Francisca Dávalos: Una antropóloga que disfruta del fútbol

Amante del balompié, la segunda de las hijas de la Presidenta Bachelet, saltó a la luz pública cuando en 2005 chocó a un taxista, supuestamente por manejar en estado de ebriedad.

10 de Junio de 2007 | 20:27 | El Mercurio Online

Francisca Dávalos acudiendo a Tribunales en 2005.

José Molina, El Mercurio

SANTIAGO.- Francisca Dávalos Bachelet nació en 1984 fruto del matrimonio de la Presidenta Michelle Bachelet con Jorge Dávalos, chileno exiliado en Alemania. Es la segunda hija de la pareja. En 1978 nació Jorge Sebastián Alberto, hoy egresado de Ciencias Políticas. Los más cercanos dicen que Francisca es la "regalona" de la Mandataria.

La segunda de los hermanos Dávalos Bachelet estudió antropología en la Universidad de Chile, donde egresó en 2005. Fue en esta institución donde mostró admiración por una de sus más grandes pasiones: el fútbol.

"Tiene un excelente remate de derecha. Sale jugando con personalidad. No les teme a las rivales. Es una figura del balompié universitario". Así la describen quienes la han visto jugar.

La "Pancha" se inició chuteando en las calles de su barrio de infancia, en La Florida, y ha militado hasta en tres equipos al mismo tiempo: el del campus Juan Gómez Millas, el de la selección nacional femenina y en el de la Universidad de Chile.


Entre sus pasatiempos se cuenta también las artes marciales y como estudiante ha destacado por sus buenas notas.

En agosto de 2005 sufrió el golpe más duro desde que su madre está en la política: chocó a un taxista, supuestamente por manejar en estado de ebriedad.

Tras el accidente en un juicio simplificado, el juez del 8º Juzgado de Garantía de Santiago, Juan Escobar, le aplicó sólo la pena de suspensión de seis meses de su licencia de conducir. Para ello consideró como atenuantes "su disponibilidad hacia la justicia, su irreprochable conducta anterior y su arraigo social, comprobado por su participación en diversas organizaciones benéficas y deportivas".

El accidente ocurrió la noche del 20 de agosto cuando Dávalos concurrió al local Donde Tomás en la comuna de Ñuñoa para celebrar junto a sus compañeras de estudio un triunfo de la selección de fútbol en la cual participaba.

Al término del encuentro y luego de haber bebido unas cervezas Francisca se habría retirado alrededor de las 02 de la madrugada conduciendo su vehículo Daewoo por avenida Irarrázaval, pero al llegar a la intersección con Augusto Villanueva intentó cambiar la radio y perdió el control del auto. A raíz de la mala maniobra el automóvil cruzó el estrecho bandejón central e impactó al taxi conducido por Sergio Pantoja que circulaba en sentido opuesto.


La hija de la Presidenta fue defendida en el caso, que provocó gran revuelo mediático, por el abogado Isidro Solís, quien llegaría más tarde a ser ministro de Justicia.


Solís, quien logró revertir la sentencia de multa y 61 días de presidio remitido solicitada por la Fiscalía Oriente, dijo que su representada admite que lo sucedido fue un error.


"Claro que fue un error y asumo la responsabilidad", dijo en ese entonces Francisca Dávalos.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores