Gonzalo Cruzat: "Tengo la certeza que Dios utilizó a Felipe con algún propósito"

El padre de Felipe Cruzat agradeció nuevamente a todos los que se unieron para pedir por la salud de su hijo y que los han acompañado en estos difíciles momentos.

05 de Abril de 2009 | 17:56 | Fernando Jiménez, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Con la misma entereza que ha enfrentado los últimos días, el papá de Felipe Cruzat despidió hoy los restos de su hijo, a quien describió como un niño "especial" cuya vida fue "una alegría permanente".


"Felipe, fue un privilegio haberte tenido de hijo, qué compleja y fructífera fue tu vida", señaló Gonzalo Cruzat durante la misa fúnebre celebrada en la cancha deportiva del colegio Sagrados Corazones de Manquehue.


En la oportunidad agradeció nuevamente a todos los que se unieron para pedir por la salud de su hijo y que los han acompañado en estos difíciles momentos. "A todo Chile le agradezco el compromiso y la lucha, y si bien no logramos tener un corazón para Felipe, sin duda logramos abrir muchos corazones", recalcó.


Gonzalo Cruzat añadió que el menor siempre se preocupó de entregar amor a sus padres, amigos y profesores, porque "amaba la vida intensamente, pero más amaba a Dios y su palabra".


A su juicio, "Felipe sabía en su interior que iría al encuentro del señor" y para graficarlo recordó una anécdota: "Una vez me preguntó. Papá yo sé que tú me llevarías a la muerte si Dios te lo pidiera".


"Felipe venía a este mundo con una misión (...) Tengo la certeza que Dios utilizó a Felipe con algún propósito", afirmó.


Miles de personas repletaron el recinto educacional para dar el último adiós al pequeño. Entre los numerosos asistentes destacaban los jóvenes estudiantes del colegio, quienes vestían sus uniformes y estaban acompañados por una gran cantidad de apoderados.


El cortejo fúnebre salió desde el colegio cerca de las 17:00 hacia el cementerio Parque del Recuerdo, donde se desarrollará una ceremonia también abierta a toda la ciudadanía.


Durante su paso por avenida La Paz, frente a la pérgola de las flores, los comerciantes le tenían preparado un homenaje, con pétalos de flores escribieron: Felipe te recordaremos.


Al mismo tiempo, unas trescientas personas se agruparon en esa esquina para entregar su apoyo a la familia Cruzat y algunas de ellas gritaban: "Perdónanos Felipe, te fallamos".


El padre del menor, conmovido, saludaba a la multitud con un olivo en la mano.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores