Precio de la vivienda en China cae por primera vez en dos años

Los datos de un informe independiente de la "China Index Academy" evidencian el enfriamiento progresivo del sector en el gigante asiático.

02 de Junio de 2014 | 08:01 | EFE

BEIJING.- El precio de la vivienda nueva en las principales ciudades chinas se situó en mayo en los 10.978 yuanes (US$ 1.700 dólares) por metro cuadrado de media, una caída del 0,32% respecto a abril, según datos de un informe independiente de la "China Index Academy" (CIA).


Se trata de la primera baja intermensual de los precios inmobiliarios desde junio de 2012, algo que evidencia el enfriamiento progresivo del sector en el gigante asiático en un momento que la segunda economía mundial se encuentra en fase de desaceleración.


El informe evalúa el comportamiento de los precios del sector en las 100 principales ciudades del país, de las cuales 62 sufrieron caídas en mayo con respecto a abril, 37 aumentaron y en una se mantuvieron invariables.


"La creciente oferta en el mercado y la caída de las transacciones han ejercido cierta presión a los promotores inmobiliarios, lo que ha llevado a algunos a reforzar las promociones y a ajustar sus estrategias de precios", indicó el organismo en un comunicado.


En la capital china, Beijing, los precios crecieron un 0,69% entre abril y mayo hasta los 33.472 yuanes por metro cuadrado (US$ 5.400) mientras que en Shanghái cayeron un 0,43% y se situaron en los 32.388 yuanes por metro cuadrado (US$ 5.200).


Si se compara con el mismo mes del año anterior, los precios la vivienda nueva en China subieron un 7,84% de media.


Los datos de este informe coinciden con los que proporciona el Gobierno chino que, a pesar de que no ofrece una cifra ni un porcentaje global de variación de precios para el conjunto del mercado inmobiliario del país, también indican cierto enfriamiento del sector en las principales urbes chinas.


En los últimos años, las autoridades chinas han puesto en marcha varias medidas para controlar el alza de los precios de la vivienda ante el peligro de la creación de una temida burbuja inmobiliaria.


Algunas de las medidas de control han incluido restricciones a la compra de segundas y terceras viviendas o el aumento de los impuestos a las transacciones inmobiliarias.