EMOLTV

Independencia energética significará alza de 20% en cuentas eléctricas

Así lo aseguró el ministro de Economía, Jorge Rodríguez, quien admitió que el sustituir el gas natural argentino por otro licuado traído de otros continentes implicará alzas, pero "eso será a cambio de mayor seguridad".

07 de Mayo de 2004 | 16:05 | AP

Rodríguez detalló el proyecto anunciado ayer por Lagos.
SANTIAGO.- Los consumidores chilenos pagarán alzas de un 20% en sus cuentas eléctricas a cambio de seguridad en su abastecimiento, de la que carecen hoy a causa de los recortes de gas de Argentina.

El ministro de Economía, Jorge Rodríguez, admitió el viernes que el sustituir el gas natural argentino por otro licuado traído de otros continentes implicará alzas, pero "eso será a cambio de mayor seguridad".

"Hay que decirle a los chilenos que si falla el gas natural argentino, tendremos electricidad y gas en nuestras casas, el comercio y en nuestros negocios, y eso cuesta caro", declaró.

Rodríguez y el gerente general de la empresa estatal de petróleo, Daniel Fernández, aludieron a las futuras alzas tras anunciar que la licitación para comprar el gas licuado se realizará en el transcurso de este año.

Carlos Cortés, secretario de la Asociación de Distribuidores de gas natural, dijo que los estudios preliminares señalan que "las cuentas del consumidor residencial se incrementarán cerca de un 20%, mientras que a las industrias , alrededor del 40%".

"Las alzas valen la pena pues se tiene una mayor seguridad" en el abastecimiento, añadió.

En menos de 40 días las empresas argentinas del gas disminuyeron la venta del combustible a Chile en casi cinco millones de metros cúbicos diarios.

La crisis energética que llevó al gobierno de Néstor Kirchner a disponer que las gasíferas no podían exportar sin antes abastecer completamente el mercado interno remeció a Chile, cuyas generadoras eléctricas dependen mucho del gas natural argentino.

Chile compra entre 18 a 20 millones de metros cúbicos diarios de gas natural a Argentina, por lo que la actual restricción equivale casi al 25% del requerido.

El Presidente Lagos anunció ayer que Chile traerá gas licuado de otros continentes, lo regasificará en la costa y los distribuirá finalmente a los consumidores.

El plan, que implica la participación de inversiones privadas, tiene un costo que va desde los 400 a los 500 millones de dólares y deberá estar en funcionamiento el 2007.

Lagos y sus ministros han asegurado que antes de esa fecha los chilenos no sufrirán racionamientos de luz ni de gas.

Cerca del 25% de los hogares de Santiago hacen funcionar sus calentadores con el gas argentino.

Aunque el gobierno sigue dialogando con su similar argentino para encontrar vías para paliar la crisis, las empresas privadas no han descartado demandar al Estado y a las industrias argentinas por el incumplimiento de los contratos en el suministro de gas.