La canción popular chilena está de luto con la muerte de Rebeca Godoy

La artista, reconocida por sus interpretaciones del repertorio latinoamericano y por su canto comprometido, murió anoche tras casi cuarenta años de actividad musical. Sus restos serán despedidos hoy en la Casa Museo Michoacán de la comuna de La Reina en Santiago.

21 de Agosto de 2013 | 21:36 | Por David Ponce, Emol

Despedida: el velorio de la cantante Rebeca Godoy tendrá lugar desde las 10 horas de hoy en casa Michoacán de los Guindos, de Lynch Norte 164, La Reina, Santiago.

Mario Muñoz.

SANTIAGO.- Estaba anunciado para este domingo 25 de agosto e iba a ser un concierto poético musical solidario en su nombre. Pero no hubo tiempo. Luego haber sido hospitalizada a mediados de año y de ser trasladada luego a su hogar, anoche murió en Santiago la cantante Rebeca Godoy, artista chilena con cuarenta años de dedicación al canto comprometido y a los ritmos tradicionales de la música latinoamericana.


Nacida en 1945 e iniciada en 1975 en los escenarios de las diversas peñas chilenas surgidas en la época, Rebeca Godoy desarrolló desde entonces una trayectoria ligada hasta hoy a las luchas sociales y a su amor por el repertorio latinoamericano de boleros, tangos, canciones mexicanas, valses peruanos y otros ritmos del continente, expresado en canciones como "La llorona", "Dos gardenias" y su célebre versión para la canción "Resistiré", entre muchas otras.


Tanto en escenarios tempranos de jornadas sindicales, poblacionales y de peñas como en sus participaciones más recientes en actos por los Derechos Humanos o las manifestaciones sociales de los últimos años, Rebeca Godoy compartió escenario con artistas de diversas generaciones. Cantó por igual con grupos como Inti-Illimani y con diversos músicos nuevos como el rapero Subverso y Zumanga, el conjunto de músicos jóvenes que la acompañaba.


"Ella era de partida una gran intérprete en escena, de personalidad muy fuerte", comentó esta mañana Jorge Coulon, de Inti-Illimani, conjunto que la invitó a una de las jornadas de su temporada de conciertos antológicos "Endécadas" de 2011 en el Teatro Ladrón de Bicicletas. "Le gustaba la música popular popular: era del bolero, del tango, y además tremendamente histriónica. Y era muy cercana a la gente joven, a la que le impresionaba mucho su vitalidad".


"Se pierde una voz excepcional", agrega el cantor, cronista y dirigente gremial Nano Acevedo. "Son pocas las personas con la calidad vocal de la Rebeca. Y lo otro es su gran versatilidad, porque ella podía cantar lo mismo la raíz folclórica que la música romántica, la música mexicana, los boleros. En el último tiempo veía sus posteos en Facebook donde decía lo maravillosa que había sido su actuación de esa noche y que se sentía feliz. Veía que estaba en un muy buen momento de su carrera, en plenitud".


Acevedo recuerda haber compartido con Rebeca Godoy en la recordada Peña Chile Ríe y Canta en 1985, tras el regreso a Chile del gestor de ese lugar, René Largo Farías. "En el escenario tenía un imán, un magnetismo escénico, y ella toma además una postura política sumamente definida que desde mi punto de vista aporta muchísimo más. Por eso la sentimos mucho en nuestro gremio de los cantores", agrega el cantor.

No me arrepiento: su último legado


Este año Rebeca Godoy había presentado su más reciente disco, No me arrepiento (2013), en el que dispuso sus interpretaciones para la raíz afro de "Tango negro", el vals "Nada ganamos" o "Canta, compañero", de la compositora argentina Teresa Parodi, entre otras canciones.


Lo sabe de cerca Daniel Cantillana, el cantante que integra los grupos Los Increíbles e Inti-Illimani: suyo es el retrato de Rebeca Godoy dibujado en la carátula del disco. Y en los Increíbles comparte filas con David Azán, quien a su vez es uno de los integrantes de Zumanga.


"En su repertorio ella tiene tres o cuatro canciones que hicimos con David Azán", dice Cantillana. "Era una intérprete con una gran intensidad, un poco al estilo de una Chavela Vargas. Las rancheras que cantaba eran tremendas. Y podía salir a cantar frente a un público que no la conocía y a la tercera canción estaban todos de pie aplaudiendo".


También en 2013 Rebeca Godoy fue parte de la más reciente versión de festival "Vivas voces", que cada año organiza la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Fue una de sus últimas actuaciones. Poco después sufrió una infección intestinal a raíz de la cual fue internada en el hospital Luis Tisné de la comuna de Peñalolén.


Allí permaneció inicialmente por veinticuatro días y fue dada de alta, como explica su hijo, el actor y músico Pablo Sepúlveda. Luego, ante el agravamiento de su estado, este mes la cantante fue derivada a los hospitales Salvador y Luis Tisné, en los que tardó en ser atendida por falta de camas, y fue internada finalmente por dos semanas antes de ser enviada por última vez a su casa, agrega su hijo. 


"La primera vez llegó a la casa en mal estado y cada vez fue decayendo más", recuerda Pablo Sepúlveda, quien critica además la falta de capacidad de los recintos hospitalarios. "El sistema público está horriblemente manejado", dice. "Lamentablemente esto es parte del problema de salud pública que tenemos en nuestros hospitales", coincide Jorge Coulon, "y nos lleva a la eterna situación de lo desprotegidos que estamos los artistas".

Concierto de homenaje


La noticia de la muerte de Rebeca Godoy generó desde anoche reacciones de pesar por parte de músicos, actores, deportistas y líderes sindicales y ciudadanos tan diversos como Illapu, Ana Tijoux, Mario Rojas, Daniel Alcaíno, Leonardo Véliz, Cristian Cuevas y Luis Mariano Rendón, quienes se suman a los músicos que habían convocado al concierto poético musical solidario de este domingo.


Varios de ellos llegarán a despedirse hoy. Desde las 10.00 horas de esta mañana sus restos serán velados en la Casa Museo Michoacán de los Guindos, de avenida Lynch Norte 164 en la comuna santiaguina de La Reina, sede que es además sala de ensayo de Inti-Illimani y de otros artistas. "Vamos a hacer un poco de anfitriones", concluye Jorge Coulon. "En estos casos, tal como pasó con Nelson Schwenke, las cosas se precipitan y esperamos que lleguen los músicos y las personas que la querían, que en el caso de la Rebeca eran muchos".


"Espero que sea una despedida bonita, como a mamá le hubiera gustado, con música, con canto, con guitarra", dice su hijo Pablo, quien confirma además que la convocatoria para el concierto solidario con Rebeca Godoy sigue en pie, para este domingo 25 de agosto desde las 18.30 horas en La Casa en el Aire, de calle Diecinueve de Abril 3561, local 119, tras la Municipalidad de Ñuñoa, Santiago (2225 0632).


Allí se presentarán Clarita Parra, Eduardo Peralta, Luis Le-Bert (de Santiago del Nuevo Extremo), Napalé, Flopy, el dúo entre Raúl Acevedo y Jorge Venegas, Carmen Prieto, Francisco Villa, Daniel Cantillana (de Inti-Illimani), Cecilia Concha Laborde y los poetas José Ángel Cuevas y Camilo Brodsky. "El primer objetivo era recaudar fondos para costear los gastos de la enfermedad", dice su hijo. "Pero ahora más que nunca esperamos que sus amigos vayan con todo ese amor a saludarla".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores