EMOLTV

Venezuela aboga por la unidad de la OPEP para controlar precios

Entre las propuestas que presentará Venezuela en Beirut estarán el incremento de la banda de precios, además de analizar el impacto en el precio del crudo de los impuestos, la variación del dólar y las actividades especulativas.

23 de Mayo de 2004 | 11:24 | EFE
AMSTERDAM.- El ministro de Energía y Minas de Venezuela, Rafael Ramírez, defendió hoy claramente la unidad y el consenso en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), tras la propuesta unilateral de Arabia Saudí para aumentar las cuotas de producción.

"Para nosotros la unidad de la OPEP es muy importante", dijo Ramírez, en una rueda de prensa en Amsterdam, donde participa en el IX Foro Internacional de la Energía (FIE).

Al margen de este foro, ayer, sábado, se celebró una reunión informal de la OPEP en la que no se discutió la propuesta saudí de aumentar la cuota de producción de los países de la organización en 2 millones de barriles diarios y en la que se puso de manifiesto las discrepancias entre sus miembros.

A juicio de Ramírez, la propuesta saudí, "al igual que cualquier otra sugerencia", deben ser "tratadas en el seno de la OPEP", y por eso, en la próxima reunión de Beirut -el 3 de junio- se discutirán todos los aspectos relacionados con fuerte aumento del crudo de los últimos seis meses.

Entre las propuestas que presentará Venezuela en Beirut estarán el incremento de la banda de precios (actualmente de 22 a 28 dólares por barril), además de analizar el impacto en el precio del crudo de los impuestos, la variación del dólar y las actividades especulativas.

Según explicó Ramírez, para la revisión de la banda de precios deben realizarse análisis técnicos y económicos "en los que ya hay varios países implicados".

El ministro no quiso dar definir su propuesta ya que si "los especuladores actúan en el corto plazo, podríamos tener una caída brusca del precio del petróleo"

Ramírez reiteró que los elevados precios del crudo "no obedecen a razones de mercado, que está suficientemente abastecido e incluso hay una importante superproducción de dos millones de barriles diarios".

En su opinión, el precio no es un reflejo del mercado, porque a pesar del aumento del petróleo la economía se sigue recuperando, lo que "es una señal de que los países están comprando crudo, especialmente las economías industrializadas".

"Sería muy simplista decir que el precio sólo tiene que ver con los niveles de producción de la OPEP", agregó.

En este sentido, indicó que hay que tener en cuenta otros factores como son los más de 80.000 contratos en el mercado de futuros o las políticas impositivas y reguladoras, ya que una media del 70% del precio que se paga en Europa por la gasolina corresponde a impuestos.

También ha afectado la devaluación del dólar o la crisis en Oriente Medio, principalmente en Irak, donde "indudablemente la política de Estados Unidos ha traído como consecuencia una situación de desestabilización y alza de precios".

No obstante, el ministro señaló que la responsabilidad de esta situación corresponde asimismo a los inversores, "que introducen factores de desestabilización para lograr beneficios de sus inversiones".

La cuestión es saber cuáles de esos factores son coyunturales y cuáles estructurales y actuar en consecuencia, pero siempre en el marco de la OPEP.

Por otro lado, indicó que la capacidad de producción de su país es de 3,6 millones de barriles diarios, pero actualmente bombea 2,7, la cuota que marca la OPEP, según aseguró Ramírez.

Sin embargo, explicó que ya hay en marcha un plan de expansión de la capacidad productiva para llegar a los 5 millones de barriles en 2009.

Para ello Venezuela necesita una inversión de 37.000 millones de dólares, de los que 27.000 saldrían de los recursos propios venezolanos.

Las cifras ofrecidas por Ramírez indican que en 2003 las ventas de petróleo de su país fueron de 46.000 millones de dólares, de los que se obtuvieron 3.400 millones de ganancias netas.