Soledad Alvear aboga por diplomacia económica

Al inaugurar el 'Encuentro Exportador 2000, Juntos en la Nueva Economía', la canciller sostuvo que crecimientos elevados y estables sólo se dan en economías que aprovechan las ventajas del comercio internacional, porque son éstos los que permiten reducir la pobreza y avanzar en la corrección de desigualdades sociales.

28 de Agosto de 2000 | 12:02 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- La ministra de Relaciones Exteriores, María Soledad Alvear, señaló hoy que el país requiere una diplomacia económica y una estrecha colaboración pública-privada que esté a la altura de desafíos como el cambio tecnológico, profundizar el desarrollo exportador y la liberalización comercial, de exigencia de crecimiento y de prosperidad y equidad.

Al inaugurar el 'Encuentro Exportador 2000, Juntos en la Nueva Economía', la
canciller sostuvo que crecimientos elevados y estables sólo se dan en el
contexto de economías que aprovechan las ventajas del comercio internacional,
porque son éstos los que permiten reducir la pobreza y avanzar en la corrección
de las desigualdades sociales.

Por lo anterior, Alvear dijo que ése es el objetivo estratégico de la política de comercio exterior; es decir, profundizar la presencia internacional,
combinando la inserción comercial con la promoción y protección de inversiones;
favorecer la competitividad y la difusión del cambio tecnológico, buscando
aprovechar las oportunidades de la globalización y acotando sus riesgos.

Asimismo, indicó que hasta el momento la estrategia que ha llevado a cabo el
gobierno ha sido exitosa, pero sin embargo se debe seguir avanzando en esta
senda que incluye nuevos desafíos. Sobre esa base, dijo que el gobierno ha
reforzado su compromiso con el esfuerzo exportadora apoyando la ampliación yy
consolidación de mercados y trabajando en la promoción y defensa de nuestras
exportaciones; incentivando la diversificación y descentralizción exportadora y
una inserción más estable de las Pymes en esta tarea.

A juicio de Alvear, Chile está obligado a persistir en sus esfuerzos de
liberalización en todos los mercados de exportación que le sean relevantes,
aprovechando y optimizando el uso de los mecanismo multilaterales y los acuerdos de libre comercio.

Comentó que en el ámbito multilateral el fracaso de la OMC en Seattle, ha
aumentado las tendencias a la regionalización de los intercambios, otorgando
nuevos bríos a negociaciones de libre comercio como las de la UE con Chile,
Mercosur y México o como las de este último con Israel y Centroamérica.

Agregó que la propia APEC reexamina su actitud, hasta ahora con prioridades
sólo multilaterales, abriendo paso a conversaciones y acuerdos de geometría
variable entre Japón, Corea, México, Canadá, Australia, Nueva Zelandia y
Singapur, entre las economías más relevantes.

"Chile no puede darse el lujo de ausentarse de tal red de acuerdos",
señaló, arguyendo que la razón radica en que estos escenarios no sólo están
configurando el diseño de la próxima ronda de la OMC, "sino porque llegar tarde
a ellos desmejorará la posición de nuestros exportadores frente a la competencia y porque también se depreciará nuestro rol de socio comercial activo que incorpora disciplinas avanzadas en inversión, servicios, compras de gobierno, normas de competencia y antidumping".

De la misma manera, puntualizó que llegar tarde a la cita con el Asia-
Pacífico mermará el activo chileno de puente privilegiado entre Asia y Mercosur, afectando la aspiración de liderar los temas de corredores biocéanicos y de plataforma de servicios, incluyendo las aspiraciones de centro financiero.

Señaló que el gobierno está consciente de estas urgencias por lo que ha
iniciado las negociaciones con la UE; viene jugando un activo papel de
dinamización de las negociaciones del ALCA; ha reactivado sus conversaciones
bilaterales con Estados Unidos; y ha concordado acuerdo de libre comercio con
Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, consiguiendo que casi el 80% de las
exportaciones chilenas a estas economías ingresen con arancel cero.

Alvear indicó que las negociaciones con Corea han ido avanzando, en tanto
con Japón ya se ha acordado la realización de estudios que evalúen los impactos
de un eventual acuerdo de libre comercio; y comentó que los países del EFTA y la India han expresado su disposición para negociar en la misma dirección, por lo que Chile estaría evaluando tales invitaciones.

En la ocasión, también recalcó que el desafío es mantener lo ya logrado y
ajustarse a la demanda, porque, según explicó, en el caso de productos
nacionales estrellas de la agroindustria, sector pesquero y forestal,
"enfrentamos una competencia seria y creciente de Nueva Zelandia, Argentina,
Australia y progresivamente Europa del Este".

"No podemos tratar de seguir vendiendo pasivamente lo que somos muy buenos
en producir. Tenemos que empezar a producir lo que podemos vender. Debemos dar
un giro de 180 grados y no seguir mirando el mundo desde Chile, sino ver a Chile desde el mundo. Junto con ello, debemos ampliar nuestra base exportadora y el rango de lo que estamos vendiendo en el exterior", indicó.

Para ello, manifestó la necesidad de diseñar un plan para un plazo de 10
años que fije objetivos muy precisos y tareas para cada actor con
responsabilidad en estas materias.

Finalmente, la canciller señaló que en este desafío el sector privado no
está solo. "Debe recibir las señales adecuadas del gobierno, en lo que será
probablemente la parte sustantiva de la responsabilidad pública en esta nueva
estrategia común", precisó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores