Honda crisis social en Bolivia

El paro por tiempo indefinido de los maestros del área rural y el bloqueo de caminos de los campesinos productores de coca a partir de mañana tienden a ahondar más la crisis social en Bolivia, iniciada por universitarios y docentes urbanos desde hace más de una semana.

17 de Septiembre de 2000 | 15:19 | ANSA
LA PAZ.- El paro por tiempo indefinido de los maestros del área rural y el bloqueo de caminos de los campesinos productores de coca a partir de mañana tienden a ahondar más la crisis social en Bolivia, iniciada por universitarios y docentes urbanos desde hace más de una semana.

El dirigente Francisco Cusi confirmó hoy a la emisora local Panamericana el comienzo, para mañana, del paro por tiempo indefinido de los maestros del área rural, en adhesión al ya iniciado por los del área urbana a nivel nacional, en demanda de un incremento del 50 por ciento en sus salarios.

El gobierno boliviano afirmó que no puede incrementar los sueldos del magisterio nacional en esa proporción porque significa una erogación adicional de 680 millones de bolivianos (108,6 millones de dólares) debido a la crisis económica.

Los maestros también están en contra de la "municipalización'" de la educación, la vigencia de los Reglamentos de Unidades Educativas y piden la reposición del Fondo Complementario y la suspensión de los aportes al Fondo de Vivienda Social (FONVIS).

Mientras, los campesinos productores de coca de las seis federaciones del trópico de Cochabamba, centro de Bolivia, también confirmaron para mañana el bloqueo de caminos contra la erradicación forzosa de coca y la construcción de tres cuarteles en la región.

El ministro de Gobierno (Interior), Guillermo Fortún afirmó a la prensa local que si los cocaleros bloquean caminos se apelará "a la fuerza. Ya está dispuesto y tengo todo estudiado".

Al respecto, el diputado nacional y líder cocalero, Evo Morales afirmó que "hay una protesta generalizada del movimiento campesino sobre la construcción de cuarteles blindados de los Estados Unidos en el trópico de Cochabamba".

Los cuarteles serán construidos con ayuda estadounidense para evitar que una vez que se culmine con la erradicación de coca ilegal en el Chapare, 680 kilómetros al sureste de La Paz, se siembre de nuevo coca.

Morales, conocido por organizar una gran marcha de cocaleros a La Paz que obligó al gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997) a suspender la erradicación forzosa de cocales, dijo que el bloqueo será pacífico y convocó a policías y militares a adherirse a la protesta y no ha reprimirlos.

Actualmente existen sólo 2.300 hectáreas de coca ilegal en el Chapare, de las 38.000 en 1997, que serán eliminados hasta fines de este año pese a la oposición de los campesinos productores de coca.


Entre tanto los campesinos de la zona andina de Bolivia, entraron en una contradicción en su decisión de comenzar o no el bloqueo de caminos mañana, junto a los cocaleros, por cierta división en el sector.

Los campesinos del agro habían decidido suspender el bloqueo de caminos raíz de que el gobierno anunció que pedirá el retiro del proyecto de ley del Recurso Agua, motivo de la protesta de los campesinos.

Sin embargo, según Panamericana, Felipe Quispe, máximo representante de la Confederación Sindical de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), dijo que el bloqueo continúa en pie y que no estuvo en la reunión campesina que decidió suspender la medida de presión.

En abril pasado los bloqueos de los campesinos y una protesta regional en Cochabamba, centro boliviano, obligó al gobierno de Hugo Banzer a dictar un estado de sitio que duró 13 días y tuvo como saldo cinco muertos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores