Conozca las compras más extravagantes y costosas de los multimillonarios en 2010

Dentro de éstas se encuentran dos trufas blancas que fueron transadas por US$ 330 mil, equivalente a casi 154 millones de pesos chilenos.

24 de Diciembre de 2010 | 11:59 | Emol

SANTIAGO.- ¿Pagaría US$ 330 mil por dos trufas que ni siquiera va a comer? Probablemente no, pero hay multimillonarios que lo pueden hacer, logrando de paso inscribir su nombre en la lista de las compras más caras y extravagantes que se realizaron durante este año.


La nómina elaborada por la Revista Forbes, es liderada por el ruso Román Abramovich, quien adquirió en San Petersburgo una isla por US$ 400 millones. El empresario prevé construir un centro de entretenimiento con galerías de arte, boutiques, hoteles y restaurantes.


Steven Cohen, jefe del fondo de cobertura SAC Capital Advisors, ocupa el segundo lugar por haber invertido US$ 145,4 millones en el mercado del arte moderno. Durante este año, el coleccionista estadounidense compró la "Bandera" de Jasper Johns y una botella de Coca-Cola de Andy Warhol.


El multimillonario pakistaní Mian Muhammad Mansha terminó tercero en el ranking, tras adquirir en el exclusivo barrio londinense de Green Park el lujoso St. James Hotel & Club en Londres. Según la publicación, cada habitación le costó US$ 1,5 millones y el total de la compra se estima en hasta US$ 95 millones.


El magnate petrolero, Kelcy Warren, se adueñó de la cuarta posición, ya que compró por US$ 46,5 millones un rancho situado en el estado de Colorado, considerado como el más grande de Estados Unidos. La finca puede albergar a 50 personas e incluye un spa de 1.116 metros cuadrados y un centro acuático.


El quinto escalón lo ocupó el joyero Laurence Graff, quien pagó una suma récord de US$ 46 millones por un diamante de 24,78 kilates de color rosado.


Al igual que Warren y Muhammad Mansha, el hombre más rico del mundo, el mexicano Carlos Slim, también invirtió en el sector inmobiliario y adquirió por US$ 44 millones una mansión en la Quinta Avenida al frente del museo Metropolitan en Nueva York, ocupando la sexta posición.


En el séptimo lugar está el empresario de Florida, Wayne Huizenga, quién adquirió un club de golf por US$ 40 millones, ubicado en una comunidad privada en la Isla San Simón de Georgia.


Los más ricos del mundo no tuvieron reparo alguno en invertir cifras desorbitadas en sus antojos. Así, el hongkonés Joseph Lau (ocupa el octavo escalón) pagó US$ 16,7 millones en dos antiguas esculturas de pájaros que, en la tradición china, simbolizan la longevidad, mientras el jeque de Dubai Maktum bin Rashid al-Maktum gastó US$ 5,4 millones por dos docenas de caballos de raza, posicionándose en el noveno puesto.


Finalmente, en el décimo lugar, tal como se lo habíamos mencionado, una de las compras más excéntrica de este año la hizo el rey del casino de Macao, Stanley Ho, quién pagó US$ 330 mil por dos trufas blancas en una subasta el mes pasado, igualando su propio récord de 2007.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas