Gobierno retrasa en dos meses puesta en marcha del Transantiago

La decisión responde a "mejorar la información tanto a usuarios, empresarios y conductores, así como también para adecuar el proceso y ritmo de la transición, hacerla más fluida y con las menores fricciones posibles".

09 de Junio de 2005 | 13:55 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El ministro de Transportes, Jaime Estévez, anunció hoy la postergación en 60 días del inicio de la fase de transición del plan Transantiago.

Según se explicó a través de un comunicado, la autoridad decidió hacer uso de la atribución establecida en las bases de licitación para "mejorar la información tanto a usuarios, empresarios y conductores, así como también para adecuar el proceso y ritmo de la transición, hacerla más fluida y con las menores fricciones posibles".

La puesta en marcha del proyecto de transporte urbano estaba estimada para el 27 de agosto próximo, en primera instancia.

Estévez aseguró que el Transantiago sigue con firmeza, pero también con flexibilidades, las que retrasarían su entrada en funcionamiento.

Los empresarios microbuseros han denunciado la presunta irregularidad en la adjudicación de concesiones, tras presentar una demanda indemnizatoria contra el Fisco y contra la compañía colombiana Alsacia que habría incurrido en algún ilícito al postular a la concesión.

El texto de la declaración, emitida por el MOP y el Plan Transantiago es el siguiente:

1.- Transantiago es un objetivo prioritario del Gobierno. La ciudadanía merece un transporte urbano cualitativamente mejor y existen los medios técnicos, la capacidad de inversión y el modo de gestionarlo.

Un grave atraso de la ciudad de Santiago es el sistema de locomoción colectiva. Son recorridos largos, de 60 kilómetros, con una pérdida de tiempo en el traslado para la población, con máquinas en mal estado, inseguridad vial, asaltos y robos, un manejo brusco por parte de los conductores y un trato, en general, denigrante e inadecuado para los pasajeros, en especial para los escolares y discapacitados.

2.- Estos problemas se pueden solucionar con una gestión radicalmente distinta, sin necesidad de encarecer el valor del pasaje. En eso consiste el Plan Transantiago.

Se logrará estableciendo un único medio de pago que permita combinar entre buses locales, que acercan a las avenidas principales y el Metro o, según el caso, buses de larga distancia, con otra calidad y condiciones técnicas.

El Plan, además, separa la función de conductor de la de cobrador, estableciendo un medio tecnológico de pago mediante una tarjeta similar a Multivía que hoy se utiliza en el Metro.

El sistema contempla que los conductores trabajen horarios razonables y no las extensas jornadas actuales, que su sueldo sea independiente de lo que se factura y un conjunto de otras medidas tendientes a dignificar su profesión, garantizar el buen trato a los escolares y poner fin a las carreras actuales.

3.- Todo esto y mucho más se debe y puede lograr. Para ello se han hecho cuantiosas inversiones, tanto públicas como privadas. Se está duplicando la red de metro, de 40 a 85 kilómetros a fines del próximo año, con una inversión aproximada de mil millones de dólares.

Se han incorporado nuevos operadores, quienes invertirán cerca de 500 millones de dólares en buses nuevos. De igual manera, está en proceso de constitución el Administrador Financiero de Transantiago y un sistema de Gestión y Atención a Usuarios que involucran grandes inversiones en tecnología. Existe también una importante inversión en vialidad urbana.

Ya se realizó el esfuerzo de reparación de La Alameda, se están terminando las obras de Avenida Pajaritos e iniciando nuevas inversiones en Suiza-Las Rejas, en las Estaciones Intermodales que tendrá el Metro, en los Centros de Trasbordo y en una reparación sustantiva de las principales vías de la ciudad.

El conjunto de estas inversiones y novedades estarán en operación en poco más de un año, en el segundo semestre de 2006. En el intertanto, existe un período de transición, donde todavía no contamos con lo nuevo, pero nos preparamos para ello.

4.- Como es público y notorio, una parte de los operadores tradicionales se resiste a estos cambios. Ello es característico de todos los procesos de cambio.

El Gobierno reitera su permanente invitación al diálogo y está llano a buscar soluciones a los problemas de la transición, en la medida que no se comprometan o alteren los objetivos centrales del Plan, esto es la satisfacción de los usuarios y que se respeten a cabalidad las leyes, reglamentos y contratos firmados.

5.- Con este objeto el Ministro de Transportes, Jaime Estévez Valencia, ha resuelto hacer uso de la atribución establecida en las bases de licitación que permite postergar 60 días el inicio de la fase de transición. Esto con el fin de mejorar la información tanto a usuarios, empresarios y conductores, así como también para adecuar el proceso y ritmo de la transición, hacerla más fluida y con las menores fricciones posibles.

Al mismo tiempo, reitera su categórico compromiso con la ciudadanía de implementar Transantiago y su convicción de que en el segundo semestre del próximo año la ciudad de Santiago podrá disfrutar de un sistema de transporte diferente, eficiente, digno y moderno.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores