Chile podría transformarse en primer exportador de salmón en el mundo

Nuestro país produjo el 2003 más de 503.000 toneladas de salmón cultivado y constituye a nuestro país en el segundo productor mundial.

04 de Enero de 2004 | 10:13 | Orbe
SANTIAGO.- La Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) sostuvo que no está lejana la posibilidad que en el corto plazo Chile se transforme en el primer exportador mundial de salmón, con lo cual la demanda de alimentos de esta industria experimentará también un importante incremento, si se considera la actual tendencia de crecimiento.

Precisó que la demanda por alimentos de la salmonicultura ha aumentado desde 50.000 toneladas en 1990 a 700.000 toneladas en 2003, estimándose que las expectativas de crecimiento durante los próximos 10 años estarán entre 5 por ciento y un 7 por ciento anual, alcanzándose una demanda entre 1,1 y 1,4 millones de toneladas.

Chile produjo más de 503.000 toneladas de salmón cultivado y constituye a nuestro país en el segundo productor mundial luego de Noruega.

Las exportaciones han crecido a altas tasas desde hace unos 10 años, lo que hace que este sector productivo sea el de mayor crecimiento en el ámbito pesquero nacional. En el último trienio el valor de las exportaciones se han mantenido constante, en cifras cercanas a los 1.000 millones de dólares y específicamente, en el año 2002 se exportaron 331.400 toneladas, por un valor de 973 millones de dólares.

Odepa destacó que el crecimiento de este sector se ha logrado con fuertes incrementos en la productividad, originados en una importante reducción en los costos de producción y en ellos tiene una fuerte incidencia el costo de alimentación de los peces, que se estima en un 50 por ciento de los costos totales de producción.

Asimismo, señaló que los requerimientos de proteínas y energía del salmón son satisfechos principalmente por harina y aceite de pescado, insumos cuya producción mundial ha llegado a su aparente límite máximo, debido a menores capturas, establecimiento de cuotas y factores climáticos (fenómeno del Niño), lo que limita la oferta y provoca grandes variaciones en los precios de estos insumos.

"Aún cuando Chile es un importante productor de harina y aceite de pescado, de igual modo la salmonicultura está sujeta a las fuertes variaciones del mercado de estos productos. En efecto, cuando los precios del aceite y de la harina de pescado están altos en los mercados externos, las exportaciones nacionales de estos productos aumentan considerablemente, disminuyendo la disponibilidad de ellas para la industria salmonera nacional", resaltó.

Según el análisis, es en este punto que se abre un escenario que genera atractivas oportunidades para la agricultura nacional, especialmente a la del sur de Chile, la búsqueda de nuevas alternativas de abastecimiento de insumos para la alimentación de salmones, en la cual el mayor uso de insumos de origen vegetal para la sustitución parcial de harina y aceite de pescado se convierte en una de los principales desafíos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores