Entre aliados y quienes dudan: Las reacciones de la comunidad internacional ante el presunto ataque contra Maduro

Mientras países cercanos al Gobierno venezolano no dudaron en catalogar la explosión como un "magnicidio", naciones más cautas optaron por condenar la "violencia" sin referirse al suceso como atentado. En la oposición chilena, las posturas son disímiles.

06 de Agosto de 2018 | 10:17 | Redactado por Verónica Marín y Valentina Salvo, Emol
AP
SANTIAGO.- Seis personas fueron detenidas este fin de semana, luego del presunto ataque ocurrido durante la conmemoración del 81° aniversario de la Guardia Nacional de Venezuela. El estallido habría sido generado por un dron cargado con explosivos que fue interceptado por las fuerzas de seguridad, mientras el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, daba su discurso ante cientos de militares en Caracas.

Para el Gobierno, la explosión fue parte de un frustrado intento de "magnicidio" contra el Mandatario. ¿Los responsables? Según Maduro fue una iniciativa de la oposición venezolana apoyada por la "ultraderecha" colombiana. De hecho, señaló de forma directa al Presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a personas residentes en EE.UU.

Sin embargo, debido a la rápida acusación del jefe de Estado y a que no se presentó ninguna prueba sobre los responsables, el suceso deja diversas dudas en la comunidad internacional. Incluso, hay quienes afirman que la explosión solo está siendo aprovechada por Maduro para culpar a sus adversarios políticos.

Por ello, aunque la hipótesis del ataque fue respaldada por algunos países de línea favorable a Caracas, otros se mantuvieron al margen de la teoría esbozada por el líder venezolano e incluso evitaron tratar el incidente como un atentado.

La respuesta de EE.UU. y Colombia

Tras las acusaciones por el supuesto ataque, el Gobierno de Colombia, a través del secretario de la Presidencia, Alfonso Prada, aseguró que "los señalamientos de Maduro al Presidente Santos son los de siempre. Hay que decirle que está equivocado, que no busque fuera de Venezuela las razones para la inestabilidad de la democracia y de la economía venezolana".

Asimismo, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del Mandatario de EE.UU., Donald Trump, aseguró que podía decir "inequívocamente que no hay participación del gobierno de EE.UU. en absoluto" y sugirió que "podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido), desde un pretexto establecido por el propio régimen de Maduro, a otra cosa".

Los aliados

Las naciones cercanas al chavismo respaldaron las acusaciones sobre el presunto atentado. Desde Cuba, tanto el actual Presidente Miguel Díaz-Canel, como su antecesor, Raúl Castro, deploraron los acontecimientos y los catalogaron como "terrorismo". Por su parte, el Mandatario de Bolivia, Evo Morales, calificó la acción como un "delito de lesa humanidad".

Por su parte, Daniel Ortega, jefe de Estado de Nicaragua, que enfrenta un estallido social desde abril pasado, afirmó que los "cobardes terroristas, criminales, desesperados y vencidos en todas partes, se ensañan, pero ni pudieron, ni podrán ¡No pasarán!". Y Salvador Sánchez Cerén, líder del Gobierno de El Salvador, condenó "enérgicamente el atentado" y envió un mensaje de "total solidaridad al Gobierno de Venezuela".

Desde más lejos, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia también rechazó "el intento de asesinato" y consideró que es "categóricamente inaceptable el empleo de métodos terroristas como instrumentos de lucha política".

En tanto Turquía, país con el que Venezuela mantiene muy buenos lazos gubernamentales y diplomáticos, también enfatizó en su condena a lo que catalogó como "abominable ataque" y sostuvo que estará "al lado del pueblo hermano y amigo de Venezuela y de su Presidente Maduro, su familia y todos los miembros de su Gobierno".

Por último, Siria, país asolado por una guerra civil que lleva más de siete años y muy cercano al Gobierno de Venezuela, aseveró que este "intento de asesinato" busca "alterar la seguridad y la estabilidad" del país e Irán opinó a través de su cartera de Exteriores que el atentado contra Maduro "sirve a los intereses de los enemigos del Gobierno y el pueblo venezolano".

Los más cautos

Mientras los aliados no dudaron en catalogar el suceso como atentado, otros países fueron más cautos. Ecuador manifestó su condena al uso de la violencia "para alcanzar fines políticos, provenga de donde provenga", aunque tildó el suceso como hechos "que pusieron en peligro" a Nicolás Maduro.

Uruguay también mostró su "solidaridad con las víctimas y con sus familias", en un mensaje en el que reiteró su rechazo a todo acto ilegal de violencia con fines políticos, "independientemente de sus autores o destinatarios". Tampoco catalogó la explosión como un ataque.

Desde los países de la Unión Europea, Alemania se limitó a afirmar que "siguen de cerca la evolución en el terreno" de la situación, mientras que el Gobierno español repudió la "violencia política" y expresó que la crisis que vive el país sudamericano debe resolverse de forma "pacífica, democrática y negociada entre venezolanos, en el marco del Estado de Derecho".

Oposición chilena critica atentado

Algunos partidos políticos nacionales, específicamente de oposición, también se han manifestado al respecto. Desde el Partido Socialista, su secretario general, Andrés Santander dijo "condenar" todo tipo de acto de violencia apuntando a una "resolución pacífica de los conflictos".

Así también lo hizo el presidente del PPD, el ex canciller Heraldo Muñoz, quien recalcó que "urge una investigación que determine el origen" del presunto atentado, aunque exigió que este incidente "no sirva como pretexto para una mayor represión de la oposición venezolana".

Por su parte, el timonel del Partido Comunista, Guillermo Teillier, fue más allá y emplazó al Presidente Sebastián Piñera a condenar "este acto terrorista". En el mismo tono se manifestó el diputado del Movimiento Autonomista, Gabriel Boric, quien aseguró que "el intento de atentado" merece "repudio transversal sin matices": "diálogo y no violencia para enfrentar el difícil momento del país", sostuvo.

El Gobierno de Chile no se ha manifestado al respecto, sumándose así al silencio de otros países de la región como Argentina, Perú y Brasil, los cuales han sido férreos detractores del Gobierno de Nicolás Maduro.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores