | 08:00 | Por M. Francisca Prieto, Emol
Está claro que Madonna se preocupa mucho por su aspecto y es por eso que, según se ha sabido, lleva una estricta dieta macrobiótica y realiza exigentes sesiones diarias de ejercicios, lo que sin duda se refleja en su cuerpo. Pero la "Reina del pop" también se preocupa por tener una buena calidad de piel y retrasar el natural proceso de envejecimiento. ¿Cómo? Con la ayuda del oxígeno.

Durante las últimas semanas diversos medios de todo el mundo publicaron que la cantante confesó que aspira el elemento para revitalizar su cuerpo cuando se siente cansada y es por esto que se ha preocupado de comprar una máquina de oxígeno para cada una de sus mansiones. "Hay que recostarse durante 10 minutos y ponerse estas máscaras en la nariz. Son realmente geniales", ha dicho.

Sin embargo, Madonna -y también otras famosas como Cindy Crawford, Cameron Díaz o Victoria Beckham- han utilizado desde mucho antes el oxígeno como parte de sus tratamientos de belleza. La terapia se denomina "faciales de oxígeno" y básicamente consiste en aplicar el elemento a alta presión sobre la piel.

Lo bueno es que no sólo las celebridades pueden acceder a la mágica receta, sino que también pueden hacerlo las mujeres comunes y corrientes. De hecho, en Chile existen varios lugares que ofrecen el servicio, entre ellos el Centro Cosmetológico CosmO2. Denise Krebs, cosmetóloga y dueña del recinto, cuenta que desde 2004 realizan tratamientos con oxígeno con un equipo que trajo desde Alemania, donde estudió. De esta forma, el suyo se convirtió en el primer centro de estética en brindar la terapia en Chile.

"En el momento prendió harto y ahora también tenemos varias clientas que se lo hacen", afirma, y agrega que quienes solicitan el tratamiento son sobre todo mujeres a partir de los 35 años, cuyo objetivo es atenuar arrugas, reafirmar y, en definitiva, lograr que su piel se vea más saludable y menos apagada u opaca.

El servicio se denomina Oxy-Jet y comprende cinco sesiones que se realizan en un período de un mes. "Después se puede hacer una pausa de hasta más o menos tres meses, y de ahí ojalá seguir con una mantención. Nosotros tenemos clientas que vienen una vez al mes y se mantienen con una sesión de oxígeno mensual", explica Krebs.

La idea del tratamiento es que el oxígeno a presión ayude a que determinados principios activos, como un cóctel de vitaminas o ácido hialurónico, penetren profundamente en la piel del rostro, cuello y escote, las principales zonas donde se realiza, dejándola humectada, turgente, brillante y más bonita.

A juicio de la cosmetóloga, se trata de una terapia absolutamente recomendable, ya que además de no ser invasiva, es muy relajante. "Al final del tratamiento ponemos una mascarilla con aromaterapia para que (las clientas) respiren oxígeno puro durante 15 minutos", describe.

Asimismo, sostiene que también es posible hacer un Oxy Jet express en caso de que la persona lo necesite. "Si alguien tiene un evento un día sábado, lo ideal es que se haga un tratamiento shock que son tres sesiones en una semana, lunes, miércoles y viernes, y la piel queda impecable para el fin de semana", recomienda.

Otro lugar donde se ocupa el oxígeno como tratamiento de belleza es en el centro de estética Pretty Woman. Allí la terapia se denomina Oxigénesis y en ella también se utiliza el elemento a alta presión para ayudar a la penetración profunda de determinados principios activos.

"Nosotros trabajamos con ampollas de uso tópico como la botulínica, colágeno y elastina, y también realizamos una preparación magistral en base a principios activos totalmente naturales como la zanahoria, el té verde, el ginkgo biloba, la papaya, la centella asiática (...) Hacemos diferente preparados para diferentes tipos de piel y el objetivo que se busca lograr", explica la cosmetóloga Deisy Morales.

Eso sí, antes de aplicar los principios activos, se realiza una limpieza de cutis básica para retirar restos de contaminación, maquillaje etc. Posteriormente, se aplica ácido glicólico y se hace un peeling mecánico que retira las células muertas de la primera capa de la piel, la cual "queda totalmente limpia, sin pústulas ni comedones, y lista y preparada para recibir los principios activos con la ayuda del oxígeno presurizado", dice la cosmetóloga.

Finalmente, el tratamiento se sella con una máscara, que puede ser de colágeno y elastina o aloe vera, y aromaterapia que se aplica a través de una cánula.

"En la primera sesión se nota el cambio", asegura Deisy Morales, quien añade que para lograr el objetivo deseado, lo recomendable es realizarse entre seis y 12 sesiones, idealmente una vez cada dos semanas.

La especialista puntualiza que la terapia con oxígeno puede hacerse en cualquier tipo de piel siempre y cuando no presente alteraciones vasculares ni trastornos como rosácea o acné activo. Asimismo, debido a que en ella se realiza un peeling, lo ideal es hacérsela entre marzo y agosto, para evitar quede alguna marca o mancha en caso de que la persona no siga los consejos de cuidado como, por ejemplo, aplicarse bloqueador solar.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores