Ministro argentino favorece demanda contra Gran Bretaña

Federico Storani, ministro del Interior de Argentina, dijo que la ex primera ministro británica Margaret Thatcher debe ser penalizada por dar la orden de hundir al General Belgrano, incluso cuando la nave se encontraba fuera de una zona de exclusión para embarcaciones argentinas declarada por Gran Bretaña.

06 de Julio de 2000 | 05:27 | Reuters
BUENOS AIRES.- El ministro del Interior de Argentina, Federico Storani, expresó estar de acuerdo con una demanda contra Gran Bretaña presentada por los familiares de los 323 marineros que murieron en el crucero General Belgrano en la Guerra de las Malvinas de 1982.

Storani dijo que la ex primera ministro británica Margaret Thatcher debe ser penalizada por dar la orden de hundir al General Belgrano, incluso cuando la nave se encontraba fuera de una zona de exclusión para embarcaciones argentinas declarada por Gran Bretaña.

"Es obvio que estoy de acuerdo con que se le sigan acciones criminales, porque actuó fuera de los marcos legales", declaró Storani el miércoles a la agencia noticiosa privada DyN.

Abogados que representan a veteranos y familiares de víctimas de la Guerra de las Malvinas presentaron el martes un caso de crímenes de guerra ante la Corte Europea de Derechos Humanos en Estrasburgo por el hundimiento del Belgrano.

Los abogados alegan que la orden de hundir el Belgrano fue enviada para sabotear las negociaciones de paz mediadas por el entonces presidente de perú, Belaúnde Terry.

El crucero ligero, sobreviviente de Pearl Harbor, fue hundido por tres torpedos el 2 de mayo de 1982, después de haber sido seguido por 36 horas por el submarino nuclear británico HMS Conqueror. En el Belgrano perecieron casi la mitad de los muertos argentinos en la Guerra.

En total, unos 1.000 soldados murieron en el conflicto de 10 semanas. El ex presidente argentino Carlos Menem sorprendió a todos en 1994 cuando dijo que Thatcher debía ser extraditada si se probaba que el hundimiento del Belgrano fue un crimen de guerra.

Poco después, el Ministerio de Defensa de Argentina emitió una nota en que calificó la destrucción de la nave de "un acto legítimo de guerra", un punto de vista compartido por el capitán del Belgrano, Héctor Bonzo.

En el gobierno de Menem, del partido justicialista, Argentina reanudó las relaciones con Gran Bretaña.

El gobierno actual de Alianza del presidente Fernando de la Rúa, que ascendió al poder en diciembre, criticó a Menem por ser demasiado suave con Gran Bretaña.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores