Niños con discapacidad muestran impactantes progresos al ritmo del pedaleo en triciclo

Los aparatos, disponibles gracias al trabajo de la fundación Beneciclo y donados a Teletón, le han "cambiado la vida" a los pequeños y sus familias, reconocen expertos. Conozca los detalles de este avance.

24 de Mayo de 2015 | 11:07 | Por Felipe De Ruyt, Emol

Video: Triciclos brindan autonomía a niños con discapacidad

SANTIAGO.- "Es algo muy bonito, porque voy a poder salir con mi hijo al parque en bicicleta. Él siempre me pedía que lo llevara, pero me daba miedo", decía en noviembre pasado Fanny Segura, mamá de Fernando Fuentes, en medio de las emocionantes jornadas que marcaron la última Teletón.

El pequeño fue uno de los que recibió en esos días uno de los triciclos adaptados donados por la fundación Beneciclo, diseñados para cumplir con las necesidades de los niños con capacidades especiales.

Seis meses después de recibir el aparato, el balance es tremendamente positivo, según confirman tanto familiares como directivos de la organización solidaria. Niños que antes experimentaban grandes dificultades para moverse o efectuar actividades cotidianas hoy gozan de una autonomía que para sus propios padres era difícil de imaginar hace meses.

Los triciclos, fabricados en Estados Unidos, pueden ser impulsados al mismo tiempo con las manos, gracias a un manubrio móvil, y con los pies mediante pedales situados en la rueda delantera. Así, los pequeños fortalecen al mismo tiempo brazos y piernas.

La configuración de tres ruedas les brinda estabilidad y cuentan con un manillar largo en la parte trasera con el que un adulto puede controlar el movimiento del vehículo, si es necesario.

"Él se siente más libre"

Marietta Vallejos cuenta detalles de su experiencia mientras con un ojo está atenta a su hijo Joaquín Ulloa, de cinco años de edad, para que no se "arranque" pedaleando. "Él se siente más libre porque sabe que ahora se puede movilizar donde quiera", relata la mamá.

Este escenario era inimaginable para ella hace algunos meses, cuando el pequeño, quien experimenta tetraparesia mixta con distonía, no podía ponerse de pie o sentarse en la cama: tenía que permanecer prácticamente inmovilizado gran parte del día.

"El trabajo con el triciclo ha sido muy bueno, porque ahora mueve mucho más sus manitos. Él no trabajaba mucho con su mano y su brazo derechos, y ahora lo hace. El triciclo lo hace tener más movimiento y mejor coordinación", relata.

"Ahora él se para, se afirma y hasta se baja de la cama solo. Ver a mi hijo feliz es lo más grande para mí", reconoce emocionada.

Joaquín, el "conchito" de cinco hermanos -los otros hijos tienen entre 19 y 27 años-, va a la escuela, donde es alumno destacado: según sus profesoras, podría estar leyendo antes de fin de año. Y antes de los diez podría caminar, gracias a los avances logrados en su tratamiento en Teletón.

"Ahora soy feliz porque ando solo", dice el pequeño con una sonrisa, antes de seguir pedaleando en una plaza cerca de su hogar en Conchalí.

"Puedo salir con mis papás"

Meses después de recibir su vehículo, Fernando Fuentes, de 15 años, maniobra como un experto en los pasillos de la sede de la Teletón en Alameda, antes de salir al jardín del edificio. "Me gustó el triciclo: puedo salir a la calle con mis papás", describe.

También confiesa que disfruta ganarle a su hermana en las carreras en bicicleta con las que se divierten cerca de su casa.

El papá de Fernando recuerda que en sus primeros años su hijo jugaba sin problemas en la calle, hasta que comenzó a notar dificultades en sus piernas. Un desorden en el cerebelo tuvo efectos sobre su movilidad.

"Lo que ha avanzado con el triciclo le va a servir hasta más grande, porque va a cumplir 16 años", confía ahora su mamá, Fanny Segura. "La motricidad, la articulación de sus piernas y sus brazos están mejor. Le ha hecho súper bien, porque lo fortalece", añade.

La bicicleta "es un deporte completo"

"Esto es algo que realmente les cambia la vida a los niños", explica el doctor Ricardo Eckardt, director médico del Instituto Teletón en Santiago. El médico destaca los importantes efectos positivos que tiene para ellos combinar la entretención con el ejercicio, y no sólo en el aspecto físico.

"Es la manera que tienen de ser autosuficientes en algo tan importante como el desplazamiento. Para ellos es muy distinto, en lugar de usar una silla de ruedas, andar en un triciclo en el que participan y juegan de la misma manera que otros niños", enfatiza.

El doctor Eckardt recuerda que la bicicleta -y en este caso, el triciclo- "fuera de la natación es probablemente el deporte más completo que existe. Además de desarrollar fuerza en las extremidades, es un ejercicio aeróbico y mejora su capacidad pulmonar y cardíaca", describe.

Según el especialista, en cuanto a la seguridad "son prácticamente a pureba de volcamientos o accidentes derivados de la misma utilización del aparato. La seguridad que brindan es muy alta".

"El apoyo de la fundación Beneciclo es inestimable, porque es un elemento que ojalá todos los niños pudieran tener", reconoce. "Hago un llamado a las empresas para que donen: es necesario el aporte y el apoyo, ojalá, de muchas personas que nos ayuden".

"Obsesión" con la libertad

Isabel Custer, fundadora de Beneciclo, comenzó a desarrollar la idea cuando realizó una investigación sobre nuevas tendencias en bicicletas, mientras se desempeñaba en publicidad. Ahí descubrió que no existían aparatos de este tipo "adaptados para personas con discapacidad, y nadie se había preocupado de esto", indica.

Desde entonces se concentró en buscar soluciones en este campo. Al no encontrar triciclos adaptados en Chile, optaron por importarlos desde Estados Unidos.

Isabel no descarta que en algún momento, con apoyo empresarial, estos dispositivos puedan finalmente fabricarse en Chile.

Al ver los resultados en los pequeños, la también cineasta y músico destaca, sobre todo, la sensación de libertad de los niños al poder contar con autonomía al desplazarse.

"Creo que tengo una obsesión con la libertad. Es un tema central en mi vida", describe. "Y pensar que niños con parálisis cerebral pudieran tener esa tremenda sensación de libertad al poder moverse sin ayuda fue lo que me inspiró".

"Ver que pueden ser felices con esa autonomía impacta y emociona", dice. "Hay tantas grandes empresas que podrían regalar un triciclo adaptado, y no les costaría prácticamente nada. Entonces hagámoslo", desafía.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO

GENERAL JAVIER ITURRIAGA Jefe de Defensa Nacional

Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores