EMOLTV

Mujer nigeriana se enfrenta a siete años de prisión por escribir una reseña negativa sobre una salsa de tomate en RR.SS.

Chioma Okoli indicó que era demasiado dulce y además le pidió a sus seguidores opinar sobre el producto. El 18 de abril se conocerá su sentencia.

03 de Abril de 2024 | 11:59 | Redactado por Sofía Cereceda, Emol.
imagen
Aton (imagen referencial)
Es sorprendente pensar que una acción que es tan común como publicar una opinión sobre un producto en internet, pueda resultar en una condena penal. Sin embargo, esto fue lo que le ocurrió a una mujer nigeriana de 39 años que tras escribir una reseña negativa sobre una salsa de tomate en Facebook fue arrestada y ahora enfrenta siete años de prisión.

En septiembre del año pasado, Chioma Okoli recurrió a dicha red social y señaló que compró ese producto en lugar de la marca que consume habitualmente y que no le gustó el resultado, indicando que era demasiado dulce, según recogen diferentes medios internacionales.

Además, pidió a sus seguidores de Facebook que compartieran sus opiniones sobre la salsa.

La reseña acompañada de una lata abierta de Nagiko Tomato Mixse elaborada por la empresa local Erisco Foods Limited se hizo muy viral y según trascendió llegó a acumular más de tres mil comentarios, desencadenando los problemas.

Uno de ellos incluía a una persona que dijo ser la hermana del fundador de la empresa que elabora el producto, quien le pidió retirar las críticas y que probara otra salsa.

Según consignó CNN Mundo, ella le dijo: "Dejen de estropear el producto de mi hermano. Si no te gusta, usa otro que no sea llevarlo a las redes sociales o llamar al servicio de atención al cliente".

A esto, Okoli respondió: "Ayúdame a aconsejarle a tu hermano que deje de matar a la gente con su producto, ayer fue la primera vez que lo usé y es azúcar pura".

Este último comentario fue lo que le costó caro a la mujer nigeriana, ya que una semana después, el 24 de septiembre, fue arrestada por policías nigerianos vestidos de civil mientras estaba en una iglesia en la ciudad de Lagos.

El personal señaló que Okoli fue acusada "de instigar a Erisco Foods Limited, sabiendo que dicha información era falsa según la Sección 24 (1) (B) de la Ley de Prohibición de Delitos Cibernéticos de Nigeria".

Si es declarada culpable, podría enfrentar "hasta tres años de cárcel o una multa de siete millones de nairas nigerianas (alrededor de cinco mil dólares), o ambas cosas.

Además, la usuaria fue acusada por separado de conspirar "con la intención de instigar a la gente contra Erisco Foods". Si este cargo se prueba, Okoli podría enfrentar siete años de prisión.

En tanto, la mujer de 39 años conversó con CNN Mundo sobre su experiencia en la cárcel y contó que fue detenida en una celda policial con goteras durante todo un día.

"Me metieron en la celda alrededor de las 6 de la tarde (el 24 de septiembre). No había asientos, así que estuve de pie hasta el día siguiente. Mis piernas estaban dentro del agua (que entraba por las goteras del techo). A veces me agachaba para reducir la presión sobre mis piernas. Estaba pensando en mis hijos que estaban en casa. Estaba hablando sola. Pensaba, rezaba, estaba hecha un desastre", dijo.

Al día siguiente, trasladaron a Okoli en avión a Abuja, la capital de Nigeria donde fue retenida en una comisaría de policía y puesta en libertad bajo fianza administrativa.

El 5 de octubre la policía presentó su caso contra Chioma en un tribunal de Abuja, y la primera audiencia con el juez se realizó el 7 de diciembre a la que no asistió personalmente y estuvo representada por su abogado.

En esta se emitió una orden de restricción según la cual, la mujer nigeriana no podía ser arrestada sin una orden judicial. Sin embargo, un mes después, la usuaria que estaba embarazada, conversó con la cadena norteamericana y estableció que de igual forma, la policía entró en su casa en Lagos e intentó detenerla.

"Se quedaron en mi edificio desde las 6:30 am hasta las 5:30 pm. Mis hijos no pudieron ir a la escuela ese día y no pudimos salir a buscar comida porque se acabó el gas para cocinar", dijo. No obstante, señaló que finalmente la policía se fue.

Otra demanda para Okoli y su contrademanda

Por su parte, la mujer nigeriana enfrenta otro cargo en un caso civil separado, ya que la empresa Erisco Foods Limited presentó una demanda de 5.000 millones de nairas nigerianas (más de tres millones de dólares) porque la reseña perjudicó el negocio al provocar una mala publicidad.

En ese sentido, la empresa estableció que "estaba defendiendo su reputación después de que sus comentarios 'dieran como resultado que varios proveedores decidieran desvincularse de nosotros'".

En tanto, aseguró que "sufrió la pérdida de múltiples líneas de crédito" y por ende, presentó una demanda civil contra Chioma solicitando dicha suma de dinero por los conceptos de daños y perjuicios.

Asimismo, Okoli también tomó medidas, ya que en octubre presentó una contrademanda contra la empresa de alimentos pidiendo 500 millones de nairas (361.171 dólares) y también contra la policía nigeriana porque según ella el arresto violó sus "derechos constitucionales a la libertad de expresión y de movimiento", según consignó CNN Mundo.

La abogada de la usuaria describió los casos como una batalla de David y Goliat, y estableció que "en este caso, creemos que David tiene razón y Goliat está equivocado".

La mujer nigeriana que está siendo juzgada por delitos cibernéticos y que podría enfrentarse a siete años de prisión y una multa de aproximadamente cinco mil dólares, deberá comparecer ante la justicia el 18 de abril para escuchar su sentencia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol