EMOLTV

Bolocco: "Menem no ve mucho a Máximo"

En entrevista desde Punta del Este, la ex Miss Universo se refiere a cómo era su relación con el ex Presidente argentino. Habla de plata, política y del hijo en común, Máximo.

08 de Enero de 2009 | 10:17 | La Nación de Buenos Aires, GDA
imagen

''Con Menem jamás tuve un hogar'' aseguró la diva.

La Segunda

PUNTA DEL ESTE.- Reinventada, alejada de la TV y con ansias de proyectar internacionalmente su nueva línea de ropa femenina que ella misma diseña para la marca Falabella y se comercializa en Chile, Colombia y Perú. Así se la ve a la ex esposa de Carlos Menem, Cecilia Bolocco, en Punta del Este, invitada por Roberto Giordano para cerrar el desfile del estilista, luego de haber mostrado, en la pasarela del Conrad, 12 de sus diseños prêt-à-porter, vestidos de noche y accesorios.

"No extraño nada de mi vida conyugal con Menem", dijo durante una entrevista con La Nación de Buenos Aires la ex Miss Universo y conductora chilena (43 años).

"Busqué un compañero y una familia, pero con Menem jamás tuve un hogar", dijo y consideró que su nuevo metier es el primer peldaño de un camino en el que tratará de imponer su nombre entre las grandes marcas de la moda.

-¿Extraña algo de la vida conyugal con Menem?

-La verdad, no. Fueron años de sentirme bastante sola y ése es hoy un capítulo cerrado. He sido muy ingenua en los sentimientos. Lo más importante para él siempre fue la política y es válido, pero para mí son los afectos y la familia. Me queda de esa unión un hijo maravilloso.

-¿Cómo fue la vida conjunta?

-Mira, me casé tan enamorada que, en ese lapso, lo que hice fue acompañar al hombre que amaba. Pero me di cuenta de que no servía para estar en un espacio, el de la política, que no era el mío. Mi ilusión era estar con la persona que amaba, pero fueron pocas las instancias en las que pudimos establecernos como pareja. Hay códigos de la política que nunca voy a comprender. Abro hoy el diario y veo a Duhalde como enemigo de Kirchner, cuando fueron aliados. La política es demasiado dinámica; todo cambia continuamente. Y para mí todas la relaciones se basan en la confianza. Entiendo que en la política no sea así, pero no lo comparto.

-¿Menem es buen padre?

-La realidad es que no se ve mucho con Máximo. Yo intento que hablen por teléfono y viajo para que se vean. A mi hijo le hablo mucho de su padre y mantengo sus fotos en casa. Uno finalmente tiene lo que necesita y lo que Carlos necesita es estar vigente en la política. Eso lo hace un hombre pleno y para mí es al revés.

-¿Cómo tomó la acusación de que Menem fue uno de los depositarios de los sobornos para la confección de los DNI?

-No tengo ni idea de eso. Mira, cuando me casé con Menem, él ya tenía una historia hecha. Lo único que sé es que a los días de estar casada me tocó acompañarlo ocho meses detenido, sin tener idea de todo lo que sucedía. Me tuve que bancar, como dicen ustedes, algo que no tiene nada que ver conmigo o con lo que yo podría haber compartido en su vida. No me hace bien saber nada de ese caso.

-¿Siente que lo conoce bien?

-Lo que conozco bien de él es su mundo afectivo y emotivo, que es de lo cual yo me enamoré. No soy yo la más indicada para contarle a mi hijo esa historia. Si en algún momento la situación se da, será Carlos el que deba entregarle a él esa historia [la denuncia de coimas].

-¿Qué piensa de la acusación?

-Yo mantengo a mi hijo y no tengo nada que ver con coimas. Y estoy muy contenta de que así sea. Las cosas entre ambos no funcionaron, pero siempre he sido una mujer autosuficiente.

-¿No hubo división de bienes?

-No sé cómo es la ley argentina. Me casé en La Rioja y nunca miré ningún papel. A Máximo no le falta nada. Nunca necesité de un hombre para que me pague las cuentas. Además, si yo le tuviese que dar el 50% de lo mío, me muero.

-Pero él podría darle su 50%.

-¿Y qué será lo que él tiene? Yo no lo sé. En el amor uno no saca cuentas. Cuando hago mis negocios sí que las saco y las saco muy bien. Por eso en lo que hago me va fantástico.

-¿No hablan de estos temas?

-No. Cuando hablamos le pregunto cómo está y cómo está de salud.

-¿Qué piensa de Cristina Kirchner y de Bachelet?

-Me parece fantástico que la mujer acceda al máximo sitial del poder. Ojalá disfruten lo que están haciendo.

-¿Qué aprendió de la política?

-Me congratulo por haberme mantenido al margen.

-¿Llegó al diseño para quedarse?


- Definitivamente. Es lo que estudié y de lo que me recibí.