EMOLTV

Su pareja ya está en España y él prepara su discurso final: Los últimos días de Alberto Fernández como Presidente de Argentina

El Mandatario dará clases durante el verano en España mientras ya tiene todo listo para, en lo inmediato, trasladarse con su perro Dylan al departamento en el que vivía antes de asumir el poder.

04 de Diciembre de 2023 | 18:15 | La Nación, GDA
imagen

Alberto Fernández planifica su salida.

AFP
El próximo sábado, un día antes de dejar el poder, Alberto Fernández podría dar su último discurso. Siguiendo una tradición que se da en muchos países del mundo, pero no en Argentina, el Mandatario saliente buscará dar su visión del "estado de el Estado", según cuentan cerca de él. Quienes lo tratan a diario aseguran que está "tranquilo" y "aliviado" después de cuatro años al frente de un gobierno en el que convivió con la permanente embestida de los propios y que termina con una economía atravesada por una inflación mensual de dos dígitos y una pobreza que superará el 40% cuando se actualicen los índices del segundo semestre.

Todavía no se sabe si Fernández grabará su discurso en la residencia oficial de Olivos o en la Casa Rosada, pero sí que buscará dar su versión de lo que deja, algo que ya viene haciendo en entrevistas con las que continuará a lo largo de esta semana. Su discurso será un día antes de que Javier Milei cuente lo que recibe. Por lo pronto, desde el círculo cercano del Mandatario cuentan que está "contento porque se está llevando adelante una transición muy buena, muy ordenada". El proceso de cambio comenzó el martes 21, cuando Milei llegó a Olivos y se saludaron cordialmente. Se habían conocido cuando el Presidente electo trabajaba en la Corporación América.

Desde entonces, Fernández pasa sus últimas horas en la presidencia rodeado de tres personas de su confianza: su amigo personal y secretario General de Presidencia, Julio Vitobello; el vicejefe de Gabinete y eventual titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Juan Manuel Olmos, y la portavoz, Gabriela Cerruti. Con ella es con quien trabaja en el discurso del 9.

El domingo, luego del traspaso de mando, Fernández volverá a dormir en el departamento del barrio porteño de Puerto Madero, propiedad del exsecretario de Medios Enrique "Pepe" Albistur. El mismo que habitó hasta convertirse en presidente, en diciembre de 2019. Precisamente desde allí salió al volante de su auto para la asamblea en el Congreso de la Nación. Volverá con su perro Dylan, mientras que los otros dos perros del Presidente quedaron al cuidado de gente cercana por un tiempo. La mudanza desde Olivos ya está prácticamente hecha y lo que queda se terminará de trasladar en los próximos días. Su mujer, Fabiola Yañez, y Francisco, el pequeño hijo de ambos, ya viajaron el viernes rumbo a Madrid, la capital española en la que se instalarán al menos los próximos meses. Fernández viajará en el correr de diciembre para sumarse a ellos y comenzar a dar clases universitarias de Derecho Penal, en instituciones que por ahora prefieren mantener en reserva.

No será algo nuevo para el Mandatario: cuando en 2008 dejó el gobierno de Cristina Fernández, del que fue jefe de Gabinete, también se fue a la capital española a dar clases. Entonces lo hizo en la Universidad de Salamanca y la Universidad Camilo José Cela, en Madrid. Casi como un déjà vu, este diciembre Fernández vuelve a dejar Buenos Aires enfrentado con Cristina, con quien no se habla desde hace meses. Una relación completamente rota.

Según aseguran cerca de él, la primera en tener trabajo allá será Yañez, que fue "contratada por una productora". En Madrid ya tienen un departamento que alquilaron por los primeros tres meses. Luego evaluarían la mudanza a algo más grande. Cuentan que en la decisión de mudarse pesó “el tener una vida normal para Francisco, que crezca como cualquier niño. Acá va a ser siempre el hijo del expresidente, para bien y para mal”.

Sobre ese viaje habló este domingo el Presidente en una entrevista con Futurock. Allí dijo que "no es verdad" que se vaya a vivir a España, sino que estará allí dando clases "seguramente los meses del verano argentino". Tampoco quiso dar certezas sobre dónde dará clases. "Cuando yo anuncié que no iba por la reelección, algunas de esas universidades (por la de Salamanca y la Camilo José Cela) y otras más se comunicaron conmigo pidiéndome ver la posibilidad de ir a España un tiempo para dar clases y para hacer unas cosas académicas", afirmó, sin entrar en más detalles.

"Les dije que tenía que esperar al final del mandato, que en ese momento no les podía contestar. Terminó el mandato y efectivamente acepté la propuesta", agregó, como si su mandato ya hubiera concluido. Para cerrar, sumó en la ecuación a su hijo Francisco y el ambiente "nocivo" que representa el país que gobernó los últimos cuatro años, especialmente para los hijos de la política. "Así que de eso se trata, y de sacarlo también a Francisco de este ambiente tan nocivo de confrontación permanente y preservarlo. Eso sí es verdad. He visto muchos casos en la política donde los hijos la han pasado muy mal por la intolerancia de otros", sostuvo Fernández. "Quiero que Francisco empiece su jardín y su proceso de socialización en un clima menos hostil que el que vive la Argentina", completó.

Al margen de la actividad académica, Fernández podría también enfocarse en la reorganización del Grupo de Puebla que integra y en otras cuestiones vinculadas a temas internacionales. En el oficialismo hay una versión compartida de que el todavía Mandatario apuntaría a sumarse a la Secretaría General Iberoamericana (Segib), el organismo internacional con sede en Madrid que actualmente está liderado por el chileno Andrés Allamand y que da apoyo a los 22 países que conforman la comunidad iberoamericana: los 19 de América Latina y los 3 de la Península Ibérica. Pese a los fuertes rumores sobre el tema, cerca de Fernández juran que "no hay nada vinculado a eso".

Sí, en cambio, aseguran que el Mandatario seguirá de cerca todo lo relativo a la Unasur y que tiene "relaciones muy fuertes" con España y México, pero resaltan que los próximos meses estará enfocado en el tema universitario, aunque también evitan dar los nombres de las entidades en las que dictará clases. Aseguran que todavía no les parece "correcto" siendo aún presidente.

Para su última semana, Fernández tiene previsto un viaje a Río de Janeiro, por la Cumbre del Mercosur, el próximo jueves 7, seguir dando entrevistas a medios locales e internacionales, en plan de "contar lo que hizo" y varios llamados con mandatarios internacionales que harán los habituales diálogos de despedida.

Mientras eso suceda, en la Casa Rosada avanzará el desembarco de La Libertad Avanza (LLA), que comenzó el viernes 24, cuando Karina Milei se reunió allí con Vitobello. Cuatro personas del equipo del futuro jefe de Gabinete, Nicolás Posee, estuvieron reunidas con Olmos, Guillermo Francos se reunió con Eduardo "Wado" de Pedro y otro técnico del espacio libertario lo hizo con Vilma Ibarra.

Además de las charlas sobre cada área, miraron las oficinas, la distribución de lugares y el funcionamiento. A menos de una semana de la llegada al poder, preparan su instalación para lo que será la nueva etapa.