EmolTV

Plan "tolerancia cero": El origen de la política migratoria que separa a cientos de familias en la frontera de EE.UU.

La medida se remonta a los periodos liderados por los ex presidentes George W. Bush y Barack Obama con un operativo que buscaba frenar los cruces ilegales. Con la llegada de Donald Trump se radicalizó.

20 de Junio de 2018 | 09:54 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol
EFE
SANTIAGO.- Las críticas por sus rigurosas políticas migratorias no dejan de llegar al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La separación de más de 2.300 niños inmigrantes de sus padres que cruzaron la frontera sin documentos, le ha generado una crisis interna en la que incluso miembros de su propia bancada le han restado el respaldo.

El polémico plan "tolerancia cero" tiene como objetivo central, según sus asesores y autoridades, disuadir a que aquellos que poseen hijos menores a que dejen de cruzar la frontera de EE.UU. de forma irregular, puesto que corren el riesgo de que se les quite la custodia y de que los pequeños sean trasladados a refugios y centros de estancia mientras los adultos son juzgados.

La política impulsada por la administración del ex empresario republicano responde principalmente a la promesa del Mandatario por erradicar la inmigración ilegal, que desde hace años ha ido en aumento en el país norteamericano.


Los planteamientos de Bush y Obama

Quien primero entregó el enfoque de "cero tolerancia" fue el ex Presidente George W. Bush. Según consigna el diario estadounidense NY Times, en 2005 el entonces jefe de Estado lanzó el operativo "Streamline", un programa enfocado en la frontera con Texas, estado que conocía bien pues él había sido gobernador.

Ahí se indicaba que todos quienes ingresaran de manera irregular al país serían procesados como criminales y enjuiciados hasta ser deportados con especial rapidez. Tanto dio frutos, que la política se extendió por más sectores fronterizos. Sin embargo, en este plan se hacían excepciones, esencialmente para aquellos adultos que viajaran con niños; a menores de edad y a personas enfermas.

El antecesor de Trump, Barack Obama, también utilizó este programa, pero también con algunas excepciones: no le daba prioridad a aquellos que cruzaban por primera vez y las familias eran mantenidas juntas en custodia de las policías fronterizas.

Obama, no obstante, también se vio obligado a indagar en otras políticas migratorias más duras. Según relata el mismo medio, a principios de 2014 formó un equipo pluriagencial en la Casa Blanca para analizar qué tipo de medidas se debían implementar.

Fue entonces cuando entre medio de diversas medidas, también llegó la propuesta que incluía la separación de las familias en la frontera. Sin embargo, Obama decidió desecharla por considerar que cruzaba la línea y la relegó a un olvidado cajón en la Casa Blanca.

Aunque en aquel Ejecutivo descartaron la separación de familias, sí decidieron expandir la detención de éstas y abrieron nuevos centros de detención para albergar, principalmente, a mujeres y niños. Éstos eran retenidos por largos periodos de tiempo mientras sus casos eran tramitados por las autoridades pertinentes en la frontera. La medida también fue duramente criticada, pero mantenía a las familias juntas.

Con la llegada de Trump al sillón presidencial, la intención fue ampliar inmediatamente el plan "Streamline", pero eliminando de plano las excepciones antes impuestas. El clímax llegó en abril pasado, cuando se dispararon las cifras de detenciones en los cruces.

Así, Trump decidió desempolvar el plan olvidado por Obama. A diferencia de su predecesor, que se inclinaba más bien por procesos administrativos que penales, el Ejecutivo de Trump comenzó a tratar a quienes intenten entrar al país sin autorización como imputados por un crimen. Esta vez sin ninguna restricción, como lo planteaba el operativo de Bush.

Aunque no existe una política explícita que determine que los padres inmigrantes ilegales deben ser separados de sus hijos, ello es una consecuencia directa del estricto plan que determina que estos adultos son "criminales", por lo que automáticamente pierden la custodia de sus hijos mientras están detenidos y son procesados.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores