EMOLTV

Día Internacional sin Dietas: ¿Quién fue su creadora y por qué se conmemora los 6 de mayo?

En 1992, la activista británica Mary Evans Young decidió iniciar este movimiento con el objetivo de, entre otras cosas, promover un estilo de vida saludable.

imagen
El Mercurio (archivo)
Este miércoles 6 de mayo se celebra alrededor del mundo el Día Internacional sin Dietas (INDD por su sigla en inglés), una fecha que fue planteada en 1992 y que desde ese año hasta hoy anima a aceptar el cuerpo humano en sus diversas formas, llamando la atención y recordando los peligros de algunos regímenes alimenticios que suelen no ser sanos.

Su creadora fue la activista feminista británica Mary Evans Young, quien dio inicio al movimiento con el fin de promover un estilo de vida saludable con un enfoque en todo tipo de tallas. Además, este día celebra la belleza y diversidad de todo tipo de cuerpos, creando conciencia respecto a los riesgos potenciales para la salud de dietas extremas y su poca posibilidad de éxito, especialmente intentando mantener esta pérdida de peso.

Young, quien padeció anorexia, decidió luchar contra la industria de productos dietéticos, y alertar al mundo sobre los peligros de la anorexia y otros desórdenes alimentarios, creando el eslogan "La gorda devuelve el mordisco" (Fat Woman Bites Back).

"Entré en acción tras haber visto un programa de televisión en el que las mujeres se hacían intervenciones quirúrgicas para bajar de peso", explicó Evans Young en su momento.

Fue en ese contexto, durante una entrevista a un programa de televisión inglés, que consensuó junto a la audiencia celebrar el "Día Internacional Sin Dietas" el 6 de mayo, fecha que eligió por el simple hecho de la proximidad con su explosión en la TV.

Para el movimiento la británica enumeró alguno de sus principales objetivos:

- Poner en duda la idea de una forma corporal "correcta" (canon de belleza).

- Crear conciencia de la discriminación en razón del peso y erradicar la gordofobia (obesophobia).

- Declarar un día libre de dietas y obsesiones por el peso corporal.

- Resaltar hechos acerca de la industria de los productos de adelgazamiento, llamando la atención de la ineficacia de muchas de las dietas comerciales (sin consultar a un médico).

- Recordar a las víctimas de los desórdenes alimenticios y la cirugía para perder peso: liposucción, abdominoplastia y cirugía bariátrica (muertas o enfermas).