EMOLTV

Por qué Hungría se resiste a un embargo del petróleo ruso y las posibles salidas para destrabar la medida que propone la UE

El Gobierno encabezado por Viktor Orban ha sido la principal piedra de tope para la eliminación gradual de las importaciones de petróleo y gas desde Rusia que propone el bloque europeo, debido a su gran dependencia de estos recursos que importa desde ese país y las limitantes que tiene para buscar alternativas.

11 de Mayo de 2022 | 12:35 | AP / Equipo Multimedia Emol
A medida que la Unión Europea intenta imponer sanciones sobre el petróleo de Rusia debido a la guerra en Ucrania, Hungría se ha convertido en uno de los principales obstáculos para obtener el apoyo unánime necesario entre los 27 países miembros del bloque.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, propuso la semana pasada una eliminación gradual de las importaciones de crudo de Rusia en los próximos seis meses y de los productos refinados para finales de año, para redudir la dependencia europea de los combustibles fósiles rusos y cortar así una fuente de ingresos crítica para Rusia para financiar la guerra.

Pero el gobierno nacionalista de Hungría, uno de los más amistosos con Moscú dentro de la UE, insiste que no apoyará ninguna sanción que apunte contra las exportaciones energéticas rusas. Hungría depende fuertemente del petróleo y el gas de Rusia, y dice que un boicot sería una "bomba atómica" para su economía y destruiría su "suministro de energía estable".

Von der Leyen realizó un viaje sorpresa a la capital húngara el lunes para negociar con el Primer Ministro, Viktor Orban, en un intento de salvar la propuesta, pero ningún acuerdo ha sido alcanzado. Esto es lo que hay que saber sobre las negociaciones y qué viene hacia adelante:

  • ¿Qué dice Hungría?

    Orban habla con la prensa durante su visita a Moscú en febrero de este año. | AP

    El gobierno de Hungría ha insistido que bloqueará cualquier propuesta de la UE para aplicar sanciones que incluyan el sector energético de Rusia, calificándola de una "línea roja" que se opone a los intereses de su país. Los húngaros obtienen desde Rusia un 85% de su gas natural y un 60% del petróleo.

    Orban, quien es considerado uno de los principales aliados de Vladimir Putin en la Unión Europea, ha apoyado a regañadientes otras sanciones de la UE contra Moscú, incluyendo un embargo al carbón. Pero en cada ocasión ha argumentado que este tipo de acciones finalmente causan más daño al bloque europeo que a Rusia.

    Desde que asumió el poder en 2010, Orban ha aumentado la dependencia energética de su país con Rusia, afirmando que su geografía e infraestructura hacen imposible un cierre total al petróleo ruso.

    "Dijimos que las sanciones al carbón estarían bien, porque no afectan a Hungría; pero ahora hemos llegado a una línea roja, una doble línea, porque un embargo al petróleo y al gas nos arruinaría", dijo Orban en una entrevista radial el pasado viernes.

    Este país, que no tiene salida al mar y por tanto ningún puerto, depende de oleoductos para recibir petróleo. Además, un importante programa del gobierno para reducir las cuentas de servicios básicos, depende del precio relativamente bajo de los combustibles fósiles de Rusia y es un factor clave para el apoyo político local con el que cuenta Orban.

    Convertir las refinerías y oleoductos de Hungría para que procesen petróleo de fuentes distintas a Rusia, tomaría unos cinco años y una inversión gigante, dijo Orban. Esto elevaría más los precios de la energía, provocando cortes de servicio y desempleo, agregó.

  • ¿Existe alguna posibilidad de que cambie de posición?

    Sistema de distrubición en Beregdaroc, Rusia, uno de los puntos de conexión con la UE. | Reuters

    Además de Hungría, Eslovaquia y la República Checa están solicitando un plazo de años para la eliminación gradual del petróleo ruso. La Comisión Europea ha dicho que está dispuesta a ayudar a los países que son particularmente dependientes de esta fuente de energía.

    "Reconocemos que Hungría y otros países que no tienen salida al mar, que tienen una dependencia energética significativa respecto al suministro de petróleo ruso, se encuentran en una posición muy específica que quiere que encontremos soluciones específicas", afirmó el martes Eric Mamer, vocero de la Comisión.

    Mamer advirtió que Hungría tiene "preocupaciones legítimas" respecto al suministro de petróleo y que la eliminación gradual del crudo ruso podría incluir "plazos diferenciados que correspondan a las situaciones distintas para países específicos".

    "Esta es definitivamente una de las variables, porque obviamente si estás hablando de inversión para mejorar la infraestructura, necesitas tiempo", agregó Mamer. El vocero, sin embargo, no especificó qué países podrían tener el beneficio de una implementación más lenta del embargo ni tampoco por cuánto tiempo.

    En un tuit escrito tras su reunión con Orban el lunes, von der Leyen dijo que la discusión había sido "útil para aclarar problemas relacionados con las sanciones y la seguridad energética", y afirmó que si bien se habían logrado avances, "todavía se requiere trabajo".

    El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, habló con Orban el martes sobre las "garantías" necesarias para algunos países miembros, que "están en una situación muy específica en relación al suministro por oleoductos desde Rusia", según expresaron desde la presidencia.

  • ¿Qué puede ganar Hungría?

    Ursula von der Leyen y Viktor Orban posan tras reunirse en Budapest esta semana. | Reuters

    El bloque del paquete de sanciones podría ser usado como herramienta para negociar en un conflicto distinto que existe entre Budapest y la Unión Europea.

    El bloque ha retenido un paquete de ayuda por la pandemia de US$ 8.000 millones para Hungría, debido a lo que ha estimado como medidas insuficientes anticorrupción, e inició un proceso para retener más fondos por infracciones a los principios de imperio de la ley de la UE.

    Hungría ha sido acusada de minar valores democrático al ejercer control excesivo sobre el Poder Judicial, sofocar la libertad de prensa y denegar derechos a personas LGBT.

    El gobierno de Orban niega estas acusaciones y afirma que los castigos de la UE tienen motivación política.

    Pero con la economía de Hungría tambaleando entre la alta inflación y un gran déficit de presupuesto, necesitará de ese dinero de la UE para una recuperación económica. Mientras personeros de la UE negocian con Hungría para obtener su apoyo para las sanciones contra el sector energético de Rusia, la liberación de esos fondos retenidos podría servir como una moneda de cambio.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores