Reducir comidas, dosificar el alcohol y preferir los integrales: Consejos para no aumentar la talla durante la cuarentena

Una endocrinóloga entregó recomendaciones prácticas para quienes estaban acostumbrados a realizar ejercicios físicos, y que con las medidas para prevenir contagios de Covid-19, debieron dejarlas de lado y combaten su ansiedad con los alimentos.

20 de Marzo de 2020 | 15:03 | EFE / Editado por María José Hermosilla, Emol
El Mercurio (archivo)
El encierro en las casas con el objetivos de evitar la propagación del coronavirus (Covid-19), ha provocado que varias personas que estaban acostumbradas a realizar actividad física en gimnasios o parques, se vean obligadas a posponerlas e idear nuevas formas de mantenerse en forma.

Sin embargo, a muchos les preocupa que el poco movimiento que ahora realizan a diario, pueda transformarse a la larga en kilos de más.

"La cuarentena exige un sacrificio extra: comer menos", recomendó la endocrinóloga española Clotilde Vázquez, quien advirtió, además: "El miedo también engorda".

Las personas tienden a disminuir la actividad física y asaltar los refrigeradores con más frecuencia, pero también la ansiedad, el miedo y el estrés de una situación nunca antes vivida, hace que sus cuerpos reaccionen. "Que nadie se extrañe si tiene más hambre. El miedo hace almacenar grasa", afirmó la especialista.

"Este estrés emocional, este estado de inquietud generado por el coronavirus moviliza una complejidad de hormonas y neurotransmisores que nos hace almacenar más energía, tener reservas", aseguró Vázquez.

"Hace que comamos más y que escojamos productos más calóricos, como chocolate, embutido, queso. Pero tenemos que combatirlo con otros alimentos saciantes y con menos calorías, como frutas y verduras, que nos aportan vitaminas, minerales y agua", afirmó la experta.

Un consejo que sirve para la población general, pero en especial para personas con diabetes, hipertensión u obesidad, quienes deben extremar la precaución con su alimentación y no dejar de hacer ejercicio en casa.

Hay que reducir las raciones. "Un adulto que apenas se mueva no debe pasar, según la edad, de 1.300-1.700 calorías que ascenderían a 2.000 en una jornada de actividad normal", apuntó Váquez, quien recomienda vigilar los kilos en el peso de las casas, pero sin obsesionarse.

"Tenemos que comprobar que cabemos en los mismos pantalones" que nos poníamos antes de que el coronavirus nos pusiera la vida del revés, resumió.

Consejos prácticos


Para controlar la dieta y nuestra salud durante el confinamiento, la endocrinóloga propone una serie de pautas:

- Desayunar a base de pan integral, un poquito de aceite de oliva y tomate natural. Incluso se le puede añadir proteína, como atún o pavo.

- Un primer plato siempre de ensalada o verdura, para almorzar y comer. "Es mejor la verdura entera que en puré, es más saciante", aseguró.

- Un segundo plato con alimentos proteicos: pescado, carnes, huevos o pollo.

- Otra posibilidad es el plato único, siempre precedido de ensalada. Y para eso lo ideal son los potajes de legumbres con verduras y añadir un poco de carne, pollo o pescado. "La legumbre no es tan calórica como muchos creen, un guiso completo puede tener 350 calorías en una dieta de 1.500", indicó.

- Prohibido añadir ingredientes altos en calorías, como las salsas, a las pastas y al arroz, mejor integrales.

- Entre horas no hay que mirar lo que tenemos en la nevera, tan solo abrirla y coger fruta, como el plátano, o un yogur con un puñado de nueces.

- El agua y las infusiones también ayudan a tener el estómago entretenido y el alcohol, mejor evitarlo. Cuidado con esa cerveza o vino con los que compensamos estar encerrados, mejor dosificarlos.

- El pan se debe restringir, "es muy adictivo, como la pasta", y reservarlo para el desayuno y por supuesto en su versión integral. Los niños sí pueden tomar colaciones y, por supuesto, el mismo menú recomendado a los ancianos.

- Comer a mesa puesta y sin televisión. Estar pendiente de la pantalla hace que inconscientemente comamos más.

- Ejercicio de 20-30 minutos dos veces al día para controlar la inquietud y quemar calorías. Por internet se pueden seguir tutoriales, desde zumba y yoga hasta estiramientos y relajación. "La ansiedad suele aparecer a media tarde, es un buen momento para hacer ejercicio, como subir y bajar escaleras y realizar tareas en casa", aconsejó.

La endocrinóloga aseguró que, si planificamos nuestro día a día y hacemos un esfuerzo por tomar todas las raciones de frutas y verduras aconsejadas, el encierro por el coronavirus no hará que cambiemos de talla.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores