Protestas feministas: Los movimientos contra el abuso y la desigualdad de género que se han tomado la escena mundial

La Confech organizó una marcha para exigir protocolos que sancionen los casos de violencia sexual en universidades. Una convocatoria que se suma a la oleada de iniciativas y movilizaciones en torno al respeto de los derechos de la mujer en todo el planeta.

16 de Mayo de 2018 | 08:02 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol
Aton
SANTIAGO.- La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) convocó para hoy una manifestación en pro de una "educación no sexista", ante la inexistencia de protocolos de operación de los establecimientos universitarios respecto de los casos de abusos sexuales.

La movilización viene a sumarse a la marcha organizada por el movimiento "Ni Una Menos" que el viernes pasado convocó a miles de personas que se desplazaron por la Alameda de Santiago para pedir, entre otras cosas, "una ley integral que asegura a las mujeres y niñas una vida sin violencia".

Ambas movilizaciones se enmarcan en un escenario en el que las causas feministas se han tomado las redes sociales y las calles tanto en Chile como en el mundo. Un movimiento social detonado por diversos escándalos públicos sobre abusos sexuales, desigualdades salariales, acoso laboral y crímenes en desmedro de la mujer.

Movilización mundial contra el abuso

Uno de los últimos sucesos que han remecido la opinión pública a nivel global y que desencadenó una serie de movimientos y protestas fue el de "La Manada", el caso judicial español en el que cinco sujetos fueron acusados de violar en grupo a una joven de 18 años durante las celebraciones de San Fermín en 2016.

El juicio provocó la ira de la sociedad no solo por la gravedad de los hechos, si no que por la sentencia de los jueces que decidieron condenar a los inculpados por "abuso sexual" y no por violación. La respuesta fueron miles de personas en las calles de diversas ciudades del país bajo la consigna "Yo te creo" y solicitando la petición de inhabilitación de los jueces y la modificación del Código Penal español, en el cual se resguarda la decisión judicial.

Pero los españoles están lejos de ser los únicos. Cientos de mujeres se manifestaron en abril pasado en Mumbai, India, con el fin de pedir justicia para Ashifa Bano, de ocho años. Según la investigación policial, la niña fue drogada y violada por un grupo de hombres que la asesinaron después de varios días de tortura. El hecho ocurrido en la región de Cachemira a comienzos de 2018, provocó la furia de la población musulmana a la cual pertenecía la menor y las protestas se expandieron por varias ciudades del país.

Otro de los casos de violencia que ha causado conmoción y provocado incluso la mediación de organismos internacionales es el de Noura Hussein Hammad. La joven sudanesa de 19 años fue condenada a pena de muerte, luego de que matara a su esposo cuando éste intentaba violarla. "Noura es una víctima, no una asesina. Noura ha sido violada por su marido", clamó la novelista sudanesa Hamour Zyada como parte de la campaña #JusticeforNoura, que ha inundado las redes sociales.

El caso de Noura da cuenta de una realidad que viven miles de niñas en Sudán, donde las familias pueden casar a menores a partir de los 10 años. En este caso, la joven fue obligada a casarse cuando tenía solo 16 años y según Amnistía Internacional, cuando ella se rehusó a consumar el matrimonio, su marido la violó con la ayuda de otros tres hombres. Cuando intentó hacerlo nuevamente, ella tomó un cuchillo y lo apuñaló. Hasta la fecha que fue publicada esta nota, más de 650 mil personas se han sumado a una petición en Change.org en rechazo a la sentencia contra Noura.

En Latinoamérica, Argentina se ha convertido en uno de los países pioneros en la lucha feminista. Luego de que una adolescente embarazada de 14 años fuera asesinada por su novio en 2015, una serie de activistas se agruparon para decir basta a los femicidios. El colectivo denominado "Ni una Menos" se expandió en la sociedad argentina y el 3 de junio de ese mismo año logró congregar a más de 150.000 mil personas en Buenos Aires, marcando la historia del país sudamericano.

Debido a su masividad, el "Ni una Menos" logró cruzar las fronteras y se convirtió en el lema de manifestaciones con el mismo objetivo en diversos países de la región, entre ellos Chile, que adaptó el movimiento a su propia realidad, también marcada por la violencia de género -en 2017 se registraron 36 femicidios- y de abusos sexuales.

Del #MeToo a la desigualdad salarial

Pero además de la indignación en torno la "violencia machista" y los abusos sexuales contra la mujer; la oleada de movimientos feministas que ha inundado diferentes sociedades ha integrado a sus demandas el acceso a una serie de derechos que considera fundamentales.

La discriminación de género en el trabajo y la desigualdad salarial fueron las dos principales consignas de la huelga general española por el Día de la Mujer, celebrada el 8 de marzo pasado. Una movilización que congregó a miles de mujeres en todo el país, quienes se ausentaron en sus trabajos, interrumpieron avenidas y obligaron a detener medios de transporte en forma de protesta.

Por otro lado, los colectivos feministas en Argentina han agregado un nuevo objetivo a su lucha: la legalización del aborto libre. Una discusión que divide profundamente a la sociedad trasandina y que se ha vuelto a tomar la opinión pública desde que a comienzos de este año una serie de protestas obligaran al Parlamento a abrir por séptima vez el debate legislativo sobre un proyecto de ley al respecto.

En Estados Unidos, Hollywood se ha vuelto el centro de las demandas feministas. El mundo de las estrellas estuvo marcado en 2017 por escándalos de abuso y acoso sexual y laboral perpetrados por importantes personajes como el productor Harvey Weinstein. Casos que motivaron movimientos mundiales denominados #MeToo y Time's Up.

Sin embargo, hoy la discusión ha dado un nuevo paso: 82 mujeres, entre ellas artistas y directoras, protestaron en la alfombra roja del Festival de Cannes, en Francia, en contra de las desigualdades salariales por género en la industria cinematográfica. Celebridades como Cate Blanchett, Marion Cotillard, Salma Hayek, Jane Fonda y Kristen Stewart participaron de la iniciativa. "Las escaleras de nuestra industria deberían ser accesibles para todos", dijo la emblemática realizadora francesa Agnès Varda.

Movimientos de esta índole han motivado a las chilenas, considerando que hasta ahora, solo 7 de las 60 universidades nacionales cuenta con protocolos para la prevención y sanción del acoso sexual. Del total, los alumnos de 15 de ellas se encuentran actualmente movilizados para revertir dicho escenario.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores