EMOLTV

Importaciones de motocicletas aumentan en 107 por ciento

Para este año se estima que ingresen al país siete mil nuevas unidades.

31 de Agosto de 2004 | 11:24 | ORBE
SANTIAGO.- Un crecimiento de 107 por ciento registraron las importaciones de motocicletas en Chile durante el primer semestre de este año, alcanzando las dos mil 917 unidades, según la Asociación Nacional de Importadores de Motos (Anim).

Los modelos entre los 50 y 250 centímetros cúbicos es el que representa la mayor penetración del mercado, superando el 50 por ciento.

Las estimaciones de importaciones de la Anim para este año se encumbran a las siete mil unidades, lo que equivale a un crecimiento de 70 por ciento.

El presidente de la entidad, Gianfranco Mauriziano, manifestó que la expansión responde a factores como las nuevas normas de homologación, EPA y Euro 3, a las que se han ajustado las marcas con sus modelos.

"Lo que estamos viendo es que las marcas están recuperando un mercado perdido, como consecuencia de su adaptación e inversión a la nueva norma", sostuvo Mauriziano. En la actualidad, las marcas están en condiciones de cubrir una necesidad básica de motocicletas, con modelos de alta calidad, mayor seguridad y bajas emisiones contaminantes.

Según el ejecutivo la motocicleta se ha convertido en un medio de transporte eficiente y barato, por su bajo consumo de combustible. Parte del crecimiento del mercado se debe, precisamente a que muchas empresas nacionales están usando la motocicleta para el desarrollo eficiente y rápido de su negocio como el caso de los rubros de reparto de comida y de correo privado.

Para el 2005, la Anim proyecta un crecimiento del mercado en torno a 40 por ciento, con 10 mil unidades importadas. "Chile es un mercado de al menos 25 mil unidades, por lo tanto todavía existe un margen de crecimiento alto", afirmó Mauriziano.

El ejecutivo sostuvo que para lograr un mayor fomento de la motocicleta como medio de transporte es necesario estudiar junto a la autoridad modificaciones a las actuales restricciones a su uso, como el alto costo del permiso de circulación, el seguro obligatorio y la inscripción; las restricciones en el otorgamiento a la licencia de conducir, y la situación en que estarán las motocicletas una vez que comiencen a operar las nuevas carreteras.