Joven que nació y creció en la zona de exclusión de Chernobyl ya tiene casi 20 años: la historia de Mariyka Sovenko

Sus padres vivían cerca del reactor número 4 y rechazaron trasladarse tras la explosión, ya que no les ofrecieron una vivienda de evacuación. En 1999 tuvieron a su hija, quien residió en el lugar hasta los siete años.

10 de Junio de 2019 | 15:29 | Redactado por M. Francisca Prieto, Emol
Reuters
Mariyka Sovenko es una estudiante de 19 años, que pronto espera trabajar en la industria hotelera. Algo absolutamente normal para una joven de su edad, de no ser porque Mariyka es la única persona conocida que nació y creció en la zona de exclusión de Chernobyl.

"Estoy bien, estoy trabajando. Eso es todo", declaró la joven al Sunday Express, medio que la ubicó en Kiev en el marco del interés por el desastre de Chernobyl que resurgió en las últimas semanas gracias a la miniserie del mismo nombre de HBO.

Mariyka es hija de Lydia y Mikhail, quienes vivían cerca del reactor nuclear número 4 cuando este explotó el 26 de abril de 1986. De hecho, Mikhail era bombero y fue llamado a combatir las llamas la noche del desastre.

Una vez pasada la emergencia, la pareja se negó a dejar la zona de exclusión, porque la Unión Soviética no les ofreció una vivienda de evacuación. Fue así como en 1999 llegó Mariyka, a quien su padre ayudó a nacer.


Mariyka en la actualidad. Crédito: Sunday Express / Captura.

Los Sovenko decidieron permanecer en el lugar, criando a su hija en un entorno contaminado con la radiactividad, a pesar de ser incluso calificados de criminales por ello.

Entrevistada en 2006, Lydia despejó cualquier duda respecto a Mariyka. "Si las personas creen que es una mutante o tiene dos cabezas, están equivocadas. Ella es una niña encantadora que está perfectamente saludable, por lo que podemos ver", señaló en esa oportunidad.

Asimismo, aseguró que lo único que lamentaba era que no tuviera amigos con quienes jugar. "Desearía que hubiera aunque sea un niño aquí. Le mostraría mi casa y la aldea, podríamos divertirnos juntos", declaró entonces.

Y aunque la familia Sovenko vivía feliz en la zona de exclusión de Chernobyl, cuando cumplió siete años Mariyka debió alejarse de sus padres para asistir al colegio.

Hoy, varios años después, la joven continúa viviendo lejos de su hogar, pero ocasionalmente obtiene un permiso para visitar a su madre, quien a sus 66 años aún vive en la zona de exclusión.

"Las personas creen que Mariyka es un símbolo del renacimiento de Chernobyl, un signo de Dios que interpretan como una bendición de vivir aquí, y que la vida está regresando a este lugar destrozado", dice Lydia, quien asegura que su hija está completamente sana.

No obstante, la joven tiene otro punto de vista. "Saber que es la única persona que nació allí después de la explosión y creció en Chernobyl, es bastante doloroso para ella. Ella lo ve como un estigma", reveló una amiga de Mariyka al Sunday Express. 
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores