Ministro del Interior serbio anuncia que Milosevic será arrestado

La policía detendrá al ex Presidente yugoslavo Slobodan Milosevic cuando encuentre una ocasión propicia, pero no para entregarlo al Tribunal Internacional de La Haya de crímenes de guerra, declaró hoy el ministro serbio del Interior, Dusan Mihajlovic.

31 de Marzo de 2001 | 08:49 | EFE
BELGRADO.-La policía detendrá al ex Presidente yugoslavo Slobodan Milosevic cuando encuentre una ocasión propicia, pero no para entregarlo al Tribunal Internacional de La Haya de crímenes de guerra, declaró hoy el ministro serbio del Interior, Dusan Mihajlovic.

Un grupo de unos 150 partidarios de Milosevic rompieron hoy la barrera policial de la calle Uzicka y volvieron a situarse poco antes del mediodía local ante la puerta de la residencia del Presidente.

La policía no ha hecho nada por oponerse seriamente al avance de esos seguidores del Partido Socialista Serbio que Gritan "!Slobodan, Slobodan, no te entregaremos, no dejaremos que se entregue a nadie!"

Mihajlovic acusó hoy a algunos oficiales del Ejército de obstruir el arresto de Milosevic la pasada madrugada desde las posiciones que ocupan en su residencia.

Según medios diplomáticos occidentales, el presidente yugoslavo, Vojislav Kostunica, quien es jefe de las Fuerzas Armadas, no fue informado de la operación lanzada contra Milosevic el viernes.

Milosevic reside, contrariamente a la ley según algunas interpretaciones, en una residencia estatal custodiada por el Ejército.

El guión del arresto de Milosevic comenzó hacia las 19:00 hora local (17:00 GMT) del viernes, cuando diputados de su Partido Socialista Serbio (SPS) abandonaron la sesión del Parlamento al saber que a su casa habían llegado "seis vehículos con gente armada y una ambulancia".

Mientras la tensión crecía, varios medios informaron, y sigue diciéndose, que Milosevic fue llevado al Palacio de Justicia y que se le leyeron los cargos.

Un par de horas después, Milosevic apareció ante su casa saludando a sus partidarios congregados, a lo que siguió horas después el fracasado intento de captura por un comando especial.

Milosevic había informado antes a la emisora serbia B-92 que estaba bien, tomando café con unos amigos en su residencia y que no temía ser arrestado.

Hacia las 03.30 hora local (01.30 GMT), los comandos desencadenaron una operación de "asalto" contra la residencia de Milosevic desde la calle de Konavljanska, que fue suspendida cuando se produjeron los primeros disparos.

El Gobierno serbio se ha reunido hoy para tratar de los acontecimientos y es posible que se emita un comunicado.

Según declaró en rueda de prensa Mihajlovic, antiguo colaborador próximo a Milosevic, éste tendrá que responder por delitos contra la legislación nacional.

"En cuanto nuestros policías consideren que es posible llevar a cabo la detención, ésta se hará", afirmó el ministro, que puntualizó que el cargo inicial contra el ex presidente será el de "abuso de poder".

Mihajlovic confirmó que la pasada madrugada la policía tuvo que desistir de su intención de apresar a Milosevic ante la "agresividad" de la guardia del ex presidente.

"Intentamos detenerlo para que fuera interrogado. Tras varios intentos fallidos de penetrar en su residencia se recurrió a una unidad especial de la Policía que fue recibida en el jardín a tiros por los (hombres) de Milosevic", indicó.

Según el ministro, dos policías y un fotógrafo sufrieron heridas leves de bala y puntualizó que la policía no utilizó sus armas, aunque sí lanzó bombas de percusión y artefactos similares no ofensivos.

La Policía suspendió la operación porque "la alternativa habría sido aplicar una fuerza que hubiese podido causar víctimas".

Milosevic declaró al jefe de los comandos que saltaron la valla y penetraron en el jardín que "no se entregará vivo para ir a la cárcel".

El enviado de la Policía que habló con Milosevic asegura haber visto en su residencia a varias personas armadas con lanzagranadas, bombas de mano y metralletas que estaban "bebidas", según el ministro.

Mihajlovic aseguró que han abandonado ya la residencia todos los miembros del Ministerio del Interior que hasta entonces protegían a Milosevic.

Es un hecho que a pesar de que la ley prevé que los antiguos altos funcionarios sólo puedan tener un guardaespaldas, Milosevic contaba con varios, entre ellos el general de policía Senta Milenkovic.

Siguen en la residencia con el ex Presidente varios activistas del Partido Socialista Serbio (SPS), de Milosevic, y de la Izquierda Unida Yugoslava, de su esposa, Mirjana Markovic.

Los concentrados frente a la residencia - partidarios de Milosevic y numerosos periodistas - fueron alejados después de las 05.00 GMT por la Policía, que luego cortó todos los accesos a la calle Uzicka, pero regresaron en torno a las 09.00 GMT.

Tras el fracaso de la operación inicial, Mihajlovic insiste en que Milosevic será arrestado cuando haya condiciones necesarias "aunque seamos conscientes de los posibles riesgos de tal operación".

El ministro indicó que hay informaciones no confirmadas de que "los políticos están negociando" para evitar una carga de la policía y lograr que el problema se solucione de forma pacífica.

En la misma rueda de prensa, Momir Vukovic, uno de los jefes de la policía, acusó a Milosevic de abuso de su cargo como presidente de Serbia hasta 1997 y de Yugoslavia, hasta el 5 de octubre del año pasado.

"Es (Milosevic) sospechoso de intentar lograr para sí y para un círculo de sus partidarios beneficios materiales y de otro tipo, como la perpetuación en el poder", explicó Vukovic.

"Provocó inestabilidad monetaria e hizo un daño al presupuesto estatal cifrable en unos 1.800 millones de dinares (más de 118 millones de dólares)", adujo el policía.

Milosevic es también sospecho de violar las leyes federales con el apoyo de cuatro de sus colaboradores: el ex jefe de aduana Mihalj Kertes; los ex viceprimeros ministros yugoslavos Nikola Sainovic y Jovan Zebic; y el jefe de los servicios secretos de Serbia Radomir Markovic.

Este último fue arrestado ya en febrero pasado y de probarse los cargos se prevén penas de más de cinco años de cárcel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores