Sommelier italiano duro contra la piscola: "Es verdaderamente poco aconsejable"

Guglielmo Rocchiccioli recorrió Chile entero probando vinos y piscos, para elaborar una guía que lanza hoy. Sobre el destilado, dice que se aprecia mejor bebiéndolo solo.

19 de Noviembre de 2009 | 16:50 | Por Sebastián Cerda, Emol

Rocchiccioli en plena faena. El sommelier italiano recorrió Chile probando vinos y piscos.

www.wineandsommelier.com

SANTIAGO.- Al italiano Guglielmo Rocchiccioli, sommelier y bebedor fino, le gustan las bebidas alcohólicas que se producen en Chile. Desde luego el vino, como a la mayoría de los que afuera beben algo procedente de estas tierras, pero también el pisco.

Tanto le gustan ambos, que vino a viajar por Chile haciendo escala en sus distintas viñas, probando vinos y piscos, sofisticados y no tanto. Todas sus impresiones fueron debidamente registradas, con recomendaciones de maridaje incluidas (es decir, las mejores comidas para acompañarlos), y ese material ahora lo entrega en su guía "Vinos y piscos chilenos" (Mago Editores), que lanza hoy.

Según el autor su objetivo es que lectores chilenos y extranjeros puedan conocer y apreciar las bondades de estas bebidas, así como entregar la mejor y más accesible recomendación de comida para acompañar. "Como sommelier, mi misión es hacer maridajes entre vinos y comidas. Para ello elegí las comidas más simples, sencillas y tradicionales", dice. Entre ellas figuran pastel de choclo, curanto en olla, asado alemán, centolla, cordero y porotos.

Los piscos también los combina. Frutos secos y chocolates son sus acompañantes favoritos, pero hay una combinación que no le seduce para nada, y que es precisamente la más popular entre los chilenos: Mezclar el destilado con bebibas cola. "La piscola la considero algo verdaderamente poco aconsejable desde el punto de vista de una vida saludable", asegura tajante.

Más amable es su visión sobre el pisco sour, al que simplemente destaca como un "cocktail típico de Chile". Sin embargo, su preferencia va por beber el pisco totalmente solo. "Me gustan en particular las tipologías que pasan por barricas. Yo lo consumo como bajativo al final de una comida importante o también en momentos de meditación, tratando siempre de tomar lo justo y necesario. Desafortunadamente en Chile mucha gente no bebe pisco solo y así se deprestigia el trabajo del destilador y el valor agregado de un buen destilado", explica.

Sus reflexiones más específicas, en tanto, están plasmadas en "Vinos y piscos chilenos", que esta tarde presentará en la librería Qué Leo del Patio Bellavista, a las 19:15 horas. El valor aproximado del libro en tiendas es de $5 mil.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores