EMOLTV

Marcel dice que con indicaciones royalty sería menor al de Perú y Australia: "Se asegura un retorno sobre el capital relevante"

En contraparte, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) calificó de "preocupantes" las modificaciones presentadas por el Ejecutivo, y advirtió que estas pueden afectar la competitividad del sector.

26 de Octubre de 2022 | 17:00 | Por Ignacia Munita C., Emol
imagen
El Mercurio
El ministro de Hacienda, Mario Marcel, asistió a la comisión de Minería del Senado para explicar los alcanes de las indicaciones que el Ejecutivo ingresó al proyecto de royalty, mediante el cual se busca elevar la contribución que realizan las empresas del sector minero a la recaudación fiscal a través del pago de impuestos.

En concreto, las modificaciones buscan establecer un impuesto ad valorem de tasa plana de 1% para la gran minería del cobre, cuya explotación supere las 50 mil toneladas, excluyendo a la mediana minería.

En caso de que el margen operacional sea negativo, no habrá pago de este gravamen. También se modifica la escala de tasas para aplicar el impuesto en función del margen operacional de las empresas mineras, las que fluctuaran entre un 8% y 26%.

Frente a esto, el jefe de las finanzas públicas aseguró que con los ajustes propuestos la carga tributaria del nuevo royalty para las empresas mineras sería similar al de otros distritos mineros de importancia, como lo son Perú y Queensland, en Australia.

"Vemos que con esta metodología se obtiene una carga tributaria para Chile que pasa del 33,4% a 39,8% para un precio del cobre de US$3,74 la libra, que está levemente por debajo del 40,5% de Perú y también de levemente por debajo del 40,2% para Queensland, Australia",dijo Marcel, tras presentar los diversos escenarios en que se ha calculado la implementación de este royalty.

"Se asegura que la industria mantenga un retorno sobre el capital relevante, que sigan siendo atractivos los proyectos. En términos de carga tributaria, quedaríamos levemente por debajo de Perú, especialmente para precios más bajos del cobre, también similar al caso de Queensland en Australia. De manera que estamos bastante confiados en que este es un esquema que equilibra bastante mejor el objetivo de recaudación, con el objetivo de mantener la oportunidad de desarrollo para la industria minera en Chile", acotó.

En esta línea, el ministro (s) de Minería, Willy Kracht, dijo que en la cartera están conformes con esta propuesta, ya que a su juicio no daña la competitividad de Chile como distrito minero, y que fue trabajada en conjunto con diversos actores.

"Estamos bastante confiados en que este es un esquema que equilibra bastante mejor el objetivo de recaudación, con el objetivo de mantener la oportunidad de desarrollo para la industria minera en Chile"

Mario Marcel, ministro de Hacienda
"Estamos bien conformes con la propuesta que estamos presentando, porque permite aumentar la recaudación, pero a la vez, no queda duda de que no pone en riesgo el desarrollo futuro de la industria, y mantiene a Chile como un país competitivo para el desarrollo de proyectos mineros", indicó Kracht.

Marcel remarcó además que la recaudación con este nuevo royalty en régimen sería de 0,61 puntos del PIB, estimando para 2025 los primeros aportes de esta nueva tasa.

La crítica de la industria

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Jorge Riesco, afirmó que las indicaciones presentadas por Hacienda al proyecto de royalty minero son preocupantes, por cuanto la propuesta mantiene la tasa ad valorem que se aplicaría a producciones sobre 50.000 toneladas, aunque fijándola en 1%.

"Si es aprobado este proyecto con estas indicaciones, las grandes empresas mineras en nuestro país quedarían con tasas impositivas altas y muy por sobre otros países mineros, como Perú y Australia, lo cual afectará duramente nuestra competitividad", aseveró.

Con todo, Riesco valoró las conversaciones que la industria sostuvo con las autoridades de Hacienda, especialmente el ministro Marcel. "Debemos reconocer que fuimos recibidos y escuchados por el ministro de Hacienda. El diálogo fue franco y fluido, pero creo que no ha sido totalmente fructífero, dados los resultados, al conocer las indicaciones presentadas por el Ejecutivo", dijo.

También estimó positivo que el Gobierno haya acogido algunos planteamientos de la industria minera en relación al proyecto, corrigiendo algunos aspectos que introducían distorsiones. Destacó la apertura aconsiderar como gasto la depreciación en la determinación de la Renta Imponible Operacional Minera Ajustada (RIOMA); la eliminación del precio del cobre en el cálculo de la tasa efectiva sobre RIOMA; la supresión de la discriminación entre contribuyentes con producción mayor a 50 mil toneladas y superior a 200 mil toneladas en la aplicación de las tasas del componente ad valorem.

"Contemplan supuestos de producción que en la práctica no se han materializado y vemos con escepticismo que se contemplen tasas de crecimiento de 3% o más cuando la realidad indica que la producción se encuentra estancada en los últimos 18 años y en particular el año 2022 caerá del orden del 5 a 6%"

Jorge Riesco, presidente Sonami
No obstante, el titular de Sonami estimó insuficientes los anuncios del ministerio de Hacienda. "Resulta preocupante que no hayamos podido convencer a la autoridad de la inconveniencia que tiene para la minería de nuestro país la aplicación de un royalty ad valorem, el que naturalmente no relaciona el resultado operativo de la empresa con la carga tributaria", agregó.

"Dependiendo de la base de cálculo que se tome, las tasas efectivas que se proponen nos dejarían totalmente fuera de comparación con otros países, como Australia, Canadá y el mismo Perú, que tienen cargas tributarias no superiores al 45%. Hay un alto riesgo de perder flujos de capital para futuros proyectos y seguir perdiendo competitividad. El diálogo existió y ha sido franco, pero no totalmente fructífero. Estamos preocupados que podamos cometer un error y queremos ayudar al gobierno a sacar un buen proyecto que permita que ninguna empresa caiga y que ningún proyecto no se materialice", señaló Riesco.

Expuso que las indicaciones presentadas por Hacienda, "contemplan supuestos de producción que en la práctica no se han materializado y vemos con escepticismo que se contemplen tasas de crecimiento de 3% o más cuando la realidad indica que la producción se encuentra estancada en los últimos 18 años y en particular el año 2022 caerá del orden del 5 a 6%".

"La implementación de estas medidas, podrían tener un impacto en la producción y alcanzar las tasas de crecimiento que el Ejecutivo está contemplando", concluyó.