Pesista María Fernanda Valdés cambiaría de técnico tras polémica por su llanto en Londres

La deportista nacional está molesta con el colombiano Raúl Gutiérrez quien la criticó después de su actuación y posterior reacción en los Juegos Olímpicos.

10 de Agosto de 2012 | 18:50 | Manuel Rojas Díaz, enviado especial a Londres

El llanto de la polémica.

El Mercurio

LONDRES.- Las declaraciones realizadas a Emol por parte del presidente de la halterofilia chilena, Cristian Harthey, y el colombiano, Raúl Gutiérrez, entrenador de la pesista María Fernanda Valdés, donde criticaban duramente a la deportista nacional, sacaron roncha en Londres.

Primero, y a un día de levantarse la polémica, la propia atleta había puesto en duda en duda su continuidad en la federación . Pero se quedó ahí. Ya a días de pasado el torbellino de acusaciones mutuas y con la mente más fría, Valdés le confesó a sus más cercanos que tenía la intención de cambiar de técnico de cara a su preparación para los Sudamericanos 2012 y los Juegos de Río 2016.

La criolla está muy molesta y no sólo por las palabras de Gutiérrez, también porque supuestamente no la apoyó, ni la defendió cuando el presidente de la Federación la habría insultado en camarines en medio de su presentación en la prueba de halterofilia.

Valdés pediría no continuar con el colombiano y su primera idea sería volver a trabajar con su antiguo entrenador, Luis López, pero es algo que debe determinar en conjunto con la Federación.

Respecto a su desafiliación, esto sería imposible ya que ella debe estar federada para participar en los eventos deportivos más importantes, lo que sí, el COCh no descarta hacer una revisión de los problemas que han ocurrido en la halterofilia. Cabe recordar que el propio Neven Ilic, en entrevista con Emol , reconoció que varias federaciones no estaban trabajando bien, y que ya incluso se ha intervenido diez de ellas, sin apuntar eso sí, a las pesas.

Cabe recordar que María Fernanda Valdés finalizó novena en su especialidad, tras lo cual explotó en llanto, porque no quedó conforme con su actuación y con una dura autocrítica. "Me sentía rara, muy mal. No estoy contenta con lo que hice, me desconcentré y no me sentía muy bien. Sentía que me empezaban a hablar y no me acuerdo más. Tenía inseguridad", dijo mientras lloraba .

Luego vino la arremetida de Harthey y Gutiérrez. "Viene a unos Juegos Olímpicos y no responde, torneo grande que tiene, afloja, le da miedo y no compite como corresponde. ¿Que llore? Llora en todos los torneos, no he visto torneo donde no lo haga, para mí no es novedad, son cosas normales de ella", había arremetido el primero, mientras su entrenador había apoyado al dirigente. "Fue un llamado de atención para que reaccionara, porque estaba compitiendo y la veíamos muy quedada, se le retó, y se le dijo que el esfuerzo que se había hecho era para lucirse, no para llegar y hacer un 'papelazo', dijo.

Después de todo esto resultaba difícil creer que continuaran trabajando juntos, por lo menos Valdés hoy repensaría su futuro.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores