Castro declara satisfacción por haber estrechado la mano a Clinton

"Mi parte me siento satisfecho de mi comportamiento respetuoso y civilizado con el presidente del país que ha sido anfitrión de la cumbre", dijo Castro a una multitud congregada una iglesia protestante del barrio neoyorquino de Harlem respecto del encuentro entre ambos dirigentes al final de un almuerzo ofrecido a los asistentes de la Cumbre del Milenio.

09 de Septiembre de 2000 | 12:07 | Associated Press
NUEVA YORK.- Ante una muchedumbre de seguidores que irrumpieron en aplausos en una iglesia de Nueva York, el presidente cubano Fidel Castro se declaró satisfecho de haber estrechado la mano esta semana al presidente norteamericano Bill Clinton.

"Mi parte me siento satisfecho de mi comportamiento respetuoso y civilizado con el presidente del país que ha sido anfitrión de la cumbre", dijo Castro a la multitud congregada anoche en la iglesia protestante de Riverside, en el barrio negro de Harlem.

Fue la primera vez que Castro mencionó públicamente el muy comentado encuentro entre ambos dirigentes al final de un almuerzo ofrecido a los asistentes de la Cumbre del Milenio, una reunión de unos 160 dirigentes mundiales.

La noticia fue particularmente alentadora para los norteamericanos que propugnan la normalización de relaciones entre ambos países.

Enfundado de nuevo en su uniforme verde olivo, tras pasar una semana vestido con trajes oscuros, Castro dijo a la muchedumbre acerca de su primer encuentro con el presidente norteamericano el miércoles en la tarde.

Súbitamente, se halló en una fila de dirigentes que esperaban para ser saludados por el presidente norteamericano.

"No podía yo salir corriendo para evitar pasar por aquel punto. El (Clinton) tampoco podía hacerlo", relató Castro.

Agregó que prosiguió entonces detrás de los demás mandatarios y, como ellos, se detuvo "con toda dignidad y cortesía" y saludó al jefe de estado estadounidense.

"El hizo lo mismo y yo seguí adelante. Habría sido extravagante y grosero hacer otra cosa. Todo duró menos de 20 segundos", dijo el dirigente cubano.

Más de 2.000 personas asistieron al acto organizado por grupos de solidaridad con Cuba para las 20:00, hora local, de ayer. Muchos invitados hicieron fila frente a la iglesia ya desde las 16:00 horas.

Castro se mostró claramente emocionado por las muestras de afecto de los norteamericanos que lo rodeaban, en particular cuando un grupo le cantó a coro el tema "cumpleaños feliz". Castro cumplió 74 años a mediados de agosto.

"Hermanos y hermanas", dijo al tiempo que abrazaba a varios niños que le entregaron un ramo de flores, "ustedes han sido extremenadamente generosos y amables con nosotros".

"He llegado a cumplir estos años milagrosamente", declaró en una alusión a los múltiples intentos de asesinato realizados en su contra durante sus 41 años en el poder. "Vine a Harlem porque sabía que aquí hallaría a mis mejores amigos".

En la iglesia se encontraban presentes, entre otros, los representantes Maxine Waters y José Serrano, que desde hace largo tiempo se han opuesto al embargo comercial impuesto a Cuba desde hace 38 años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores