EMOLTV

Efecto crisis en Ucrania en mercado bursátil: ¿Qué tipo de acciones chilenas son las más expuestas a la evolución del conflicto?

Ante la incertidumbre que genera tanto la duración como la magnitud del ataque ruso, analistas advierten sobre los efectos que ello tendría en el precio de materias primas y las cadenas logísticas mundiales.

03 de Marzo de 2022 | 08:00 | Por Ignacia Munita C., Emol
imagen
El Mercurio
Ha pasado una semana desde que Rusia inició un feroz ataque contra Ucrania, desencadenando una ola de volatilidad e incertidumbre en los mercados que se ha hecho sentir en todo el mundo.

La incesante ofensiva militar desplegada por Putin mantiene las dudas en torno a la duración y magnitud que tendrá el conflicto, lo que repercute directamente sobre los precios de materias primas en los que Moscú y Kiev tienen un rol importante, como petróleo, gas y trigo.

De hecho, el crudo Brent de referencia mundial ha ganado un 11% en los últimos días, subiendo por encima de los US$110 el barril ante las preocupaciones por escasez de oferta y las sanciones financieras impuestas por Occidente, que han ido en aumento con el correr de los días.

Todo lo anterior hace más atractivos los activos percibidos como refugios seguros, lo que tiende a dañar a las monedas de países emergentes y fortalece, por ejemplo, al dólar, que se ha valorizado en las últimas sesiones y a nivel local bordea los $810.

En contraparte, las grandes plazas bursátiles del globo han registrado retrocesos importantes tras la invasión rusa, y si bien las principales bolsas europeas rebotaron este miércoles, con alzas de 0,69% para el DAX de Fráncfort; de 1,59% para el CAC de París; de 1,36% para el FTSE 100; de 1,62% para el Ibex 35 y de 1,50% para el Euro Stoxx 50, lo cierto es que la situación continúa siendo incierta, debido a la guerra en Ucrania, y en un escenario de alta inflación.

El caso chileno

Y la Bolsa de Santiago no se queda atrás. Luego de caer un fuerte 2,19% este martes, el IPSA –principal indicador de la plaza local- se acopló a la tendencia internacional y cerró sus operaciones del miércoles con una importante alza de 1,18%, hasta los 4.487,37 puntos.

Ello deja en evidencia, de acuerdo a Arturo Frei, gerente general de Renta4, que "la mayor incertidumbre implica que las personas postergan sus decisiones de compra de bienes durables. Al no haber certeza de cómo será el mañana, las personas prefieren mantener la liquidez y postergar todas aquellas decisiones de consumo en que se necesita un determinado nivel de confianza".

"Las empresas al estimar que los consumidores postergarán sus decisiones de compra prescindibles, también postergan sus decisiones de inversión, por lo tanto, la estimación de flujos futuros baja", acotó.

En ese sentido, consultado por las acciones chilenas que están más expuestas a los vaivenes de la guerra en Ucrania, Frei detalla que los papeles más propensos a registrar bajas son aquellas "ligadas al consumo prescindible, tales como Andina o CCU, seguidas de las empresas de retail, donde vemos que aquellas donde su rentabilidad proviene del sector supermercados son más defensivas que las que concentran sus ventas en tiendas por departamento. En este sentido Cencosud es mucho más defensiva, porque entre el 45% a 48% de su rentabilidad proviene del sector supermercados".

Para dar cuenta, entre las acciones que aglutina el IPSA, algunas de las principales caídas de este miércoles las anotaron Falabella (2,80%), Cencoshop (1,21%) y Ripley (0,83%).

Por su parte, Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, plantea, en primer lugar que, si bien "la exposición de la economía chilena es reducida en comparación a economías como la americana y europea en general", el incremento en los precios de materias primas tales como el petróleo "se traducen al día de hoy en un costo en los combustibles en el ámbito local".

En ese sentido, Campos postula que "los procesos de producción interna podrían experimentar dificultades, llegando a afectar al costo mismo de producción debido a la utilización del oro negro, y por ende un aumento en los precios minoristas, traduciéndose en menores márgenes de ganancias en una economía que ya considera un crecimiento menor respecto a los doce últimos meses".

"A su vez, el valor del dólar podría significar una dificultad más que considera un aumento en los precios de los productos importados a nivel mundial, dejando en evidencia que el retail podría experimentar retrocesos importantes respecto a las expectativas que se tenían para el presente año", agregó

"A su vez, el valor del dólar podría significar una dificultad más que considera un aumento en los precios de los productos importados a nivel mundial, dejando en evidencia que el retail podría experimentar retrocesos importantes respecto a las expectativas que se tenían para el presente año"

Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets
Dicho contexto implica, a su juicio, que "acciones del sector exportador podrían sufrir pequeños altibajos debido a la volatilidad e incertidumbre mundial”, pese a que “el mercado chileno no tiene una alta exposición al conflicto que se desarrolla actualmente al este de Europa".

Para el operador de renta variable de Vector Capital, Jorge Tolosa,"para el caso de Chile, los efectos se dan en términos más bien indirectos, en acciones más focalizadas en su desarrollo al área de materias primas, como es el caso de SQM y de CAP principalmente, pero más bien en la idea de que con el conflicto, se ven alterados las exportaciones de esos países y por tanto ese efecto se refleja en un alza de los precios de los productos que ambas empresas trabajan".

Mientras que Vito Sciaraffia, CEO de la plataforma de inversiones globales Altafid, sostiene que "el aumento de costos que traería un precio del petróleo más alto en el largo plazo afectará de manera distinta a las empresas, pues algunas tendrán más capacidad que otras para traspasar esos aumentos a precios finales y mantener sus márgenes, sin sacrificar mucho en ventas".

"En términos más específicos, las disrupciones en las cadenas de suministro de materias primas provenientes de Rusia y Ucrania beneficiarán a quienes puedan actuar como sustitutos", subrayó.
Luego, indicó que, en el caso chileno, "las empresas siderúrgicas podrán vender más caro si los precios del hierro siguen escalando, aunque por otro lado sus costos subirán si el precio del petróleo no vuelve a sus niveles pre-conflicto".

Proyecciones

Respecto del impacto de la crisis Ucraniana, Frei asegura que "es difícil proyectar cuánto pueden llegar a caer, pues va a depender del encarecimiento de las cadenas logísticas que afectan el precio de los productos finales, así como del tipo de cambio, cuya alza se ve amortiguada por el alza que está evidenciando el precio del cobre, nuestro principal producto de exportación".

Según Campos "los riesgos no son significativos", considerando que "hoy el escenario político-económico local tiende a ser más relevante y condicionar el panorama a mediano-largo plazo".

Con todo, sí señala que "la interconexión de los mercados nos obligan a mirar con cautela la evolución de estos, por lo que podríamos llegar a considerar caídas de un 10% en el caso que el conflicto se extienda y empresas de transporte como lo pueden llegar a ser aerolíneas, resientan los costos sobre el petróleo y obliguen a revisar una caída en los márgenes de ganancia y recuperación; teniendo en cuenta que el mercado ya es delicado producto de la pandemia".