Eduardo Bolsonaro: "En Brasil hay polarización, se hacen pocos debates y muchos ataques, algo que no veo en Chile"

El menor, pero más político hijo del futuro Presidente de Brasil, defiende el controvertido discurso de su padre y alaba el sistema económico y de consensos que hay en Chile. En conversación con Emol, confirmó además que Santiago será el primer destino internacional del futuro Mandatario tras asumir.

14 de Diciembre de 2018 | 11:54 | Por Benjamín Blanco y Tomás Molina, Emol

Eduardo Bolsonaro permanecerá en Chile hasta el lunes.

El Mercurio
SANTIAGO.- Con más de 1.800.000 de sufragios, se trasformó en el candidato al Congreso más votado en la historia de Brasil, una responsabilidad que comparte con ser el hijo del próximo Presidente de su país. Eduardo Bolsonaro llegó a Santiago ayer y su agenda –plagada de actividades con Acción Republicana de José Antonio Kast y la UDI- incluye reuniones con dos ministros: Alfredo Moreno y Felipe Larraín. ¿Su objetivo? Conocer al detalle el sistema de pensiones de Chile.

"La capitalización individual será la primera gran reforma que realizará el futuro Gobierno", comenta a Emol en un café del hotel donde se hospeda, horas antes de reunirse con el ministro de Desarrollo Social.

Pero no sólo de economía habló el abogado de 34 años, con un postgrado recién terminado en el Instituto Mises y con un paso por la policía de Sao Paulo donde trabajó en el aeropuerto de Guarulhos –"el lugar dónde se intercepta más cocaína en el mundo"-. Abordó también las acusaciones de populismo hacia su padre, su cercanía con Kast, la izquierda latinoamericana y la polarización en su país.

-¿En qué se parecen Chile y Brasil?

"Creo que son dos países que tienen su democracia, que tuvieron en su historia un período militar. Ahora son dos países -Chile un poco más adelantado-, pero Brasil ahora también, mirando para una planificación económica con la visión liberal. Ustedes aquí tuvieron la suerte de tener a los Chicago Boys durante los 80. Esa fue la base que permitió que Chile haya llegado hasta donde está. Hay otras medidas, pero la base viene del sistema de reforma de pensiones y una visión económica mucho más cercana a Estados Unidos que a Cuba, por ejemplo. Pensamos que Brasil puede ser un próximo Chile, si es que conseguimos aprobar la reforma de las pensiones. Los detalles de esta reforma será presentada probablemente en los inicios del próximo año".

-Pero en Chile los Chicago boys hicieron reforma en el contexto de una dictadura, con un gobierno autoritario. ¿Cómo conseguirán los apoyos?

"Tenemos todo para hacerlo. Un gran apoyo popular, una elección que fue un tsunami, una comunicación directa con las personas en la calles, tenemos el mejor equipo económico de todos los tiempo en Brasil. Hay una convergencia de factores que nos dejan muy animados, con mucha esperanza, de que se apruebe esta reforma de las pensiones. Sí, es un tema muy sensible, pero tenemos que clarificar a las personas que si no se hace, Brasil va a estar en una situación muy similar a la de Argentina y Grecia".

Entiendo que el sistema chileno de pensiones no es perfecto, por lo que ver también cómo hacer un sistema mejor que el chileno. Queremos tener una comunicación más cercana con Chile

Eduardo Bolsonaro
"Cuando el Presidente Temer intentó hace una reforma de pensiones no hubo una propaganda muy buena. Así que la izquierda, la oposición, consiguió construir una historia de que la reforma era mala, de que los diputados que están apoyando la reforma son personas que quieren más plata para los banqueros, que quieren poner a los brasileños a trabajar hasta los 65 años. Era una mentira. Seguramente con una propaganda mejor, los diputados tengan una visión más confortable para votar a favor".

-¿Qué le interesa abordar en las reuniones con los ministros?

"Además del tema de las pensiones, que para mí es central, he venido más para escuchar que para hablar, saber cómo es aquí el asistencialismo, cómo es el trabajo de la oposición sobre este tema. Entiendo que el sistema chileno de pensiones no es perfecto, por lo que ver también cómo hacer un sistema mejor que el chileno. Queremos tener una comunicación más cercana con Chile".

-El sistema económico en Chile fue aceptado y mejorado por Gobiernos de centro izquierda y ciertamente estas políticas requieren consenso. ¿Pueden lograr convencer a la sociedad de que se necesitan estos cambios?

"Creo que sí. En Brasil hay una polarización, se hacen muy pocos debates, no hay discusión, sino que ataques, y es un problema que no veo aquí en Chile. Ustedes son un ejemplo. Seguramente cuando mi padre proponga su reforma de pensiones la izquierda no va a debatir, va a hablar que nosotros queremos que los brasileños trabajen hasta su muerte. Cuando se empezó el debate sobre las cuotas raciales, por ejemplo, mi padre fue contrario a eso y fue tildado de racista. Si es contrario a que vídeos de hombres que besan hombres o mujeres que besan a mujeres sean exhibidos en las escuelas, es homofóbico.

"Mi padre es muy informal, y cuando fue electo yo creo que recibió una llamada de Piñera antes de una llamada de Macri, o no sé si fue Piñera, seguramente una persona cercana al Gobierno que lo invitó, y él dijo 'sí, está bueno, me voy a Chile, será mi primer país'. Pero no es un tema contra Argentina"

Eduardo Bolsonaro
Entonces, esta política de la extrema izquierda, acaba por polarizar. La minoría tiene que ser respetada, pero necesitan tener conciencia de que no se puede hacer ley para beneficiar a un 2% de la población. Yo creo que los socialistas tienen su espacio en la confección de políticas sociales, pero no en la cabeza de las políticas económicas. Con una parte muy pequeña de la oposición sí se puede conversar, pero hay una mayoría que es estridente, que no se consigue ni empezar el debate porque dice que somos racistas, sexistas, misóginos, xenófobos, racistas, fascistas, nazistas y todo eso. Este rótulo viene no para el beneficio de los brasileros, pero sí para agredir, para ponernos para abajo, para que nosotros no tengamos nuestro espacio en la política. Eso no está bueno".

-¿En esa línea, ahora que asumirá como Presidente, moderará su discurso Jair Bolsonaro?

"Pasará, pero no por un tema de que en la época electoral se puede tener algunas opiniones y después de electo se puede cambiar. La esencia seguirá la misma, pero se pasa naturalmente por ese proceso, porque ahora Jair Bolsonaro no le habla a sus electores, sino que para todo Brasil. Pero sus opiniones siguen seguras: una economía más liberal, privatizaciones de empresas públicas, posición a favor de que la población se arme, contra el aborto. En esos temas seguramente seguirá con la misma opinión".

-La ex Presidenta Michelle Bachelet fue una de las firmantes de la carta de apoyo a Lula. Ahora es Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y el Presidente Bolsonaro tendrá que relacionarse con ella.

"No pasa nada, tranquilo. Nosotros no esperamos que en todo el mundo vamos a encontrar personas que piensan similar o igual a nosotros. Eso es la democracia. Vamos a sentarnos, conversar y ver en qué está de acuerdo y discutir de una manera para seguir construyendo una democracia".

-¿Será Chile la primera visita que realice el Presidente Bolsonaro?

"Creo que sí será. Lo que pasa es que mi padre es muy informal. Tradicionalmente el primer viaje de un Presidente de Brasil es para Argentina, que siempre está ahí entre los principales socios comerciales. Hoy es el tercero, detrás de China y Estados Unidos. Pero mi padre es muy informal, y cuando fue electo yo creo que recibió una llamada de Piñera antes de una llamada de Macri, o no sé si fue Piñera, seguramente una persona cercana al Gobierno que lo invitó, y él dijo 'sí, está bueno, me voy a Chile, será mi primer país'. Pero no es un tema contra Argentina, seguramente seguiremos siendo muy buenos socios comerciales, no pasa nada con Argentina, son nuestros hermanos".

-¿Cuál es su opinión de Augusto Pinochet?

"Sé que aquí en Chile es una persona controversial. Muchos hablan por el tema de derechos humanos, otros lo elogian por su política económica, pero (José Antonio) Kast me mostró, en la Cumbre Conservadora de las Américas, algo que realmente no pasa en dictaduras: una foto de Pinochet pasando la presidencia para el primer Presidente electo en Chile. Realmente eso en dictadura no pasa".

-Fue el candidato más votado de la historia. ¿Cuál será su rol en este período legislativo?

Yo soy abogado y policía federal, ya he trabajado en la frontera con Bolivia, en el aeropuerto de Guarulhos, entonces el tema de la seguridad está muy cercano. Recién terminé una postgrado de economía liberal, entonces creo que los dos ejes que tengo son seguridad y economía. El problema es que yo también estoy en un período de transición. En mi oficina hay decenas de personas buscándome para traer los más diversos temas. Entonces me estoy adaptando para abordar las demandas e intentar solucionarlas. Si no doy cuenta de nada, acabo convirtiéndome en un diputado fracasado.

-¿Se proyecta como futuro Presidente de Brasil?

Es muy trabajoso y se pierde su privacidad totalmente. Yo hablo que no tengo la ambición, no trabajaría para intentar ser el Presidente solo para decir 'soy el Presidente, que buena vida', porque no es buena vida, es muy trabajoso. Pero si naturalmente ocurre una convergencia y las personas empiezan a pedir eso con fuerza, seguramente yo lo aceptaría como misión, pero nunca como un tema personal. No es algo que yo quiera, pero hay mucha agua para pasar por debajo de este puente.

-José Antonio Kast ha manifestado una cercanía con su padre utilizando un discurso similar. ¿Qué opinión tiene de él?

Estamos conscientes de que fuera de Brasil la imagen de Jair Bolsonaro no es tan buena por culpa de estos ataques, por ser rotulado como racista, fascista, xenófogo, sexista y todo eso. Entonces, cuando una persona viene de otro país y está cómodo con sacarse una foto a su lado, creo que son personas con coraje, como José Antonio Kast y como la senadora Jacqueline (Van Rysselbergue) y otros parlamentarios de Chile que visitaron a Jair Bolsonaro (…). Estas son las personas con las que quiero quedarme más cerca, porque son personas de coraje y que están fuera de lo políticamente correcto. Necesitamos de este tipo de personalidad para que planteemos todo lo que queremos.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores