Un irreconocible Fernando González perdió y dejó colgando a Chile en la Copa Davis

La primera raqueta de Chile cayó en cuatro sets ante Igor Andreev, dejando a los rusos 2-0 arriba tras el primer día de competencia.

09 de Febrero de 2007 | 16:50 | El Mercurio Online

El revés fue una de las armas que menos le funcionó a Fernando González.

Vladimir Bigorra, El Mercurio

LA SERENA.- Ni los cálculos más optimistas de los rusos habrían dado un 2-0 en su favor. Pero pasó. Fernando González no pudo con Igor Andreev y Chile quedó abajo en el marcador en el primer día de competencia ante Rusia. Temprano había perdido Nicolás Massú frente Marat Safin, en tres sets.


La raqueta número 1 de Chile, en un partido para el olvido, cayó ante Andreev en 2 horas 52 minutos de juego, en cuatro sets, con parciales de 6-4, 4-6, 3-6 y 2-6.


El jugador de La Reina comenzó bien, el primer set lo ganó sin problemas, y con un quiebre a su favor, pero desde la segunda manga en adelante todo cambió y el ruso pasó por encima del chileno que nunca pudo mejorar su juego y cada vez se fue hundiendo más ante el sólido juego del moscovita.

El cambio vino en el cuarto juego del segundo set. González había quebrado recién y debía ratificarlo con el servicio a su favor, pero apareció el ruso y con fuertes golpes del fondo de cancha le hizo daño al cinco del mundo y logró romperle. De ahí en adelante, un encendido Andreev y un irreconocible González. Con tres quiebres más a su favor y uno en contra, el ruso se llevó el segundo set en 47 minutos.

Pudo haber sido solamente un tropezón del número 1 de Chile, pero siguió fallando con su revés y el primer servicio no le entraba. Al contrario, Andreev no decaía, es más, cada vez se veía más compenetrado y sin errores. Así, el ruso se llevó también el tercer set con un quiebre en el segundo juego y en 39 minutos.

Llegó al set decisivo. Todos esperaban una reacción del jugador de La Reina, que hiciera sentir su ranking y categoría, pero al contrario, fue el peor de todos sus sets, sólo al final logró reaccionar, pero ya era demasiado tarde. Rápido quedó 5-0 abajo, pero en el sexto juego quebró y encendió una llama de ilusión que se apagó en el octavo game cuando después de sufridos puntos Andreev retuvo su servicio y liquidó las esperanzas de Fernando.

Ahora sólo queda soñar. Un 2-0 abajo nadie lo esperaba y lo que se viene es demasiado complicado. Hay que jugarse todo en el dobles mañana, con González y Massú en la cancha y apostar al milagro el domingo ante Safin y Andreev que mostraron gran oficio en estos dos primeros puntos.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores