Frente Amplio de Uruguay: El bloque multipartidista que Revolución Democrática busca replicar en Chile

Tras dar cuenta de su distanciamiento con la Nueva Mayoría, el movimiento de izquierda pretende formar una nueva coalición, calcando la exitosa fórmula del conglomerado uruguayo que cumple 12 años en el poder.

30 de Mayo de 2016 | 12:02 | Por Valentina Salvo U., Emol
SANTIAGO.- Tras la salida de parte de sus dirigentes del Gobierno, Revolución Democrática ha iniciado el proceso de búsqueda de una nueva coalición: "un Frente Amplio democrático".

Así lo anunciaron dirigentes del movimiento liderado por Giorgio Jackson, quienes además expresaron que el objetivo es reunir a fuerzas de izquierda que están fuera del bloque oficialista, como los movimientos Alternativa Democrática, el Partido Progresista (PRO) de Marco Enríquez-Omninami y la Izquierda Autónoma. Esta última, protagonista de un quiebre con el diputado Gabriel Boric, hasta hace poco miembro de sus filas.

La referencia directa es al Frente Amplio de Uruguay, unión de los partidos de centro-izquierda del país y la coalición a la que pertenece el actual Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y el ex Mandatario José "Pepe" Mujica.

Su origen


Su origen se remonta a 1971, específicamente el 5 de febrero. Líderes políticos progresistas se reunieron para fundar la nueva unión de la izquierda uruguaya. Desde entonces, dicha fuerza política ha crecido y hoy abarca la mayoría en ambas cámaras del Congreso y se mantiene como bloque oficialista desde hace 12 años.

Los principios de la formación los expresó en el primer acto público del FA el general Liber Seregni, presidente del bloque hasta 1994: "Tengo la sensación y la emoción de haber asistido a un acto verdaderamente histórico, que concreta en la formación del Frente Amplio, el renacer de un pueblo y la estructuración de un movimiento auténticamente popular por profundamente antiimperialista, de claro sentido de liberación nacional para alcanzar la verdadera justicia social y una democracia auténtica".

Según explicó a Emol el analista internacional Roberto Durán, la coalición logró enfrentar una dura ley de partidos, donde tres cuartos de la población favorecían a dos conglomerados: el Partido Colorado y el Blanco, tradicionales y principalmente liberales. "Es un sistema de partidos muy especial, único en América Latina, donde podían caber distintas posiciones ideológicas en un mismo partido", aseguró.

Al crearse, el grupo integró a pequeños partidos izquierdistas y de centroizquierda ya establecidos como el Socialista, Comunista, Demócrata Cristiano, entre otros, y a sectores más progresistas provenientes de los partidos tradicionales. Además, convocó a ciudadanos independientes. "Eran partidos muy minúsculos que no tenían la posibilidad de lograr mayor respaldo ciudadano, sino a través de una alianza electoral (…) es una alianza multiideológica, multipartidaria y producto de una ley de partidos políticos que era muy restrictiva", comentó Durán.

Durante la dictadura uruguaya que se prolongó desde 1973 hasta 1985, el Frente Amplio continuó operando desde la clandestinidad. Muchos militantes fueron detenidos, torturados y encarcelados por años. Así, se convirtieron en la más importante fuerza opositora del régimen.

Sus referentes y legado


Pero fue 2004 cuando la historia del Frente Amplio realmente cambió. En las elecciones presidenciales de ese año, el entonces aspirante Tabaré Vázquez logró romper el ciclo bipartidista y se adjudicó el 50,45% de los votos. Con ello, se convirtió en el primer y único Presidente de Uruguay en ser electo en primera vuelta.

A partir de 2005, tras asumir el poder, comienza una nueva etapa en la formación; su desempeño en el Gobierno se ve marcado por profundas reformas sociales y económicas, que buscaban sacar a Uruguay de la profunda crisis en la que se encontraba sumergido.

"Uruguay es un país próspero hasta finales de los años 50. Cambia esta situación brutalmente durante las décadas de los 60 y 70, y se agudiza una crisis económica y social bastante fuerte (…) El Frente Amplio es un grupo muy parecido a la Concertación chilena y logra instaurar una serie de reformas político-social que han levantado económicamente al país después de un letargo", indicó el experto.

Estas reformas se vieron potenciadas posteriormente por el Ejecutivo liderado por José Mujica, otro de los grandes referentes de la coalición que llegó al poder en 2010. Vásquez retornó a la presidencia en 2015, consolidando el tercer mandato del bloque.

Así, desde 2005 a 2015 el sueldo mínimo nacional aumentó de 2.050 pesos uruguayos a 10.000 (de 65,76 a 320,8 dólares). En tanto, las distintas políticas sociales han logrado disminuir los niveles de pobreza en gran medida. Según la CEPAL, en 2010 y 2014 Uruguay fue el país con la mayor baja en este punto, con una caída de 14,9%.

Es este el modelo que pretende replicar Revolución Democrática en Chile. Sin embargo, para el analista Roberto Durán, aquella posibilidad tiene una tarea difícil. "Es inimitable, cada país tiene su realidad. Repetir lo que fue el Frente Amplio, que fue en una circunstancia muy especial, tan especial como fue el de la Concertación, ya no se vuelve a repetir", sentenció.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores