Enfrentar la evolución laboral tras el desconfinamiento: ¿Qué pasa con la salud mental de los trabajadores?

Mientras muchas empresas preparan medidas de higiene y sanidad para la vuelta presencial o mixta de sus colaboradores, existe preocupación por la salud emocional y psicológica de ellos en el proceso.

05 de Noviembre de 2020 | 11:14 | Por María Jesús Herranz, Emol
El Mercurio
Uno de los desafíos que planteó la pandemia fue cómo sobrellevar el ámbito laboral con el confinamiento. El teletrabajo se presentó como una alternativa viable y ayudó en gran medida a que diversas empresas pudiesen seguir en pie este 2020.

Pero con el progresivo desconfinamiento del país, las empresas se preparan para que sus trabajadores vuelvan de manera presencial a sus oficinas, o bien, para implementar sistemas híbridos o mixtos en los que parte de los colaboradores se mantengan de forma telemática, mientras otros acuden presencialmente. Esto, con medidas sanitarias y siguiendo las recomendaciones de las autoridades.

Sin embargo, el foco pareciera quedarse sólo en la higiene y sanitización. Pero en ese sentido, ¿qué pasará con la salud psicológica y emocional de los trabajadores durante este proceso?

Francisca Fuensalida, directora del programa Teletrabajo 2020, señala que desde el punto de vista laboral y las altas cifras de desempleo en el país -que alcanzó el 12,3% en el trimestre julio-septiembre según el INE-, "desde el punto de vista laboral, este es un muy mal momento para quedarse sin trabajo".

Según explica, "hay personas que se están sobre exigiendo para parecer que son imprescindibles en su equipo y organización, lo que genera estrés emocional y físico", advierte.

Aspectos a considerar

La profesional plantea la necesidad de generar herramientas que ayuden a disminuir el estrés tanto para colaboradores como líderes en este proceso, priorizando la comunicación entre las gerencias y equipos de trabajo y conociendo también las emociones de sus trabajadores.

"Todos somos parte de este cambio (...) pero sobre todo debemos tener la capacidad de entender y empatizar con los diferentes tipos de colaboradores y sus habilidades. Esto ayudará a que las personas se sientan parte de esta evolución laboral que nuestro país ya está viviendo", sostiene Fuensalida.

"Debemos tener la capacidad de entender y empatizar con los diferentes tipos de colaboradores y sus habilidades. Esto ayudará a que las personas se sientan parte de esta evolución laboral que nuestro país ya está viviendo"

Francisca Fuensalida, directora Teletrabajo 2020
Una precisión que hace la profesional, es que las acciones que se tomen en relación a la salud mental de los trabajadores, deben planearse antes del regreso presencial, "no como reacción por si pasa algo". Un ejemplo es el miedo al contagio, por lo que sugiere informar constantemente las medidas sanitarias que se implementen.

"Otra situación fácil de prever es la desconexión entre quiénes se mantienen en la casa y los que están en la oficina. Para solucionar esto es fundamental que los líderes incluyan en sus actividades la generación de puentes de contacto entre ambos grupos. Por ejemplo, cuando se realice una reunión, incluir telemáticamente a los teletrabajadores. Y al revés", añade Fuensalida.

"Ajustar las expectativas"

Pero para la directora, "lo más importante es la flexibilidad y el ajuste de expectativas, es decir, comprender que estamos cansados, nerviosos y ya agobiados con todo lo que está sucediendo, por lo que pretender que los que regresan a las oficinas van a estar a un 100% es un error", afirma.

"Lo más importante es la flexibilidad y el ajuste de expectativas, es decir, comprender que estamos cansados, nerviosos y ya agobiados con todo lo que está sucediendo"

Francisca Fuensalida, directora Teletrabajo 2020
Otro factor a considerar es que el regreso presencial coincida con la apertura de establecimientos educacionales, ya que de no ser así, los padres tendrán un complejo escenario.

"Aquí es donde aparece nuevamente el concepto de flexibilidad y de empatía por las y los colaboradores. Las organizaciones deben conocer la realidad de cada uno de ellos y decidir en base a esos antecedentes si es que es posible exigirles o no el regreso. En ese sentido, el teletrabajo debe mantenerse como una opción válida, al menos mientras dure la pandemia", sostiene Fuensalida.

Por lo tanto, "nuestro llamado a los empleadores es tomarse las cosas con calma. Exigirle lo imposible a sus equipos sólo va a terminar en personas enfermas, estresadas y agobiadas, lo que se traduce en un riesgo evidente para la productividad y la continuidad de cualquier negocio", advierte.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores