Industria de butacas para aviones se centra en la clase ejecutiva y bajo peso del producto

"El mercado de las butacas ejecutivas es más grande que el de económica, y esos asientos cuestan, en general, diez veces más", dijo un ejecutivo de ese mercado.

02 de Septiembre de 2013 | 10:16 | Bloomberg

Así lucen algunas de las mejores butacas de los 787 Dreamliner de la aerolínea LAN.

Franco Vera, Emol

FRANKFURT.- Recaro Aircraft Seating cambia el objetivo y lo centra en la clase ejecutiva, para así ponerse al día con la competencia, que encabeza la tendencia hacia los modelos de horizontalidad absoluta, y va en busca una porción más grande de ese rentable espacio en la parte de adelante del avión.


Recaro, que tiene su sede en el sur de Alemania, invierte cerca de US$ 200 millones para desarrollar dos modelos: un producto económico de larga distancia que, dice, es más liviano que cualquier otro de los que ofrezcan los rivales, y una clase ejecutiva que se lanzará el año que viene, dijo el máximo responsable ejecutivo, Mark Hiller, durante una entrevista. Dijo que Recaro aumentaría la capacidad a 120.000 butacas por año para 2017.


"El mercado de las butacas ejecutivas es más grande que el de económica, y esos asientos cuestan, en general, diez veces más", dijo Hiller. "Nuestra cartera de clase económica está bien equilibrada y ahora tenemos planes de hacer lo mismo en la clase ejecutiva".


Las butacas son el factor distintivo clave para las aerolíneas, ya que con ellas captan clientes, y la clase ejecutiva es el espacio interno de la aeronave que ha sufrido la mayor parte de las innovaciones: desde literas que se hacen camas de verdad hasta entretenimiento para el vuelo, que puede jactarse de tener cientos de películas.


Airbus SAS y Boeing Co.tuvieron compras pendientes récord, lo que significa que la demanda de asientos está lista para seguir creciendo años, mientras los elevados costos del combustible continúen siendo un incentivo para que las aerolíneas adquieran modelos más livianos, que es un área donde Recaro deja su impronta.


Las zonas de las butacas


El prototipo de clase ejecutiva de Recaro toma cosas de los modelos de primera clase, como por ejemplo, que haya una cama además de la butaca que genere un compartimento con espacios para trabajar, cenar y dormir. Para el fabricante, los generosos espacios para guardar cosas y el acceso directo por pasillo son una combinación que, cuando se lo lance oficialmente el año próximo, permitirá una configuración de alta densidad sin tener que resignar comodidad


Recaro compite contra el líder de la industria, Zodiac Aerospace S.A., que es cerca de once veces más grande que aquel en términos de ventas, y contra Wellington, que es de la floridana B/E Aerospace Inc., que es la número 2 a nivel global. La empresa alemana se centra en butacas livianas y angostas, que ya se usan en muchos jets de Lufthansa AG, lo que contribuyó a que Recaro se ganara alguna ventaja respecto de sus competidores más importantes, dijo Hiller.


Hiller anticipó que el mercado de asientos iba a crecer a 2.800 millones de euros (US$ 3.710 millones) para 2018 contra los 2.200 millones del año pasado, y que las versiones para la clase ejecutiva iban a ser las que aportaran la mayor parte del crecimiento. Las butacas representan tan solo entre un 2% y un 3% del total de los costos de adquisición que se tienen para una aeronave, dijo el ejecutivo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores