Republicanos presentan presupuesto para EE.UU. con fuertes recortes en programas de Gobierno

El plan, presentado por el congresista Paul Ryan, estima una disminución de los gastos de US$ 4,6 billones durante los próximos diez años.

12 de Marzo de 2013 | 14:13 | dpa
AP
WASHINGTON.- La oposición republicana en el Congreso de Estados Unidos presentó hoy un plan de presupuesto para 2014 que prevé equilibrar las cuentas del país en una década, pero a costa de fuertes recortes en programas clave del Gobierno del Presidente demócrata Barack Obama que hacen muy difícil que el partido gobernante los acepte.

El plan, presentado este martes por el congresista y ex candidato a la vicepresidencia Paul Ryan, estima un recorte de los gastos por US$ 4,6 billones durante los próximos diez años.

Pero para ello proyecta, entre otros, eliminar el programa estrella de Obama, la reforma de salud, así como otro tabú para muchos demócratas: la remodelación de los programas para pensionistas y los pobres (Medicare y Medicaid, respectivamente).

"Equilibrar el presupuesto no es solamente una cuestión de aritmética o de hacer que cuadren los gastos y los ingresos. Equilibrar el presupuesto es una forma de proceder", dijo Ryan, uno de los "halcones" presupuestarios del Partido Republicano, al presentar su propuesta.

"Es un camino hacia una economía más sana, hacia una sociedad a favor del crecimiento, hacia una economía pro crecimiento que proporcione oportunidades", sostuvo Ryan.

Su propuesta tiene pocas posibilidades de avanzar más allá de la Cámara de Representantes dominada por sus colegas republicanos, dado que los demócratas tienen la mayoría en el Senado.

Con todo, prepara una nueva batalla financiera contra Obama, un mandatario que ha comenzado su segundo mandato -tras derrotar precisamente la fórmula republicana que integraba Ryan junto con el candidato presidencial Mitt Romney- sumido en peleas financieras que, según ha advertido, amenazan con volver a arrastrar a la recesión al país.

De hecho, la Casa Blanca rechazó de inmediato la propuesta de Ryan, argumentando que "las cuentas sencillamente no cuadran". El portavoz de Obama, Jay Carney, criticó el hecho de que no exija más impuestos de los ricos -demanda clave de los demócratas contra la que se revuelven los republicanos- así como por los recortes al plan de salud para los jubilados.

"Una reducción del déficit que no les pide nada a los estadounidenses más ricos tiene graves consecuencias para la clase media", insistió Carney en el argumento gubernamental.

Obama y los republicanos llevan meses peleándose por cuestiones fiscales y de gasto.

Una de las consecuencias de la falta de acuerdo entre ambas partes fue la entrada en vigor a comienzos de mes de los recortes automáticos por US$ 85.000 millones que afectará a amplios sectores del país.

El presupuesto anual es un escenario ideal para continuar con esta batalla luchada tanto entre los pasillos del Congreso y la Casa Blanca como a través de los medios.

De hecho, en los últimos años de gobierno de Obama, Estados Unidos no ha logrado aprobar un presupuesto anual por los fuertes recortes en gastos sociales con que llegaba al Senado de mayoría demócrata la propuesta desde la Cámara de Representantes en manos republicanas.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores